Inicio » Noticias » Antisemitismo » Los libros de texto palestinos y sauditas demonizan a los judíos e Israel: estudios

Los libros de texto palestinos y sauditas demonizan a los judíos e Israel: estudios

Enlace Judío México e Israel.- Dos informes sobre los libros de texto palestinos destacan cómo se enseña el extremismo y el odio antijudío a los jóvenes en el Medio Oriente; Los sauditas muestran una mejora desde el último informe.

MAAYAN JAFFE-HOFFMAN

Los libros de texto palestinos deslegitiman al Estado de Israel, demonizan a Israel y a los judíos y exigen una lucha violenta por la liberación de Palestina, según el último informe del Centro de Información sobre Inteligencia y Terrorismo de Meir Amit en el Centro de Conmemoración y Patrimonio de Inteligencia de Israel.

El estudio, escrito por Arnon Groiss e iniciado por el Centro de Investigación de Políticas del Cercano Oriente, fue publicado esta semana. Es el último de una serie de estudios realizados en el marco de un proyecto que comenzó en 2015 para examinar la actitud del plan de estudios de la Autoridad Palestina hacia el “otro” judío-israelí dentro del conflicto israelí-palestino. En este informe final, el estudio verifica esta actitud como se refleja en las guías para maestros emitidas por el Ministerio de Educación de la AP.

“Si bien los libros escolares de los estudiantes revelan los componentes de la visión del mundo y los valores que una sociedad desearía inculcar en la generación más joven, las guías de los maestros generalmente tratan la forma de inculcar esta visión del mundo en la mente de los estudiantes”, escribió Groiss en un resumen ejecutivo: señalando que este estudio ayuda mejor a los involucrados a “rastrear lo que podría describirse como el proceso de adoctrinamiento entre los estudiantes”.

Sin embargo, los resultados se alinean con informes anteriores.

Las guías deslegitiman la existencia de Israel y retratan la Tierra de Israel como el derecho exclusivo de los palestinos. En el texto y en los mapas, “Palestina” u “Ocupación” reemplaza a Israel.

“Los mapas de la AP sirven la visión de una Palestina desde el Mediterráneo hasta el río Jordán, donde Israel no existe, en marcado contraste con la solución que aparece en las declaraciones de la Autoridad Palestina con respecto al establecimiento de un estado independiente dentro de las fronteras de 1967, con Jerusalén Oriental como su capital”, dijo el informe.

Los judíos e Israel son demonizados colectivamente como “colonos colonialistas”, “agresivos”, “bárbaros”, “llenos de odio” y “que albergan intenciones genocidas”. Israel se describe como la fuente de todo mal y como la única parte responsable del conflicto. En contraste, los palestinos son representados como víctimas.

El informe proporciona ejemplos concretos de esta demonización, como en un libro de texto de matemáticas de grado 11: “Un colono dispara a los coches [palestinos] que pasan por una de las carreteras. Si la probabilidad de que golpee un automóvil en un disparo es de 0.7 y el colono disparó a 10 autos, ¿cuál se esperaría que fuera el número de autos impactados? (La respuesta en la guía del profesor correspondiente es: 7)”

Además, el informe revela que los libros de texto siguen pidiendo violencia en lugar de paz y convivencia. En muchos casos, esta violencia se coloca en un contexto religioso, como la necesidad de liberar la mezquita al-Aqsa o celebrar la jihad y el martirio. En un libro, la terrorista Dalal al-Mughrabi, que llevó a cabo la masacre de la carretera costera de marzo de 1978 en la que murieron 37 israelíes, incluidos 12 niños, es “elevada a una posición de heroína nacional, con el mismo estatus que Yasser Arafat y Aishah, la venerada esposa del profeta Mahoma”, describe el informe.

“El presente estudio de los libros escolares palestinos, así como sus predecesores, revela una imagen sombría”, escribió Groiss. “Los educadores palestinos imponen a sus estudiantes un futuro de odio, sin esperanza, y una lucha eterna que indudablemente traerá dolor y sufrimiento en los años venideros”.

IMPACT-se publicó el martes un estudio SIMILAR del currículo escolar nacional de Arabia Saudita que cubre los libros de texto de 2016–19.

Si bien el informe encontró que, de manera similar a los libros de texto palestinos, persiste el extremismo y el odio antijudío, también señaló que ciertos cambios apuntan a una mayor moderación en la sociedad de Arabia Saudita.

“Los judíos son acusados ​​de asesinos, descritos como monos y serán combatidos y asesinados en el día de la resurrección”, explicó IMPACT-se en la introducción del informe. “Judíos e israelíes son eternamente traicioneros, asesinan a los profetas, cometen un mal irreparable y están decididos a dañar los lugares sagrados musulmanes”.

Se considera que Israel conspira y se esfuerza por controlar el Medio Oriente.

Sin embargo, según el mismo informe, hay “menos atención en los primeros conflictos entre el Islam y los judíos” y “algunos de los argumentos teológicos contra el cristianismo se han suavizado o eliminado”.

El cambio más importante en lo que respecta a los judíos e Israel, según el CEO de IMPACT-se, Marcus Sheff, es que el plan de estudios ahora critica duramente y se responsabiliza por el terrorismo cometido por los musulmanes. Aunque el martirio está etiquetado como un “regalo piadoso”, los libros explican que solo el rey tiene la autoridad exclusiva para declarar la guerra de la jihad.

El plan de estudios saudita también alude al Holocausto: “Algunas minorías están expuestas a la deportación y el exterminio de los países, como la expulsión de los judíos de Europa y los indios de Uganda”.

Algunos pasajes y conceptos eliminados del plan de estudios entre el último estudio y hoy incluyen: Los Protocolos de los Sabios de Sión es un plan judío secreto para dominar el mundo; Los judíos creen que están conectados con Dios y todas las demás religiones están conectadas con Satanás; antisemitismo y antisionismo; y utilizar memes antisemitas, entre otros.

“Hay un camino por recorrer para que los libros de texto sauditas cumplan con los estándares internacionales de paz y tolerancia”, dijo Sheff. “Las mejoras han aparecido en los últimos años, y aunque son bienvenidas, sigue habiendo una cantidad demasiado grande de material inaceptable e intolerante, especialmente en los libros de texto religiosos para los grados superiores”.

Dijo que los cambios positivos están en gran medida relacionados con el plan Visión 2030 del Príncipe Heredero Mohammad bin Salman, que según el sitio web del gobierno de Arabia Saudita, se centra en la construcción de una sociedad vibrante, una economía próspera y una nación ambiciosa.

El príncipe “claramente está educando a una generación joven, incluidas las niñas, [con respecto a] una nueva identidad nacional saudita, espíritu empresarial y cooperación económica con Occidente”, dijo Sheff.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *