Inicio » Noticias » Antisemitismo » Israel congela lazos con Comisionada de DDHH de la ONU por publicar lista negra de empresas

Israel congela lazos con Comisionada de DDHH de la ONU por publicar lista negra de empresas

Enlace Judío México e Israel.- El Ministro de Exteriores Israel Katz dice que ordenó una “medida excepcional y dura” en represalia por la oficina de la Comisionada Michelle Bachelet que promueve el movimiento de boicot contra Israel

RAPHAEL AHREN

Israel suspende sus lazos con la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, anunció el Ministerio de Relaciones Exteriores el miércoles, varias horas después de que el organismo de la ONU publicara una lista de 112 empresas que hacen negocios en los asentamientos de Cisjordania.

La oficina del ministro de Relaciones Exteriores de Israel, Katz, dijo que ordenó la “medida excepcional y dura” en represalia por la oficina de Michelle Bachelet “al servicio de la campaña BDS”, en referencia al Movimiento de Boicot, Desinversión y Sanciones contra Israel.

Katz tiene la intención de proteger a las compañías que operan en Israel, declaró su oficina.

No quedó claro de inmediato qué implicaciones prácticas tendría la decisión. La oficina del comisionado tiene representantes estacionados en Israel, pero no se sabe que disfruten de buenas relaciones de trabajo con diplomáticos israelíes. Los funcionarios en Jerusalén el miércoles por la noche simplemente dijeron que cualquier solicitud que puedan tener no será respondida hasta hoy.

El miércoles temprano, la comisión lanzó sorprendentemente la llamada lista negra, que se estaba elaborando desde marzo de 2016, cuando el Consejo de Derechos Humanos de la ONU con sede en Ginebra aprobó una resolución que solicita una base de datos de empresas que promueven o mantienen asentamientos israelíes.

Israel reaccionó con enojo a la publicación de la lista negra, denunciando al organismo de la ONU responsable de compilarla y prometiendo proteger los intereses financieros israelíes. Los palestinos, mientras tanto, celebraron una “victoria para el derecho internacional”.

La mayoría de las 112 compañías en la lista son israelíes, incluidos los principales bancos, las empresas estatales de transporte Egged e Israel Railways Corporation y los gigantes de telecomunicaciones Bezeq, HOT y Cellcom. También enumera empresas medianas como la cadena de restaurantes Café Café y Angel Bakeries.

Katz, en una declaración anterior, calificó la publicación de la lista como la “rendición final” a la presión de los países que buscan dañar a Israel. Afirmó que al publicar la lista, el Consejo de Derechos Humanos se unió al movimiento de boicot contra Israel, pero enfatizó que la base de datos no es legalmente vinculante.

“La decisión del comisionado de continuar persiguiendo una postura anti-Israel en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU es una mancha en la oficina del Comisionado de la ONU y en los derechos humanos en sí. Con este anuncio, el comisionado se ha convertido en socio y herramienta del movimiento de boicot, a pesar de que la ‘lista negra’ no tiene ninguna implicación legal tangible”, dijo.

El Consejo de Derechos Humanos está formado por países que “no conocen el significado de los derechos humanos”, continuó el canciller. “Desde su creación, el consejo no ha dado un solo paso significativo hacia la preservación de los derechos humanos, sino que más bien ha servido para proteger algunos de los regímenes más discriminatorios del mundo”.

Al aceptar publicar la lista, Bachelet “desperdició una oportunidad para preservar la dignidad de la ONU y salvar lo que quedaba del consejo y la integridad de la comisión”, dijo Katz, amenazando con “serias implicaciones” para las futuras relaciones de Israel con estas instituciones.

“El Estado de Israel no tolerará esta política discriminatoria antiisraelí y tomará medidas para evitar la implementación de este tipo de decisiones”, dijo.

El primer ministro Benjamin Netanyahu también criticó al consejo y se comprometió de manera similar a luchar contra la base de datos.

“Quien nos boicotea será boicoteado. El Consejo de Derechos Humanos de la ONU es un organismo parcial que carece de influencia”, dijo.

“No por nada ya he ordenado la ruptura de los lazos con él. Tampoco fue en vano que la administración estadounidense haya dado este paso junto con nosotros”, agregó, refiriéndose a la decisión de la administración Trump de abandonar el consejo en junio de 2018, citando su “sesgo crónico contra Israel”.

El presidente Rivlin habla en su residencia de Jerusalen, el 12 de febrero de 2020 (Mark Neyman / GPO)

Israel nunca ha sido miembro del consejo.

“En los últimos años, hemos promovido leyes en la mayoría de los estados de EE. UU., que determinan que se deben tomar medidas firmes contra quien intente boicotear a Israel. Por lo tanto, este cuerpo no es importante”, continuó Netanyahu. “En lugar de que la organización se ocupe de los derechos humanos, solo trata de menospreciar a Israel. Rechazamos firmemente este esfuerzo despreciable”.

El presidente Reuven Rivlin respondió a la base de datos publicada el miércoles leyendo una larga lista de compañías israelíes mencionadas en la lista, y alentando a los israelíes a apoyarlas.

“Estoy orgulloso de que se trate de empresas israelíes, patriotas que contribuyen a la sociedad israelí, a la economía y a la paz. Aunque no promovemos negocios privados aquí en esta casa, cuando los negocios israelíes estén bajo la amenaza de boicot, los apoyaremos”, dijo durante un evento en su residencia oficial en Jerusalén.

“Boicotear a las compañías israelíes no promueve la causa de la paz y no genera confianza entre las partes. Hacemos un llamado a nuestros amigos de todo el mundo para que se expresen en contra de esta vergonzosa iniciativa que nos recuerda los períodos oscuros de nuestra historia”, dijo.

La lista negra también nombra a 18 empresas internacionales, como Motorola, Airbnb, Trip Advisor, Expedia y General Mills (todas de EE. UU.), Alstom (de Francia) Greenkote (del Reino Unido) y un puñado de empresas de los Países Bajos y Tailandia.

Las empresas pueden solicitar que se les retire de la lista si pueden demostrar que ya no brindan apoyo material a los asentamientos israelíes, dijo el miércoles la oficina de Bachelet. La lista se actualizará anualmente.

“Otra decisión vergonzosa del Consejo de Derechos Humanos, que prueba una vez más el constante antisemitismo y el odio a Israel por parte de la ONU”, dijo el ministro de Asuntos Estratégicos, Gilad Erdan, quien está a cargo de combatir los boicots y la llamada deslegitimación de Israel.

“El único logro de la publicación de la lista negra es que dañará los medios de vida de miles de palestinos que coexisten y cooperan con los israelíes a diario en Judea y Samaria”, dijo, utilizando los términos bíblicos para Cisjordania.

El ministro de Economía, Eli Cohen, dijo que la lista negra podría dejar a “miles de palestinos desempleados”, acusando al consejo con sede en Ginebra de “antisemitismo moderno”.

El líder opositor de facto, Benny Gantz, que encabeza el partido Kajol Laván, también denunció la base de datos.

“Este es un día oscuro para los derechos humanos. El Consejo de Derechos Humanos de la ONU ha perdido contacto con la realidad”, dijo.

Palestinian Foreign Minister Riad Malki speaks during a press conference at the International Criminal Court on Tuesday May 22, 2018. The Palestinian foreign minister asked the International Criminal Court on Tuesday to open an “immediate investigation” into alleged Israeli “crimes” committed against the Palestinian people. (AP Photo/Mike Corder)

La Autoridad Palestina, por otro lado, dio la bienvenida a la lista y dijo que irá tras las compañías que están incluidas en ella.

El primer ministro de la AP, Mohammad Shtayyeh, pidió a las empresas que cierren sus operaciones en los asentamientos.

“Perseguiremos a las empresas que figuran en el informe legalmente a través de las instituciones legales internacionales y los tribunales de sus países por su papel en la violación de los derechos humanos”, dijo Shtayyeh, según la agencia oficial de noticias Wafa de la AP.

“Exigiremos una compensación por usar ilegalmente nuestras tierras ocupadas y por participar en actividades económicas en nuestras tierras sin someterse a las leyes palestinas y pagar impuestos”, agregó, sugiriendo que las compañías podrían mudarse a áreas controladas por la Autoridad Palestina para evitar cualquier retribución potencial.

El ministro de Relaciones Exteriores de la Autoridad Palestina, Riyad al-Malki, calificó la publicación de la lista como “una victoria para el derecho internacional”.

En marzo de 2016, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra aprobó una resolución solicitando la compilación de una base de datos que enumera “actividades que plantearon preocupaciones particulares de derechos humanos” en los territorios palestinos. Dichas actividades se definieron como el suministro de material y servicios que apoyarían la expansión o ayudarían a “mantener” los asentamientos de Israel.

Otras actividades que pusieron a las empresas en la lista incluyen el uso de los recursos naturales de Cisjordania “en particular agua y tierra”, la contaminación de las aldeas palestinas y “el cautiverio de los mercados financieros y económicos palestinos, así como prácticas que perjudican a las empresas palestinas, incluso a través de restricciones de movimiento, restricciones administrativas y legales”.

Israel, los Estados Unidos y el Reino Unido durante años intentaron bloquear la publicación de la lista negra. Muchos otros países también se opusieron a lanzarla. No estaba claro por qué se publicó esta semana. Funcionarios diplomáticos israelíes dijeron el miércoles que solo recibieron una advertencia de una hora, pero el documento fue publicado.

La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, escucha durante una reunion con el Ministro de Educacion de Venezuela, Aristobulo Isturiz, en el Ministerio de Relaciones Exteriores en Caracas, Venezuela, 20 de junio de 2019. (Foto AP / Ariana Cubillos)

“Soy consciente de que este tema ha sido y seguirá siendo muy polémico”, dijo la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos Bachelet.

“Sin embargo, después de un proceso de revisión extenso y meticuloso, estamos satisfechos de que este informe basado en hechos refleje la seria consideración que se le ha dado a este mandato sin precedentes y altamente complejo, y que responda adecuadamente a la solicitud del Consejo de Derechos Humanos contenida en la resolución 31/36”, dijo, refiriéndose a la resolución del consejo que solicitó el informe.

Según funcionarios israelíes, Bachelet se negó constantemente a reunirse con diplomáticos israelíes para discutir la lista negra.

La publicación de la base de datos de esta semana marca un importante revés para el movimiento de asentamiento de Israel, que se produce solo tres meses después de que el Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas dictaminó que el régimen de etiquetado para productos israelíes de Cisjordania es legalmente vinculante.

El grupo paraguas del Consejo Yesha emitió una declaración el miércoles acusando al Consejo de Derechos Humanos de antisemitismo e instando a los ciudadanos israelíes a hacer esfuerzos especiales para comprar bienes fabricados en los asentamientos.

Adam Rasgon contribuyó a este informe.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *