Inicio » Opinión » Análisis » Gantz prometió anexión para ganar votos de derecha, pero el único ganador es Netanyahu

Gantz prometió anexión para ganar votos de derecha, pero el único ganador es Netanyahu

Enlace Judío México e Israel.- El líder de Kajol Laván quiere lograr la anexión del Valle del Jordán ‘por acuerdo’, pero Trump puede ser el único líder mundial que esté de acuerdo

NOA LANDAU

El galope hacia la derecha prometido por Kajol Laván para atraer a los votantes de “derecha suave” está empezando a parecer más una cojera lenta y vergonzosa. “Trabajaremos para imponer la soberanía en el Valle del Jordán”, declaró el presidente del partido, Benny Gantz, durante una gira festiva por el valle el martes. Por un momento, vistiendo la chaqueta negra de estilo Uniqlo que ha sido el uniforme de invierno de los fetichistas de seguridad israelíes durante al menos dos años, parecía una versión muy pálida de Benjamin Netanyahu, publica Haaretz en su sitio web.

Pero inmediatamente agregó un asterisco, como una de esas renuncias de voz en off al final de un anuncio comercial, leído tan rápidamente por el locutor que apenas puede entenderlo: “Lo lograremos a través de un proceso nacional acordado y en coordinación con la comunidad internacional“.

Gantz sabe muy bien que no existe tal cosa como “anexión coordinada con la comunidad internacional“. Existen acuerdos con respaldo internacional que establecen fronteras temporales o permanentes, o anexión unilateral que muestra desprecio por la comunidad internacional y sus leyes. No hay término medio. Nunca habrá “anexión por acuerdo” ni siquiera una “mini-anexión“.

Gantz, como Netanyahu, no ha dicho nada sobre lo que sucederá con los palestinos que viven en el valle del Jordán. ¿Se les ofrecerá la ciudadanía israelí? Si es así, esto niega totalmente las declaraciones sobre lo importante que es “separarse de los palestinos”, como le gusta decir al socio de Gantz, Yair Lapid. Y si no, ¿realmente cree Gantz que hay líderes importantes en el mundo democrático, aparte del presidente estadounidense Donald Trump (e incluso eso no es seguro), que darán su bendición? Por supuesto que no.

Todo esto fue un torpe esfuerzo de giro político, al estilo de Netanyahu, para demostrar a los votantes de derecha que están hartos de las acusaciones de corrupción e incitación de que Kajol Lavan no es menos patriótico, especialmente después de la amenaza pública del legislador de la Lista Conjunta Ahmad Tibi de que si el partido de Gantz apoya la anexión, “seguiremos en la oposición”. No solo fracasó este incómodo esfuerzo, también jugó directamente a favor de Netanyahu, quien, por supuesto, prefiere que temas como la anexión o Irán dominen la agenda de la campaña.

Durante ese mismo breve discurso, Gantz argumentó que “no debería haber más casos como la pérdida de Tzofar y Naharayim, un fenómeno grave que ocurrió principalmente debido a la negligencia diplomática en curso entre nosotros y Jordania“.

Esta declaración es particularmente extraña cuando se hace al mismo tiempo que una declaración sobre la anexión del Valle del Jordán, que es, después de todo, el mayor temor del reino hachemita y la razón principal por la que está tan enojado con el gobierno de Netanyahu.

Las declaraciones de Netanyahu sobre la anexión tampoco son más que un giro por ahora, pero ha pasado mucho tiempo preparando al público para la posibilidad. Gantz lo ayudó mucho el martes. Sin embargo, incluso a los partidarios de Netanyahu les conviene recordar que mientras él reprendió a Gantz, diciendo: “¿Por qué esperar hasta después de las elecciones si podemos aplicar la soberanía al Valle del Jordán ahora por acuerdo?”, él mismo tuvo tiempo suficiente para anexar lo que quisiera, pero no lo hizo.

En septiembre, cuando “reveló” su plan de anexar el Valle del Jordán, Netanyahu también enfatizó que lo haría solo “después de las elecciones”, principalmente para darle a Trump la oportunidad de presentar su plan de paz antes de establecer los hechos en el terreno. “Por respeto al presidente Trump, esperaré para imponer la soberanía hasta que se presente el plan“, dijo.

También en este tema, Gantz le hizo a Netanyahu un gran regalo, cuando retiró voluntaria y públicamente su objeción a la intención de la Casa Blanca de publicar su plan de paz en Medio Oriente en medio de una temporada electoral israelí. Esta luz verde hizo que sea mucho más probable que el plan se publique, y según todas las indicaciones, no hará mucho bien a la campaña de Gantz.

Reproducción autorizada con la mención: ©EnlaceJudío

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *