Juntos venceremos
lunes 22 de julio de 2024

La “abuela del graffiti” alemana multada en Iom Kipur por pintar corazones sobre esvásticas

Enlace Judío México e Israel.- Una mujer alemana de 74 años que pasó tres décadas pintando sobre graffiti neonazis fue declarada culpable de daños a la propiedad y multada con unos $ 330 por pintar corazones sobre graffiti que decían “NS-Zone” (Zona Nazi) en la ciudad central alemana de Eisenach.

La multa de 300 € fue entregada a Irmela Mensah-Schramm el miércoles pasado, Iom Kipur, el mismo día en que un pistolero alemán neonazi intentó ingresar a la sinagoga en Halle, a dos horas en auto, y masacrar a los judíos que estaban adentro, no pudo hacerlo y mató a tiros a dos transeúntes cercanos. Mensah-Schramm también recibió la orden de pagar las costas judiciales.

Mensah-Schramm, una ex maestra nacida en Stuttgart, es conocida como la “abuela del graffiti” por su trabajo activista pintando sobre graffiti extremistas, o retocándolos y enmendándolos para transmitir significados positivos.

Fue declarada culpable el miércoles de pintar corazones sobre el graffiti de la “Zona Nazi” cuatro veces en diciembre pasado, luego de que un residente local la filmara y presentara una denuncia policial contra ella.

Mensah-Schramm, quien dijo que apelaría el veredicto, rechazó un compromiso ofrecido por el tribunal que decía que podía hacer una contribución a organizaciones benéficas locales en lugar de pagar la multa. Tal arreglo sería una admisión de culpa, dijo. “No hice nada malo“, dijo Mensah-Schramm a una emisora ​​local.

Mensah-Schramm ha recibido numerosos premios y elogios, informó el domingo el Telegraph de Gran Bretaña, incluida la Medalla al Mérito Federal, el Premio de la Paz de Gotinga y el Premio Jochen Bock para el Valor Civil en Erfurt. “Durante la afluencia de refugiados de 2015, la Sra. Mensah-Schramm reemplazó el ‘Merkel muss weg’ (Merkel debe irse) que aparece con frecuencia con ‘Merke! Hass weg’ (¡Recuerda! ¡Fuera el odio!)“, dijo el Telegraph.

Rasgué la primera calcomanía en 1986, en una parada de autobús frente a mi casa“, dijo Mensah-Schramm a la Associated Press cuando la describió en 2011. La calcomanía exigía “Libertad para Rudolf Hess” – el diputado de Adolf Hitler, quien en ese momento todavía estaba vivo y en prisión en Berlín. “La calcomanía estuvo allí todo el día y no pude entender por qué nadie más la quitó: la gente puede ser tan ignorante“, dijo.

Desde entonces, Mensah-Schramm se ha encargado de limpiar la propaganda neonazi garabateada por los skinheads y otros grupos de derecha. Ella se llama a sí misma la “dama de la limpieza política de la nación” y dice que ha quitado decenas de miles de pegatinas.

Dijo que ver insultos racistas rociados en las paredes de la capital alemana con su atroz pasado nazi la enfurecía y sintió la responsabilidad personal de hacer algo al respecto.

La libertad de expresión termina donde comienza el odio y el racismo“, dijo Mensah-Schramm.

Desde su retiro en 2006, Mensah-Schramm, que trabajó ayudando a estudiantes con necesidades especiales, ha trabajado para rastrear y eliminar la propaganda nazi en la capital alemana, Berlín y más allá.

Irmela Mensah-Schramm de Berlín pintando sobre un cartel de la esvastica en una calle del distrito Schoeneweide de Berlin en 2011. Durante los últimos 30 años, Irmela Mensah-Schramm ha caminado por las calles de Berlin y otras ciudades para pintar o quitar pinturas, pegatinas o consignas de neonazis de paredes, farolas y otros lugares. (Foto AP / Markus Schreiber)

Antes de que desaparezcan las consignas racistas, documenta todo y toma fotos de todas las “cosas malas” que ha encontrado. Ella guarda varias carpetas con cientos de calcomanías que exigen que “los extranjeros salgan“, “judíos al horno” o “Sieg Heil“, el infame saludo utilizado por los nazis.

Algunos transeúntes aplauden espontáneamente a Mensah-Schramm cuando ven su respuesta popular al graffiti neonazi, pero otros se molestan.

Si bien es ilegal en Alemania expresar la ideología nazi en palabras o imágenes, la policía dice que no siempre es legal quitar el graffiti, porque el proceso puede dañar o destruir la propiedad de otras personas.

Los grupos de Skinhead han publicado burlas sobre ella en línea y varias veces los propietarios la han denunciado a la policía. Hasta la semana pasada, nunca había sido castigada por sus acciones.

Los neonazis y el personal de seguridad privada me han acosado y golpeado más de una vez“, dijo Mensah-Schramm, y agregó que ha renunciado a pedir ayuda a la policía “porque rara vez me ayudan de todos modos y ni siquiera eliminan las consignas racistas si les digo que lo hagan“.

Mensah-Schramm, que no es judía, dijo que a pesar de que las nuevas calcomanías o graffiti a menudo aparecen nuevamente poco después de que se los quita, nunca renunciará a su trabajo.

Irmela Mensah-Schramm retratada en una calle del distrito de Schoeneweide de Berlín. (Foto AP / Markus Schreiber)

Puedo ser la mujer más loca de toda Alemania“, dijo. “Pero la única forma de deshacerse de esos nazis es trabajar constantemente contra ellos“.

Fuente: The Times of Israel / Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Comunidad Enlace Judío

¿Nuestro periodismo es importante para ti?
¿Confías en Enlace Judío para una cobertura precisa y oportuna en este momento?
En ese caso, únete a la comunidad Enlace.
A partir de $100.00 MXN al mes, podrás:

  • Apoyar a nuestros periodistas independientes que trabajan las veinticuatro horas del día
  • Ser reconocido como parte de nuestra comunidad una bendición semanal
  • Acceso a contenido exclusivo
  • Acceso a eventos exclusivos, en caso de haberlos
  • Servicio de noticias instantáneas sobre Israel y el mundo judío a tu celular, así como a nuestras transmisiones en vivo.

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈