Enlace Judío México e Israel – En 1998, cuando el conflicto israelí-palestino se encontraba en un punto álgido, el líder Yasser Arafat proclamó el Estado palestino, lo que supuso toda una nueva oleada de conflictos que continúan hasta la fecha. 

 

 

 

Durante la Primera Intifada, en 1987, las agresiones iban y venían de manera repetitiva, hasta que sucedió un hecho sin precedentes. El olvidado líder palestino Yasser Arafat quiso tomar el protagonismo de este conflicto y el 15 de noviembre de 1988 declaró el Estado palestino. La parte exitosa de esta declaración es que aceptaba la existencia del Estado de Israel, lo preocupante es que este nuevo Estadopalestino exigía como su capital a la Ciudad de Jerusalén. En enero de 1989, la Organización de las Naciones Unidas recibió a Yasser Arafat.

Mientras Yaser Arafat se erigía como líder de la causa palestina, la violencia seguía su curso. Un soldado israelí llamado Ilan Saadon fue asesinado por el grupo terrorista Hamás; en respuesta, las Fuerzas de Defensa de Israel lograron arrestar en mayo de 1989 al líder fundador de esa organización, Ahmed Yassin, a quien enjuiciaron y condenaron a cadena perpetua. Los palestinos enfurecieron al ver a uno de sus mayores líderes capturados y en julio de 1989 realizaron uno de los mayores atentados: hicieron explotar una bomba en un camión israelí. El resultado fueron 16 inocentes asesinados. En 1990, un judío llamado Ami Popper atropelló a y mató a siete palestinos. A tres años de haberse iniciado la Intifada, la violencia era constante y continuamente se incrementaba.

Ente tantos disturbios, el ala derecha judía vio una oportunidad de cumplir un anhelo religioso ancestral y en octubre de 1990 ingresaron al Monte del Templo para colocar la piedra fundacional que marcaría el inicio de la construcción del Tercer Templo. Los judíos religiosos fueron detenidos por el ejército israelí, sin embargo, este hecho logró que 3,000 palestinos se aglutinaran en la zona y lanzaran piedras a los judíos que se encontraban en el muro de los lamentos.

Altercado que de nuevo dejó heridos y muertos.

La reconstrucción del sagrado Templo sin duda es un anhelo judío ancestral, sin embargo, intentar poner una simbólica piedra fundacional durante la Primera Intifada sólo abrió un nuevo frente de batalla.

 

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Israel no está solo

En la batalla de la información, estamos al frente
Llegamos a 8 millones de personas al mes
Únete a la defensa del único Estado Judío
Se parte de la Comunidad Enlace Judio

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈