avatar_default

Enlace Judío México e Israel – Tras largas horas de un acelerado proceso legislativo, la Knéset aprobó oficialmente la disolución de la vigésimo segunda legislatura y la nueva fecha de las elecciones durante la madrugada de este jueves (hora local).

Alrededor de las 22:30 p. m. del miércoles, los miembros de la Knéset aprobaron la primera lectura del proyecto de ley para darle fin a la legislatura y para la fijación de la jornada electoral el lunes 2 de marzo de 2020, menos de un par de horas antes de que ocurriera su inevitable virtual disolución luego de que ninguno de sus miembros logró formar una coalición de gobierno.

Un poco más tarde, al filo de las 2:00 a. m., la comisión encargada de analizar al proyecto de ley lo aprobó para su pase a segunda y tercera lectura.

Y finalmente, más de una hora después el proyecto de ley llegó al pleno de la Knéset para su votación por los legisladores israelíes. El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, se hizo entonces presente en el recinto, luego de ausentarse durante la primera lectura.

El proyecto de ley para disolver la Knéset fue aprobado por 94 votos a favor y ninguno en contra tanto en su segunda y tercera lectura.

En tanto que el proyecto de ley para fijar la jornada electoral el día 2 de marzo de 2020 fue aprobado tanto en su segunda como tercera lectura también por una amplia mayoría.

Culminada la votación, los miembros de la alianza de partidos árabes Lista Conjunta sacaron una hoja de papel con un “#15” escrito encima, pues, han prometido, buscaran obtener ese número de escaños en los próximos comicios.

Israel ha llegado aquí luego de un largo camino de casi un año tras la disolución de la vigésima legislatura de la Knéset el día 24 de diciembre de 2018, que fijó las elecciones para la nueva integración de la cámara para el día 9 de abril de 2019.

Los resultados de dicha elección impidieron que Netanyahu pudiera conformar un gobierno, lo que llevó a que el día 29 de mayo, el partido del primer ministro aprobara la disolución de la Knéset antes de que el mandato legal presidencial para formar gobierno pasara a manos de su rival Benny Gantz de Kajol Lavan.

La nueva fecha para las elecciones fue fijada para el día 17 de septiembre, de las que el resultado fue por demás decepcionante y previsto por semanas a manos de las encuestas televisivas: ni Netanyahu ni Gantz tenían la posibilidad de formar un gobierno por sí mismos y el panorama para formar un gobierno de unidad parecía entonces ya difícil.

Entre reuniones y acusaciones, ni Netanyahu, ni Gantz pudieron conformar una coalición de gobierno con el mandato presidencial en sus manos desde entonces, por lo que el turno, por ley, quedó libre desde el día 21 de noviembre para cualquier legislador que lograra recabar el respaldo de 61 colegas suyos de la Knéset, con un término legal hasta este 11 de diciembre, que finalmente, no fue nada exitoso y ha llevado al país a nuevas elecciones para definir a la vigésimo tercera legislatura.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí