Inicio » Opinión » Literatura » XIX Feria Internacional del Libro del Zócalo

XIX Feria Internacional del Libro del Zócalo

Enlace Judío México e Israel.- La XIX Feria Internacional del Libro del Zócalo cumplió una vez más su proyecto de vida en el ámbito de la Literatura y de las Artes del país y del extranjero.

BECKY RUBINSTEIN

El nombre de los foros es sugestivo, como el Foro Libertad y De perfil. Resaltó, sobre todo, el Foro de Editoriales Independientes, cada vez más frecuentes. La Chula, Foro Móvil llamó la atención a los asistentes, fascinados con el original y juguetón nombre. Lo mejor de todo –a nuestro parecer– fue la lectura de poesía, así como el tema de la migración que a todos preocupa y ocupa. Y para los amantes del arte se creó el taller de estampado de imágenes y poesía. La música, en sus variantes, resultó un verdadero agasajo, como el concierto de inauguración con Triciclo Circus Band, y el recital de flauta con Horacio Franco…

El lunes 14 de octubre a las 18 horas –dentro de Café Literario Balún Canán- se presentó Colección de mujeres poetas “Reloj de Aceite” con la participación de Artemisa Téllez, Grissel G. Estrada, Becky Rubinstein y Hortensia Carrasco. Moderó Roberto Nava. La temática fue disímbola, plural: lo mismo se trató de la familia, del eros como fuerza capital de la mujer, en el caso de Rubinstein, de mujeres en pose teatral en lo cotidiano, con rosas azules como símbolo clave, poesía basada en las imágenes de Jesús Camacho Morelos, periodista, además de artista plástico, hijo del célebre Pedro de Urdimalas, compositor y guionista estrella.

Rescatamos de Tornasueño de Hadas Costureras dos versos clave: “De acuerdo a afanosas hadas costureras, hay que reinventarse a cada puntada.” Cabe mencionar el importante papel de Adriana Tafoya, competente editora, además de poeta.

La editorial Trajín –comandada por Arturo Texcauhua– presentó Un parlanchín de flores, de Becky Rubinstein, colección de hai-kús –de acuerdo a la autora– “un poema mínimo de máximo alcance. Tres renglones bastan y sobran para capturar un mundo a color, con texturas y ritmo sin igual”. Como ejemplo, tenemos: “Parlanchín irredento/ parla y parlará/ en cualquier momento. / La ilustración estuvo a cargo de Sharon y Liora (hija y nieta de la autora).

Por cierto, el viernes 11 a las 17 horas, se presentó Tertulia discriminación con Alejandra Hass, Jacobo Dayán y Nadine Gassman.

El sábado 19 la editorial Delirio –comandado por Rubén Mendieta– presentó la traducción del idish –lengua de los judíos ashkenazis –al castellano de Meksikaner Temes, Temas mexicanos…y nos convertimos en migrantes de Moisés Rubinstein Badash. Presentó Marcos Daniel Aguilar, así como la destacada escritora Orli Guzik, quien habló tanto del desarraigo, como del arraigo, por ejemplo, en el habla, valores costumbres, entre un gran etcétera.

Se rescataron las acertadas palabras de la historiadora e idishista Natty Gurvich de Ockon acerca de Meksikaner Temes, que “llega a nosotros y rescata muchos aspectos de nuestra memoria”, y citó a Antoine Berman, para quien traducir es a la vez habitar el idish, la lengua del judío migrante. Rescatamos un fragmento de A México –homenaje al país que inspiró a don Moisés Rubinstein: “Te conocí en mi noche, en la noche azulina apoyé mi pie en tu tierra, mientras oteaba las estrellas que pendían sobre mi cabeza, como para alcanzarlas con la mano.”

Entre paréntesis se agradecen los foros para la presentación de títulos recién salidos del horno y no tanto…muchos ya clásicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *