Inicio » Entretenimiento » Cine » Los 5 momentos judíos durante los Premios Óscar

Los 5 momentos judíos durante los Premios Óscar

(JTA) — Cuando Adam Sandler fue excluido de las nominaciones a los premios de la Academia de este año por Diamantes en bruto, los Premios Óscar perdieron la oportunidad de tener un discurso de aceptación tan gracioso como el que Sandler pronunció el sábado en los Independent Film Spirit Awards.

Pero los Oscar de este año tuvieron momentos judíos maravillosos. Aquí hay un resumen.

El director, escritor y actor judío maorí Taika Waititi tuvo un gran momento

Waititi, de 44 años, se llevó a casa el Óscar al Mejor Guión Adaptado por Jojo Rabbit, su primer Óscar y el primero para un director indígena. La sátira antiodio de Waititi sobre un niño que tiene a Adolf Hitler como un amigo imaginario, recibió seis premios, pero la victoria de Waititi fue la única para la película.

El director dedicó el premio a “todos los niños indígenas del mundo que quieran hacer arte, bailar y escribir historias. Somos los narradores originales y también podemos hacerlo aquí”. El padre de Waititi es de la tribu Te whānau-ā-apanui, una tribu maorí.

También se dirigió a su madre judía: “Gracias por ser mi madre y por muchas otras razones, pero por darme el libro que adapté. Esta película no habría existido sin que lo hubieras hecho”.

La madre de Waititi, Robin Cohen, le dijo a su hijo que leyera Caging Skies de Christine Leunens, la historia que Waititi adaptó a su película satírica.

“Hoy, conocemos a Hitler como el loco malvado que diseñó la tortura y el asesinato de millones de personas”, dijo Cohen a Variety. “Pero si no pensamos más profundamente acerca de cómo convenció a la mitad del mundo para ayudarlo, dejamos la puerta abierta para una actuación repetida”. Cuando Taika lo describe como el héroe afable de la imaginación de un niño pequeño, nuestra idea de Hitler está sesgada como una aguja que rasca un disco. Este imaginario Hitler nos recuerda una realidad incómoda: que, en el clima adecuado, lo que llegamos a imaginar puede ser mortal”.

La actriz judía Natalie Portman y el actor judío Timothée Chalamet le entregaron el premio a Waititi.

En la sala de prensa después de ganar, Waititi se hizo eco del sentimiento de su madre sobre la premonición de la película. Dijo que hizo la película en respuesta a un “resurgimiento del odio, la intolerancia y el discurso de odio”.

“Al final de la guerra, había una regla muy clara: si eras un nazi, ibas a la cárcel. Ahora, las reglas han cambiado un poco: si eres nazi, siéntete libre de hacer un mitin en la plaza del pueblo y puedes invitar a todos tus amigos. Entonces, algo ha cambiado y algo no está bien”.

Idina Menzel canta

Idina Menzel, la voz de Elsa en Frozen (y su secuela) interpretó la canción nominada al Óscar, Into the Unknown, con artistas de todo el mundo.

La madre judía fue presentada por su coprotagonista judía Frozen, Josh Gad, quien hizo un punto para pronunciar su nombre correctamente, diciendo: “la icónica y brillante Idina Menzel, pronunciada exactamente como se deletrea” (un guiño a John Travolta, quien no pudo pronunciar su nombre en la ceremonia de 2014).

No hubo un intérprete de hebreo, desafortunadamente.

El vestido de Natalie Portman hizo una declaración

El vestido de Portman fue bordado con los nombres de ocho directoras que fueron rechazadas por la Academia este año: Lulu Wang (The Farewell), Greta Gerwing (Mujercitas), Alma Har’el (Honey Boy: Un niño encantador), Lorene Scafaria (Estafadoras de Wall Street), Celine Sciamma (Retrato de una mujer en llamas), Melina Matsoukas (Queen & Slim: Los fugitivos), Marielle Heller (Un buen día en el vecindario) y Mati Diop (Atlantics).

La directora israelí Alma Har’el, que fue incluida en el vestido, tuiteó: “Mi primera vez en los Oscar no podría haber sido más hermosa”. Más tarde en la noche, Har’el también tuiteó su entusiasmo por Bong Joon ho, el director surcoreano cuya Parásitos se convirtió en la primera película en idioma extranjero en ganar Mejor Película.

Las estrellas judías hacen apariciones memorables como presentadores

Portman y Chalamet estuvieron entre varias celebridades judías que formaron parte de la entrega de premios sin anfitrión. Beanie Feldstein, Gal Gadot, Steven Spielberg y Maya Rudolph también entregaron premios.

Waititi también regresó para honrar a las poblaciones indígenas del sur de California, reconociendo a los pueblos Tongva, Tataviam y Chumash que vivían en lo que ahora es Los Ángeles: “Los reconocemos como los primeros pueblos de esta tierra en la que vive la comunidad cinematográfica y trabaja”.

Estrellas judías honradas de manera póstuma.

Presentado por el director judío Spielberg, el segmento “in memoriam” honró a aquellos que Hollywood perdió este año. Mientras cantaba Billie Eilish, el programa rindió homenaje al productor de La lista de Schindler y sobreviviente del Holocausto Branko Lustig; a la icónica actriz judía Sylvia Miles; y a Buck Henry, guionista de El graduado y Get Smart. La entrega de premios también conmemoró a Kirk Douglas, el actor nacido Issur Danielovitch que murió la semana pasada a los 103 años.

No durante el show, pero …

La comediante judía Chloe Fineman de “Saturday Night Live”, una recién llegada al elenco de SNL, presentó personificaciones perfectas de los nominados en un segmento.

Disfruta:

De la traducción (c)Enlace Judío México
Prohibida su reproducción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *