avatar_default

Enlace Judío México e Israel.- La compañía Facebook notificó a los usuarios que un “actor cibernético avanzado” pudo haber violado sus dispositivos, incluido un sospechoso del Estado Islámico bajo investigación por funcionarios que trabajan con el Grupo NSO de Israel

Según los informes, en octubre, Facebook descarriló una investigación sobre un sospechoso de terrorismo del Estado Islámico por parte de la policía europea y una firma de inteligencia israelí al advertir a los usuarios que sus teléfonos habían sido pirateados, según informó The Times of Israel en su aitio web. .

La plataforma de mensajería masiva de la compañía, WhatsApp, notificó a unos 1.400 usuarios, incluido el sospechoso, que un “actor cibernético avanzado” había obtenido acceso a sus dispositivos. El sospechoso, que se creía que estaba planeando un ataque terrorista durante la temporada de vacaciones, se desconectó poco después.

Según un informe del Wall Street Journal, los funcionarios del país no identificado de Europa occidental habían pirateado el teléfono del sospechoso con un software desarrollado por el grupo NSO de Israel, que obtuvieron con un contrato del gobierno y la aprobación de un juez.

El mensaje de advertencia de WhatsApp a los usuarios decía: “Un actor cibernético avanzado explotó nuestras videollamadas para instalar malware en los dispositivos de los usuarios. Existe la posibilidad de que este número de teléfono se haya visto afectado “.

Según los informes, la empresa desconocía las investigaciones de seguridad.

Un funcionario de inteligencia occidental dijo al Canal 12 que la notificación había sido enviada tanto a los sospechosos del Estado Islámico como de Al Qaeda, calificando la violación de inteligencia como “un hecho inquietante y peligroso“, según un informe del domingo.

La alerta frustra las investigaciones de unos 20 casos, incluidos presuntos terroristas y pedófilos, dijo el funcionario.

Los investigadores violaron “quirúrgicamente” los teléfonos de los sospechosos utilizando una laguna en la aplicación, habían estado monitoreando a los sospechosos durante mucho tiempo, y después de la alerta tuvieron que comenzar las investigaciones nuevamente, dijo.

La investigación sobre el sospechoso del Estado Islámico que planeaba un ataque durante la temporada de vacaciones se había basado en el teléfono del sospechoso para obtener información sobre sus actividades y comunicaciones, y solo había tenido acceso al dispositivo durante unos días, sin tiempo suficiente para completar la investigación.

Un funcionario de inteligencia europeo dijo que la tecnología NSO había brindado a su equipo información sobre un equipo violento de robo de bancos y traficantes de armas, lo que condujo a arrestos. Dijo que funcionarios de otros países de Europa occidental le habían dicho que el mensaje de WhatsApp a los usuarios podría haber frustrado más de 10 investigaciones.

El 29 de octubre, el mismo día de la alerta, WhatsApp demandó a NSO Group, acusándolo de usar la plataforma para realizar ciberespionaje contra periodistas, activistas de derechos humanos y otros.

La demanda, presentada en una corte federal de California, sostuvo que NSO Group trató de infectar aproximadamente 1,400 “dispositivos objetivo” con software malicioso para robar información valiosa de aquellos que usan la aplicación de mensajería.

WhatsApp dijo que el pirateo de NSO Group era ilegal y que estaba actuando para proteger a sus usuarios.

NSO Group le dijo a The Wall Street Journal que sus herramientas “solo fueron autorizadas, como una solución legal, a las agencias de inteligencia y de aplicación de la ley del gobierno con el único propósito de prevenir e investigar el terrorismo y los delitos graves“.

La mayoría de sus clientes son democracias en Europa que usan su tecnología para combatir el crimen y el terror, dijo NSO Group.

NSO Group saltó a la fama en 2016 cuando los investigadores lo acusaron de ayudar a espiar a un activista en los Emiratos Árabes Unidos.

Su producto más conocido es Pegasus, una herramienta altamente invasiva que, según los informes, puede encender la cámara y el micrófono del teléfono de un objetivo y acceder a los datos que contiene.

La firma ha insistido en que solo otorga licencias de su software a los gobiernos para “combatir el crimen y el terror“, y que investiga denuncias creíbles de mal uso, pero los activistas dicen que la tecnología se ha utilizado para abusos contra los derechos humanos.

Reproducción autorizada con la mención: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí