avatar_default

Enlace Judío México e Israel.- Cuando más de 100 personas mueren en encendidas protestas por el alza del precio del gas, la República Islámica alega una conspiración liderada por Washington

JON GAMBRELL

Mientras caía una lluvia fría en un suburbio de la capital de Irán el miércoles, mujeres engullidas por chadores negros y hombres con chaquetas verdes de estilo militar caminaron junto al ataúd cubierto con la bandera de un miembro de la Guardia Revolucionaria, una de las más de 100 personas que murieron en protestas en todo el país, publica The Times of Israel.

Un gemido bajo se elevó entre las mujeres cuando pasaron junto a los restos quemados de los edificios incendiados en el caos que comenzó el viernes. Los dolientes no culparon de la muerte del miembro de la Guardia al gobierno de Irán, que aumentó los precios de la gasolina en medio de problemas económicos generalizados a medida que el acuerdo nuclear de Teherán con las potencias mundiales se derrumba.

En cambio, quienes estaban en el funeral culparon a los Estados Unidos.

América, qué vergüenza por tus conspiraciones“, gritaban. “¡La sangre de nuestra juventud gotea de tus garras!

Hombres iranies queman una bandera estadounidense durante una protesta en apoyo del gobierno y del lider supremo de la republica islamica, el ayatola Ali Jamenei, en la ciudad noroccidental de Ardabil el 20 de noviembre de 2019, cuando el presidente Hassan Rouhani dijo que la gente del pais habia derrotado una conspiracion enemiga detras de una ola de violentas protestas callejeras. (STR / AFP)

Desde acusaciones de extranjeros en manifestaciones hasta reclamos de participación de fuerzas externas, el gobierno de Irán ha estado culpando a todos los demás por la violencia desatada después de aumentar el precio mínimo de la gasolina en un 50%.

Esos reclamos han sido amplificados por canales de televisión y radio controlados por el estado, los únicos locutores permitidos, después de que la interferencia en antenas parabólicas ilegales pero ampliamente toleradas ha empeorado e Internet ha sido bloqueado desde el sábado.

Irán aún no ha ofrecido cifras definitivas de los muertos, heridos o arrestados en los disturbios. Amnistía Internacional dijo el martes que creía que al menos 106 personas habían sido asesinadas, con el número de muertos posiblemente superior a 200. La misión de Irán ante las Naciones Unidas cuestionó la cifra como “acusaciones infundadas“, aunque una oficina de la ONU dijo que temía que los disturbios pudieran haber matado a “un número significativo de personas“.

Informes iraníes sugirieron que los disturbios provocaron daños y pérdidas por casi medio billón de dólares para el país.

La interrupción del servicio de Internet y la interrupción de la comunicación dificultaron a los iraníes hablar con el mundo exterior. La cantidad de videos en línea de los disturbios también se ha secado, como resultado del bloqueo de Internet.

Los iraníes salen a las calles en apoyo del gobierno y lider supremo de la Republica Islamica, el ayatola Ali Jamenei, en la ciudad central de Arak, al suroeste de la capital Teheran, el 20 de noviembre de 2019 (STR / AFP)

El hecho de que Internet todavía esté cerrado solo indica que, a pesar del uso intensivo de la violencia, las fuerzas de seguridad no han podido aplastar con éxito los disturbios“, dijo Ali Fathollah-Nejad, miembro visitante del Brookings Doha Center.

En el periódico de línea dura Kayhan, el editor en jefe Hossein Shariatmadari alegó el miércoles que Estados Unidos, Israel, Francia y Arabia Saudita apoyaron las manifestaciones. El periódico dirigido por Shariatmadari, quien fue designado por el Líder Supremo Ayatolá Ali Khamenei, describió la “represalia” como un derecho legítimo para Irán.

Es posible ponerlos de rodillas imponiendo fuertes daños financieros y militares“, escribió el periódico. “Los enemigos han vivido en una casa de cristal y sus centros militares y económicos sensibles y estratégicos son fácilmente accesibles“.

No ofreció ninguna sugerencia sobre cómo podrían ocurrir las represalias, aunque Irán disfruta del apoyo de las fuerzas de poder en todo el Medio Oriente y se ha enfrentado cada vez más a los Estados Unidos este verano en medio del colapso del acuerdo nuclear un año después de que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, retirara a Washington del acuerdo de 2015.

El presidente de Iran, Hassan Rouhani, habla en una reunion publica en la ciudad de Rafsanjan, en la provincia de Kerman, suroeste de Iran, el 11 de noviembre de 2019. (Oficina de la Presidencia irani via AP)

Las protestas se producen cuando también se realizan manifestaciones en Irak y Líbano, dos naciones clave para la influencia regional de Irán. En Siria, otro país apoyado por Teherán, Israel dijo que atacó docenas de objetivos iraníes cerca de Damasco el miércoles, ataques que, según un grupo de monitoreo, mataron al menos a 23 personas.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Irán convocó el miércoles al embajador suizo, el representante de Estados Unidos en Teherán, para quejarse de lo que describió como intervención de Estados Unidos en los asuntos de la República Islámica.

El portaaviones USS Abraham Lincoln, que había estado en el Mar Arábigo durante meses por esas tensiones, navegó a través del Estrecho de Ormuz el martes, dijo la Marina de los EE. UU..

En los suburbios de Teherán, la gente describió a los asaltantes en los disturbios como moviéndose rápidamente, algo mencionado por otros. Las estaciones de servicio y los bancos, tanto privados como estatales, sufrieron graves daños, según The Times of Israel.

Todo sucedió en segundos“, dijo la ama de casa Maliheh Qorani en el vecindario occidental de Teherán en Teherán. “Docenas de hombres jóvenes y organizados rompieron las ventanas del banco y arrojaron (bombas de gasolina) al edificio“.

Los dolientes iranies asisten al funeral de Morteza Ebrahimi, un comandante del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islamica, que fue asesinado en violentas manifestaciones que estallaron en Iran la semana pasada contra un aumento sorpresivo del precio de la gasolina, el 20 de noviembre de 2019 en la ciudad central irani de Shahriar. (Aatt Kenare / AFP)

Se pudo observar una fuerte presencia policial en los vecindarios más recientemente afectados por las protestas. Sin embargo, la gente parecía estar más cómoda saliendo a la calle de lo que había estado desde que comenzaron los disturbios.

El presidente relativamente moderado de Irán, Hassan Rouhani, cuya administración dijo que presionó por el aumento del precio de la gasolina para pagar más ayuda a los pobres, declaró el miércoles la victoria en los disturbios, culpando a “los sionistas y los estadounidenses” por la violencia.

Nuestra gente salió victoriosa en diferentes incidentes y frente a los complots de los enemigos“, dijo Rouhani.

Culpar a los extranjeros por problemas domésticos es una tradición de décadas en Irán, que se remonta incluso a la época de Shah Mohammad Reza Pahlavi. En los meses previos a su abdicación y a la Revolución Islámica de 1979, el sha y su gobierno culparon a los rebeldes respaldados por los soviéticos por los disturbios en ese momento. Otros vieron la mano de Moammar Gadhafi de Libia, militantes palestinos o Israel.

Lo mismo se oyó en el funeral de Morteza Ebrahimi, un joven miembro de la Guardia Revolucionaria paramilitar de Irán. Los manifestantes dispararon y apuñalaron a Ebrahimi en los disturbios y murió en un automóvil que había sido comandado para llevarlo al hospital, dijeron sus amigos al sitio web de noticias de línea dura Raja News.

Los dolientes iranies asisten al funeral de Morteza Ebrahimi, un comandante del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islamica, asesinado en violentas manifestaciones que estallaron en Iran la semana pasada contra un aumento sorpresivo del precio de la gasolina, el 20 de noviembre de 2019 en la ciudad central irani de Shahriar. (Atta Kenare / AFP)

Una procesión fúnebre pasó por las calles del suburbio de Shahriar en Teherán, con su ataúd en la parte trasera de un camión. Carteles de Ebrahimi, barbudos y sonrientes, posados ​​sobre guirnaldas de flores.

Un camión en el frente llevaba una pancarta con las caras de Jamenei y el difunto ayatolá Ruhollah Jomeini que decía: “Proteger los valores islámicos y revolucionarios, así como alabar a los mártires, es el trabajo más importante” pasó junto a un edificio que casi fue arrasado por los disturbios.

Estas personas se han reunido aquí para decir en voz alta a la arrogancia y los hipócritas del mundo y aquellos que desean asestar un golpe a nuestro sistema de gobierno que comprendan que la sangre de mártires se ha derramado por este país“, dijo Mohammad Reza Rezaei, Un hombre que acompañaba la procesión fúnebre. “Uno de esos mártires es Ebrahimi, quien defendió este sistema hasta la última gota de su sangre“.

Añadió: “Estamos aquí para anunciar que resistiremos también hasta la última gota de sangre y apoyaremos el sistema de gobierno”.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

 

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí