Inicio » Mujer Judía » Premio MAP 2019 a Becky Rubinstein por su cuento de alebrijes

Premio MAP 2019 a Becky Rubinstein por su cuento de alebrijes

Enlace Judío México e Israel.- El cuento “Alibruja y su media docena de alibrujitas”, de Becky Rubinstein, obtuvo el segundo lugar del Decimotercer Concurso de Cuento sobre Alebrijes 2019 que organiza el Museo de Arte Popular (MAP).

Alebrijes, catrinas, calaveras recordaron que la muerte es eterna y que hay que disfrutar el paso por la vida” –escribe Georgina Olson- en Comunidad de Excélsior. Por el Paseo de la Reforma caminó al Mictlán Chilango, capitalinos y turistas de varios países se dieron cita para disfrutar las tradiciones mexicanas más arraigadas: la de honrar a los muertos de manera festiva, los vivos se alistan para recibir a sus difuntos y recordarlos con aquello que más les gustaba en vida.

Paralelamente, en el Museo del MAP se premió a escritores de cuento sobre el tema de moda, los Alebrijes –monstruos derivados del sueño pesado, de las pesadillas de don Pedro Linares — creador de alebrijes de todos tamaños y “sabores”, mezclas inauditas, desconocidas y por conocer, arte que define a México –y en específico
al suelo oaxaqueño– monstruos nacidos del papel periódico y cartón moldeado en gusto del creador y de sus allegados, inspirados en el colorido alegre y vibrante propios del país –rosa mexicano, violeta, turquesa, verde limón, color berenjena… y por añadidura el negro y el blanco en dosis considerables… como para unos ojos y unas pestañas gigantescas.

Según parece, los alebrijes nacieron en un taller del Barrio de la Merced en el año de 1936, parientes de las tradicionales piñatas –decembrinas o no—en Oaxaca destaca la familia Fuentes, con Julia Fuentes, como estandarte.
Becky Rubinstein –autora judeo-mexicana, especialista en la LIJ –literatura Infantil y Juvenil– recibió el Segundo Lugar en cuento … Agregamos, por su cuento “La alibruja y su media docena de alibrujitas”, texto que acentúa: el amor por los críos, sean varones o hembras; la fidelidad y la amistad, y el deseo de borrar de la faz de
la tierra al Mal con mayúsculas, frente al bien, a veces en minúsculas.

La premiación se llevó a cabo en las instalaciones del MAP, localizado en la antigua estación de bomberos, edificio monumental que alberga el arte de México, desde la memoria de las culturas del pasado, hasta el presente.

El MAP es digno de aplausos… Su museografía es de primera, así como la divulgación del arte popular de un país que invita al cambio. Obviamente para bien…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *