Enlace Judío México e Israel.- Es posible que lo haya oído antes: una controversia que involucra a una potencia extranjera podría amenazar el futuro de la presidencia de Trump

Donald Trump es objeto de una investigación de juicio político sobre las acusaciones de que solicitó ayuda de Ucrania de manera inapropiada para aumentar sus posibilidades de reelección.

Pero la historia es rápida y compleja. Vamos a desglosarla.

En primer lugar; ¿Cómo funciona un proceso de juicio político?

La acusación es la primera parte, las acusaciones, de un proceso político de dos etapas por el cual el Congreso puede destituir a un presidente de su cargo. Si la Cámara vota aprobar artículos de juicio político, el Senado se ve obligado a celebrar un juicio.

Un voto en el Senado requiere una mayoría de dos tercios para condenar. Tal como están las cosas, es poco probable dado que el partido de Trump controla la cámara. Improbable, pero no imposible.

La historia hasta ahora:

Trump dice que llamó a su homólogo ucraniano Volodymyr Zelensky el 25 de julio para felicitarlo por su reciente victoria electoral. Zelensky, una ex estrella de televisión sin experiencia política, fue elegido presidente en una victoria aplastante en abril.

Pero un denunciante anónimo, reportado como funcionario de la CIA, sintió que había algo más serio en su conversación. Presentaron una queja formal el 12 de agosto explicando por qué estaban tan preocupados. En su carta, el denunciante admitió que no habían presenciado directamente la llamada, pero dijo que las explicaciones compartidas por otros funcionarios habían pintado una imagen coherente.

Por contexto, se informa que alrededor de una docena de personas han escuchado la conversación, incluido el Secretario de Estado Mike Pompeo.

La queja del denunciante alega que el presidente usó “el poder de su oficina para solicitar la interferencia de un país extranjero” en las elecciones presidenciales del próximo año (más sobre esto más adelante). También alegan que los funcionarios de la Casa Blanca estaban “profundamente perturbados” por la llamada y actuaron para “bloquear” todos los detalles de la misma.

Es importante tener en cuenta que la llamada se produjo días después de que Trump bloqueara $ 391 millones (£ 316 millones) en ayuda militar a Ucrania. Los críticos argumentan que esto se utilizó como moneda de cambio para presionar al nuevo gobierno en Kiev, pero Trump lo niega.

En medio de la creciente controversia, Trump prometió publicar una “transcripción completa, completamente desclasificada y sin redactar“, dijo que probaría que la llamada había sido “totalmente apropiada“.

Pero los detalles revelados por la Casa Blanca fueron notas de la conversación. No era un relato completo, literal, e hizo poco para calmar la espiral de controversia. La denuncia del denunciante se hizo pública poco después. La transcripción de la llamada mostró que Trump había instado a Zelensky a investigar acusaciones de corrupción desacreditadas contra el ex vicepresidente Joe Biden, un candidato demócrata de 2020, así como sobre el hijo de Biden.

Trump y sus aliados han sugerido que Biden, como vicepresidente de Barack Obama, alentó el despido del máximo fiscal de Ucrania en 2015 porque había estado investigando una compañía de energía que empleaba a Hunter Biden. En ese momento, al trabajar de cerca con entidades de propiedad extranjera mientras su padre estaba en la Casa Blanca, Hunter Biden fue criticado por dejar a su padre expuesto a sugerencias de un posible conflicto de intereses. Pero no ha surgido evidencia de que Biden haya tomado alguna medida para beneficiar intencionalmente a su hijo.

Hunter Biden niega haber actuado mal. Los funcionarios en Kiev han dicho que no hay evidencia para apoyar las acusaciones.

Joe Biden (Credito de la foto: Reuters)

Trump ha señalado un alarde que hizo Biden en 2018 sobre cómo, como vicepresidente, había amenazado con retener mil millones de dólares en ayuda de Ucrania a menos que el fiscal fuera despedido.

Pero la motivación es clave aquí. Biden quería que lo eliminaran precisamente porque no estaba tomando medidas enérgicas contra la corrupción. Y el vicepresidente no estaba actuando solo, sino más bien como el punto focal de una campaña anticorrupción más amplia en Ucrania respaldada por el gobierno de EE. UU., los aliados europeos y el Fondo Monetario Internacional.

Que Trump presionara a un líder extranjero para que investigue las acusaciones desacreditadas contra Biden es significativo. Esto se debe a que Biden es el favorito actual para ganar la nominación demócrata y, de ser elegido, sería el hombre que enfrentará a Trump para la presidencia en noviembre de 2020.

Como Biden es su mayor rival para la presidencia, se extiende a Trump las afirmaciones de que estaba trabajando con una potencia extranjera para influir en las elecciones. Esto, crucialmente, va contra la ley.

Los demócratas han lanzado una investigación formal de juicio político y no han escatimado tiempo en ponerse a trabajar. Varios funcionarios han sido llamados a declarar, incluido el enviado especial del gobierno de EE. UU. en Ucrania, Kurt Volker, quien ha entregado un tesoro de mensajes de texto y otras comunicaciones relevantes.

El embajador interino en Ucrania, Bill Taylor, también le dijo al Congreso que Trump había condicionado la liberación de la ayuda militar a que Ucrania abriera una investigación sobre los negocios de Biden. También dijo que había “un canal irregular e informal de formulación de políticas de Estados Unidos” en el país en general. La Casa Blanca niega que este fuera el caso.

El abogado personal del presidente, Rudy Giuliani, fue citado por documentos relacionados con Ucrania. Giuliani ha sido central en impulsar las acusaciones contra los Biden. El secretario Pompeo también recibió una citación.

¿Cuándo podría haber un voto sobre el juicio político en sí?

El presidente del Poder Judicial de la Cámara de Representantes, Jerry Nadler, dijo que es “posible” que se realice una votación en su comité sobre los artículos de juicio político antes de Navidad. Después de la votación de ese comité, los artículos, si se aprueban, reciben un estatus especial en el hemiciclo y se requiere una mayoría simple de legisladores votantes para aprobarlos.

Este voto pleno de la Cámara sería el voto para destituir al Presidente. Sin embargo, si la Casa Blanca y los demócratas no pueden ponerse de acuerdo sobre los documentos y los horarios, es probable que haya demoras. Cuanto más se acerquen los demócratas al presidente, más complicada será su investigación.

Fuente: Arutz Sheva – Reproducción autorizada con la mención: ©EnlaceJudío

 

Comunidad Enlace Judío

¿Nuestro periodismo es importante para ti?

¿Confías en Enlace Judío para una cobertura precisa y oportuna en este momento?

En ese caso, únete a la comunidad Enlace.
A partir de $100 MXN al mes, podrás:

  • Apoyar a nuestros periodistas independientes que trabajan las veinticuatro horas del día
  • Ser reconocido como parte de nuestra comunidad con una bendición semanal
  • Acceso a contenido exclusivo
  • Acceso a eventos exclusivos, en caso de haberlos
  • Servicio de noticias instantáneas sobre Israel y el mundo judío a tu celular, así como a nuestras transmisiones en vivo.

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈