Inicio » Noticias » Israel » Periodista de la AP: Debemos ayudar a los judíos a salir de Israel, regresar a sus países

Periodista de la AP: Debemos ayudar a los judíos a salir de Israel, regresar a sus países

Enlace Judío México e Israel.- La idea del periodista fue concebida por primera vez por Mahmoud Abbas en un folleto titulado “Necesitamos un Keren Hayesod árabe“. 

LEON SVERDLOV

En un artículo publicado en el diario de la Autoridad Palestina (AP) al-Hayat al-Jadida, un periodista llamado Muwaffaq Matar llamó a adoptar la idea de establecer una fundación árabe que ayudaría a los judíos originarios de países árabes, conocidos como “mizrajim”, desencantados con Israel a regresar a sus países de origen, informó el Instituto de Investigación de Medios de Oriente Medio (MEMRI, por sus siglas en inglés) la semana pasada.

Según MEMRI, Matar respaldó una idea concebida por primera vez por el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, también conocido como Abu Mazen, en un folleto publicado por él en 1982, titulado “Necesitamos un Keren Hayesod árabe“, en referencia a la organización sionista que alentó la inmigración judía a Palestina a principios del siglo XX.

Abbas revisó la actividad del movimiento sionista después de Theodor Herzl, el fundador del sionismo moderno, con énfasis en la organización Keren Hayesod, que se estableció en 1920 para recaudar fondos para alentar la inmigración judía a Palestina y consolidar el asentamiento judío allí“, escribió. “Abbas concluyó el folleto declarando que Keren Hayesod había cumplido su propósito y que Israel ya no hacía ningún uso de él. Sin embargo, abogó por establecer un ‘Keren Hayesod árabe’ que ayudara a los judíos a abandonar Israel“.

Los judíos originarios de países árabes y sefardíes emigraron a Israel en las décadas de 1950 y 1960, principalmente debido a los actos de violencia contra miembros de sus comunidades.

El joven Estado de Israel, que no estaba listo para absorber una gran cantidad de refugiados judíos, cuyo número era cercano a 900,000, instaló a los inmigrantes de países árabes y sefardíes en las áreas periféricas del país, principalmente el desierto del Neguev en el sur.

La crisis económica que siguió y la difícil situación económica de los inmigrantes, así como los reclamos de prejuicio y discriminación contra los mizrajim, generaron muchas especulaciones sobre el trato a los refugiados por parte del “establecimiento sionista” y el gobernante Partido de los Trabajadores de la Tierra de Israel (MAPAI). El resentimiento de los judíos del Cercano Oriente en el estado creció y estalló en forma de un pequeño levantamiento en Haifa en 1959, conocido como los disturbios de Wadi Salib, y el movimiento de las Panteras Negras israelíes en la década de 1970. La erudita israelí Ella Shohat, nacida de inmigrantes iraquíes-judíos, escribió sobre esos temas en su artículo “Sefardíes en Israel: el sionismo desde el punto de vista de sus víctimas judías” publicado en 1988.

Según MEMRI, Abbas escribió que el movimiento sionista había atraído a los judíos a Palestina con mentiras y falsas promesas, y que sus vidas no habían sido más que “dolor, dificultad, ansiedad y pérdida“, alegando que muchos de ellos ahora deseaban huir de Israel, y que ayudarlos a hacerlo beneficiaría a la causa palestina.

Matar escribió que el Movimiento Sionista empujó deliberadamente a los mizrají, a quien llamó “árabes judíos“, fuera de sus países de origen al aumentar el miedo al antisemitismo, alegando que para hacerlo Israel había instigado acciones terroristas contra los judíos en el mundo. Se ha especulado mucho sobre el papel de Israel en la partida de los judíos de los países árabes después de la fallida Operación Susannah, también conocida como Asunto Lavon, en la que la inteligencia militar israelí reclutó a judíos egipcios para llevar a cabo una serie de ataques terroristas de bandera falsa contra objetivos civiles occidentales.

Los ataques, cometidos por la Unidad 131 de Israel en 1954 antes de la crisis de Suez de 1956, se atribuyeron a la Hermandad Musulmana, los comunistas egipcios y los ‘nacionalistas locales’ con el objetivo de crear un clima suficiente de inestabilidad, haciendo que Francia y Gran Bretaña conserven su fuerzas en el canal de Suez.

Fuente: The Jerusalem Post / Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *