Inicio » Destacado » “La raíz de todos estos problemas es el judío”. Atacante de sinagoga en Alemania transmitió en vivo su acto

“La raíz de todos estos problemas es el judío”. Atacante de sinagoga en Alemania transmitió en vivo su acto

Enlace Judío México e Israel – De acuerdo al material de video transmitido en vivo por el sospechoso, el ataque contra la sinagoga en Alemania ocurrió así.

“Hola mi nombre es Anon [anónimo], y creo que el Holocausto nunca pasó”, expresa el sospechoso dentro de un automóvil al inicio del sensible video transmitido en directo por la plataforma Twitch, de una duración total de 35 minutos y que fue circulado en redes sociales poco después del ataque ocurrido este miércoles en Alemania.

“El feminismo es la causa del decrecimiento en las tasas de natalidad en Occidente, que actúa como un chivo expiatorio para la inmigración masiva. La raíz de todos estos problemas es el judío”, agrega.

El sospechoso, detenido poco después, respondería al nombre de Stephan Baillet, un presunto neonazi de 27 años de edad, de acuerdo a un reporte del periódico alemán B.Z. En imágenes captadas a lo largo del ataque se le ve vistiendo una especie de casco y ropa tipo militar.

Poco después de su mensaje inicial, el sujeto deja ver para la cámara un arma de fuego, sube el volumen de la música en el vehículo y comienza a conducir hasta la entrada de la sinagoga de Halle en la avenida Humboldtstraße, al noreste de la ciudad, localizada en el oriente de Alemania. La sinagoga mantiene dentro de su demarcación un cementerio judío.

Por un total de siete minutos, según el registro del video, el atacante intentó ingresar a la sinagoga sin poder lograrlo.

Al descender del auto, en el que se aprecian en contenedores una variedad de aparentes explosivos improvisados, inmediatamente se dirige a la entrada de la sinagoga y trata de abrirla, sin éxito. “Fuck”, “Scheisse” exclama en inglés y en alemán en algunas ocasiones mientras merodea justo en la entrada a la que trata de entrar.

En seguida, toma un explosivo improvisado, va a otra puerta y trata de detonarla con aquel. Al momento de retirarse del sitio para evitar la explosión, una mujer de alrededor de 40 años que caminaba en dicha calle le exclama al agresor, “¿Debe de ocurrir esto justo cuando voy caminando por aquí?” El sujeto reacciona inmediatamente y la mata a tiros por la espalda. Poco después, vuelve a rematarla. Se trata de una de las dos víctimas mortales del ataque.

Luego de amenazar con disparar contra un conductor que bajó de su auto al ver la escena, que terminó por salir ileso, el sujeto trata de nuevo de entrar a la sinagoga emitiendo disparos con una escopeta contra la entrada del recinto, de nueva cuenta sin éxito.

Después, toma varios de los explosivos improvisados y los lanza hacia el interior de los muros de la sinagoga, que aparentemente cayeron en las áreas del cementerio, antes de huir en el auto y mostrar un aparente enojo por su fallido intento de ingreso. “Lo siento chicos”, dice en inglés a los usuarios que veían la transmisión en vivo.

Según relató a medios alemanes el líder de la comunidad judía de Halle, Max Privorotzki, desde el interior de la sinagoga lograron avistar y ver las acciones del sujeto desde las cámaras de vigilancia del recinto. Entre 70 y 80 personas se encontraban al interior del templo, con motivo de Yom Kipur, al momento de la agresión.

Luego de huir, el sospechoso se dirigió hacia el restaurante turco Kiez Döner en la avenida Ludwig-Wucherer-Straße, a unos 500 metros de la sinagoga, donde arrojó un explosivo improvisado y efectuó el segundo homicidio. Salió del local, regresó al auto, y volvió a salir hacia la calle, donde efectuó algunos disparos contra transeúntes y regresó de nuevo al local para disparar de nuevo contra la víctima mortal en el sitio.

Minutos después, un vehículo de la Policía local aparece en dicha avenida, contra el que el sospechoso efectúa algunos disparos desde una considerable distancia, antes de volver a subir a su vehículo y huir a toda prisa. El sujeto se quita la cámara que mantenía colocada en el casco, y en los últimos minutos de la grabación solo se escucha su huida de la zona en el auto, con algunos segmentos de movimientos abruptos en el que se logra ver su rostro, o prácticamente nada hasta la culminación de la grabación.

Poco después, Stephan B. terminó por ser detenido por las autoridades.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *