Enlace Judío México e Israel.- El Príncipe Carlos, de visita en Jerusalén para el Foro Mundial del Holocausto, dijo que la tecnología israelí contribuye en gran medida al Servicio Nacional de Salud del Reino Unido. 

LAHAV HARKOV

La tecnología israelí contribuye en gran medida al Reino Unido, dijo Su Alteza Real el Príncipe de Gales en una recepción en la residencia del embajador del Reino Unido en Israel, Neil Wiggan, en Ramat Gan el jueves.

Después de conocer a las personas detrás de los proyectos tecnológicos, dijo “me parece que el genio israelí está manteniendo toda la estructura del NHS, junto con una gran cantidad de otras tecnologías“, y habló de “desarrollos fascinantes e inventos ingeniosos“.

El profesor Hassan Hayah, del Technion, presentó al Príncipe el Sniff Phone, una nariz electrónica que puede detectar enfermedades por el aliento exhalado. Hayah recibió una subvención bilateral de excelencia en investigación científica bilateral entre el Reino Unido e Israel. El profesor Tal Dvir de la Universidad de Tel Aviv mostró al Príncipe su trabajo en corazones impresos en 3D.

Al Príncipe Carlos también se le presentaron proyectos de sostenibilidad: HomeBiogas, un dispositivo para producir gas natural a partir de desechos domésticos, y el sistema de filtración Watergen, que extrae las aguas de la humedad del aire.

El Príncipe estuvo en Israel en su primera visita oficial, y en su tercera visita en general, ya que en el pasado asistió a los funerales de los ex primeros ministros Yitzhak Rabin y Shimon Peres. Señaló que tiene la misma edad que Israel y que su abuela, la princesa Alicia, está enterrada en el Monte de los Olivos.

Desde mi punto de vista, ha sido particularmente interesante escuchar lo cercanas que son las relaciones entre nuestros países“, afirmó.

El Príncipe Carlos estuvo en Israel para el Quinto Foro Mundial del Holocausto, donde pronunció un discurso en Yad Vashem centrado en la necesidad de escuchar las historias de los sobrevivientes.

Ha sido algo muy especial para mí” recordar la Shoá, porque conocía a muchos sobrevivientes cuando era joven, dijo el Príncipe.

De pie frente a una pantalla que muestra una bandera británica ondeando, el Príncipe Carlos bromeó diciendo que cuando ve el éxito de Israel espera que “ciertas cosas sobre el Mandato británico no hayan sido tan malas después de todo“, lo que provocó una risa entre la multitud.

La residencia del embajador estaba llena de invitados de diversos orígenes y carreras, incluidos líderes religiosos, intelectuales, actrices y el asesor de seguridad nacional, Meir Ben-Shabbat.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío