avatar_default

Enlace Judío México e Israel – El líder del Estado Islámico Abu Bakr Al-Baghdadi se suicidó al verse acorralado por el ejército estadunidense. ¿Será su muerte el fin de la organización y las causas por las que ha cometido tantas atrocidades? 

El Estado Islámico es una organización terrorista que se consolidó en 2014 y en su posterior desarrollo se apoderó de grandes territorios de Irak y Siria, dejando la frontera de ambos países prácticamente borrada del mapa y creando lo que fue conocido como el Estado Islámico.

Esta organización terrorista musulmana de tipo suní, logró captar la atención internacional con sus decapitaciones transmitidas en medios de comunicación y sus múltiples ataques terroristas.

Según el gobierno estadounidense, el líder del Estado Islámico Abu Bakr Al-Baghdadi murió en fechas recientes en territorio sirio, debido a que, acorralado por el ejército norteamericano, se inmoló para evitar ser apresado. Este hecho representa un gran paso para Estados Unidos y para todo aquel que se ha sumado a la lucha contra esta organización terrorista, el mismo Trump no tardó en protagonizar el anuncio de tan importante noticia.

Sin embargo, la muerte de un líder tan importante no representa el final de una organización terrorista, pues la historia nos ha enseñado que cuando una idea está viva, líderes pueden surgir y morir sin amenazar los objetivos de una organización terrorista.

Ahora, Baghdadi quedó en el pasado pero su lugar no permanecerá vacío: alguien retomará el liderazgo y la lucha continuará su camino.

También es cierto que el Estado Islámico ha perdido la mayor parte de su territorio, pero lo peligroso de dicha organización no era el territorio que ocupaba, sino la idea de odio procedente del Islam radical que tanto amenaza a la comunidad internacional. Para planear un atentado terrorista no se requiere un corporativo grande y establecido, con algún lunático en cualquier parte del mundo que tenga un poco de iniciativa, es suficiente para cometer un trágico atentado terrorista.

La muerte del líder Abu Bakr Al Baghdadi sin duda puede ser algo positivo, pero en el camino contra el terrorismo todavía hay mucho que recorrer.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí