Inicio » Comunidad » Tres apasionados reconstruyen la historia de los judíos ashkenazitas en San Luis Potosí

Tres apasionados reconstruyen la historia de los judíos ashkenazitas en San Luis Potosí

Enlace Judío México e Israel – El sábado 28 de septiembre se presentó el libro Los judíos ashkenazitas en San Luis Potosí. Las familias, de Homero Adame, Jesús Garza Herrera y Emilio Borjas, ante un abarrotado espacio de la librería “Rosario Castellanos”, en el marco de la FILJU 2019.

Sandra Karchmer de Mitrani compartió con Enlace judío el texto íntegro con que presentó el libro. Lo reproducimos a continuación:

“Y ahí le digo, de mi tierra sí se cuentan muchas leyendas…. pero uno pos ya no se las sabe bien porque pos uno no va para allá tan seguido y uno se hace acá de la vida de la capital y pos deja de contar cosas”, da testimonio el Sr. Efrén Santana, taxista radicado en CDMX. en la leyenda “Dos Sirenas” de Homero Adame, maestro y “arqueólogo de la palabra”. “Arqueólogo de la Conciencia Colectiva” le llaman los que ya conocen de él.

Emilio Borjas, escultor, historiador e investigador de profesión. Jesús Garza Herrera, ingeniero industrial, geneólogo apasionado. El libro Judíos Ashkenazitas en San Luis Potosí es una auténtica investigación de la oralidad de campo sobre esas historias que enriquecen la cultura y la identidad. Lo peculiar de esta obra, además del extraño interés de los autores, es su protagonista: se llama “Memoria Colectiva”, y en las 360 paginas se disfraza de 36 nombres difíciles de pronunciar.

Sin ser necesariamente protagónico, poco a poco va develando los sucesos, como se refieren los autores en esta obra que hoy presentamos, de una “casi” comunidad, que albergó a inmigrantes judíos en un continente nuevo y diferente, en todas sus expresiones.  Es él quién nos va dictando la trama de esta historia ¿potosina?, ¿judía?, ¿judía potosina?, mexicana, a fin de cuentas; historia con una pequeña dosis de confusión como lo describe Jesús Garza Herrera en el prólogo.

Y es que la memoria colectiva se esfuma con el tiempo: “Hay que recuperar, mantener y transmitir la memoria histórica, porque se empieza por el olvido y se termina con la indiferencia” dice José Saramago. Agradezcamos hoy, y siempre, a esta terna de autores, quienes consiguen resucitar, casi de forma real, el pasado de las personas que, traídos por un familiar, en búsqueda de algún conocido o simplemente aventurados en nuevas tierras, llegaron, vivieron y después se fueron; el pasado de una parte de nuestra actual comunidad; el pasado del presente de muchos de los que hoy estamos aquí reunidos.

Con inclinación genuina y espontánea, son los tres una alquimia donde se conjuran los elementos: interés, profesión y pasión. ¿Por qué llegaron?, ¿dónde vivieron y crecieron?, ¿quién se casó con quién? y finalmente ¿por qué se fueron? son las respuestas que nos otorga el protagonista que ahonda en sus recuerdos y remembranzas.

Hoy quiero agradecer ante los aquí presentes, el honor de estar en esta mesa junto a los autores de esta obra. Cuando Homero me invitó a participar, sabía él y sabía yo que no podría decir que no. Desde aquel primer mensaje (en el que casi no sabía articular bien las palabras ni los apellidos) en el que me pedía referencias acerca de un tal Sr. Samuel Karchmer, que de niño había residido en San Luis Potosí, que era hijo de Haya y sobrino de Raquel, me atrapó como buen polizonte.

Accedí a responder un poco insegura y dudosa de por qué alguien tenía ese tipo de información personal acerca de mis antecesores, y desde aquel momento incierto, un develar de reuniones y llamadas dieron cabida a una amistad que creció a partir de un interés común. Él quería saber y yo quería saber.

Muchas gracias por haberme hecho parte de este proyecto de “identidad”. Les deseo la mayor de las suertes en este primer tomo de tres, Las familias. Al público, le deseo que lo compren, lo lean y lo resguarden. Los libros que sobreviven al paso del tiempo son fondo editorial de la humanidad.

 

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *