avatar_default

El Tehilim es uno de los libros más bellos de la historia, escrito por el Rey David y con una poesía que ha cautivado los corazones de millones. El Salmo 114 realmente llega al corazón de forma poderosa.

De acuerdo a varias fuentes bíblicas, cada uno de los salmos tienen una función específica, que ayuda a su orador con ciertas dificultades que vivimos normalmente y en este caso, el salmo 114, sirve especialmente para agradecer a Dios.

También existen salmos para purificar el corazóncurar y mejorar la vista, así como conseguir milagros y también para agradecer a Dios.

Este Tehilim (Salmo) proviene de la traducción del Tanaj de Editorial Sinai y contiene la traducción más fidedigna del Tehilim de la Torá.


Salmo 114

(1) Cuando Israel salió de Egipto, la casa de Yaakov de un pueblo de lengua extraña.

(2) Yehudá fue Su Santuario, e Israel Su dominio.

(3) El mar lo vio y huyó. Retrocedió el Jordán.

(4) Saltaron las montañas como carneros, y las colinas como corderos.

(5) ¿Qué te duele, o mar que huyes? ¿Y a ti, Jordán, que retrocedes?

(6) ¿Y a ti, montañas, que saltáis como carneros? ¿Y a ti, colinas, (que brincáis) como corderos? 

(7) ¡Tiembla, oh tierra, ante la Presencia del Señor, ante la Presencia del Dios de Yaakov, 

(8) que transformó la roca en un estanque de agua, al pedernal en una fuente de aguas!


Contenido original de Enlace Judío. Reproducción autorizada con la mención: ©EnlaceJudíoMéxico

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


3 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí