Inicio » Destacado » Trump firmará orden ejecutiva para combatir antisemitismo en universidades

Trump firmará orden ejecutiva para combatir antisemitismo en universidades

Enlace Judío México e Israel – El presidente Donald Trump tomará una medida para hacerle frente al antisemitismo sufrido por estudiantes judíos en instituciones de educación superior estadounidenses, sobre todo, por parte de propalestinos.

Trump firmará mañana un decreto destinado a combatir el antisemitismo que ocurre en los campus de instituciones educativas de EE.UU., según fuentes gubernamentales consultadas por el periódico The New York Times.

El decreto, de acuerdo a The New York Times, considerará a los judíos de EE.UU. como una nacionalidad, no solo una religión, lo que permitirá al Departamento de Educación aplicar el Título VI del Acta de Derechos Civiles de 1964, que lo faculta para retener fondos estatales a instituciones educativas que discriminen a estudiantes por raza, color u origen nacional.

El mecanismo de sanción contra las escuelas no incluye la discriminación por religión, es por ello que Trump reconocerá a la población judía norteamericana como una con un origen nacional en específico para poder aplicar la medida mencionada.

De esta manera, los estudiantes judíos que se sientan acosados o atosigados por antisemitismo podrán quejarse ante la administración de la institución educativa, que a la vez considerara si los actos conforman o no el fenómeno.

La orden ejecutiva incluirá dentro de su texto la definición de trabajo de antisemitismo manejada por el Departamento de Estado, que es a la vez la promovida por la Alianza Internacional del Recuerdo del Holocausto, que califica al antisionismo como una forma expresa del fenómeno.

Según The New York Times, la orden ejecutiva ha sido impulsada por el yerno y asesor principal de Trump, Jared Kushner, judío y nieto de sobrevivientes del Holocausto.

A la firma en la Casa Blanca se espera la asistencia de algunos legisladores republicanos, entre los que se encuentra Tim Scott de Carolina del Sur, James Lankford de Oklahoma, y el representante Doug Collins de Georgia.

Un alto funcionario gubernamental comentó al periódico israelí The Jerusalem Post que, en su consideración, la agenda anti-Israel de organizaciones y grupos estudiantiles esconde un verdadero antisemitismo.

“Comenzamos a centrarnos en este tema a fines del invierno/primavera de este año, cuando nos alarmamos francamente por un aumento de la retórica antisemita, incluso desafortunadamente de las principales figuras políticas”, dijo el funcionario.

“Observamos los datos, y vimos que había habido un aumento en los incidentes antisemitas, y comenzamos un proceso de política para determinar físicamente lo que podíamos hacer al respecto”, agregó.

La decisión de Trump llega después de que el Departamento de Educación ordenó a la Universidad de Duke y a la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill a que reescribieran su programa de estudios en Medio Oriente por lo que consideró una currícula sesgada contra Israel.

Trump abordó el pasado sábado el tema del antisemitismo en los campus estadounidenses durante su discurso en la Cumbre Nacional del Comité Israelí Americano, realizada en Florida.

“Tristemente, el [movimiento] BDS ha hecho su camino en los campus de universidades estadounidenses, ¿saben eso, no?”, dijo Trump a la audiencia reunida al momento de criticar el boicot contra Israel, antes de invitar a dar unas palabras sobre el tema a la joven judía mexicana Adela Cojab.

Junto con otros compañeros pro-Israel de la Universidad de Nueva York, de donde recientemente se graduó, Cojab levantó en abril pasado una queja contra la institución por lo que llamaron “antisemitismo extremista” en el campus escolar, en la que invocaron el Título VI del Acta de Derechos Civiles de 1964.

De acuerdo al grupo de peticionarios liderados por Cojab, la organización estudiantil Estudiantes por la Justicia en Palestina hostigó dentro del campus a los estudiantes a favor de Israel, en tanto que las autoridades escolares hicieron caso caso omiso a estas actividades, lo que generó un ambiente hostil para ellos, aseguraron.

“Fui notificada que mi caso fue aceptado por el Departamento de Educación, y una investigación ha sido lanzada contra la Universidad de Nueva York por haber fallado en proteger a esta comunidad”, comentó Cojab durante la cumbre, al lado de Trump, a la vez de hacer un llamado a los estudiantes de la audiencia, a los que exhortó a que no tengan miedo ante el antisemitismo.

“Y como una inmigrante yo misma de la Ciudad de México, estoy muy agradecida de vivir en un país donde la Oficina de Derechos Civiles toma en cuenta las preocupaciones de los estudiantes judíos de manera seria”, expresó Cojab, antes de manifestar un agradecimiento a Trump.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *