avatar_default

Enlace Judío México e Israel – El cantante jasídico Avraham Fried se presentará en México, en una gala a beneficio de TAD, institución que busca llevar la Torá a quienes hoy en día no observan la religión cabalmente pero se sienten atraídos por el estudio de las Escrituras. 

Se trata de “uno de los grandes cantantes a nivel jasídico. Tiene música muy bonita, muy emotiva, muy conectada, y tiene muchas canciones que van exactamente con nuestros valores, de buscar la hermandad entre yehudim, de buscar los valores de la Torá”, nos cuenta Yaakov Benzaquen, uno de los coaches de TAD, institución que, desde hace cuatro años, busca acercar a más más gente al estudio de la Torá.

Si quieres apoyar la causa de TAD, puedes asistir al concierto de gala que ofrecerá Avraham Fried, el próximo martes 18 de febrero, en el Jardín Los Cedros, atrás de Santa Fe. Para ello, debes entrar a la página web gala2020.tad-mexico.com o llamar al 5618419978.

También puedes ingresar directamente a la página charidy.com/tad.

 

 

Fundada el 14 de octubre de 2015, la institución nació “con la idea de dos cosas principales: la primera es tomar muchachos abrejim (estudiantes de Torá de tiempo completo) o no, o gente que trabaja o morim  (maestros) y con cierta preparación de yeshivá, y convertirlos en coaches espirituales, que sea como alguien que sepa dar una buena clase, no solo a nivel de Torá sino un poquito más atrás, coaching, programación neurolingüística, bien capacitados en todos los temas.”

El segundo objetivo de TAD, dice Benzaquen, “es tomar gente que no tiene el gusto de estar estudiando Torá y que gracias a nosotros puede estudiar Torá, es decir, sin nosotros no podría estudiar Torá, no tendrían esas clases, la confianza en preguntar, la confianza en todo eso y pues eso es básicamente lo que hacemos.”

Durante su breve existencia, TAD ha logrado crecer asombrosamente gracias a una estrategia de comunicación de boca en boca. Esta “es la primera vez que hacemos propaganda, después de cuatro años que existimos.” Al día de hoy, TAD cuenta con 16 coaches y 127 de quienes ellos llaman empresarios, es decir, gente interesada en aprender sobre la Torá.

Qué hace TAD

“Lo que nosotros queremos hacer en TAD no es solo una clase de Torá. Los fundamentos de TAD son valores de todo tipo, y creo que muchas veces, para poder hablar de ciertos valores, tiene uno que estar preparado en todo, ya sea en el conocimiento de la Torá, en primer lugar, (como en la capacidad de) estudiar o hablar con distintos tipos de sociedades. Como sabemos, en México existen muchos diferentes tipos de sociedades y no siempre hay unión entre todos ellos. Habemos algunos que sí tenemos familia de los dos lados, pues, familia que sí es ortodoxa, religiosa, y familia que es menos religiosa, menos activa en su manera de vivir con la Torá”, dice Benzaquen, y agrega que lo que TAD busca es justamente crear un contacto entre estos dos distintos grupos sociales.

Para ello, TAD utiliza un estilo que Benzaquen califica de “tranquilo y ameno”, y cita el pasaje: “Los caminos de la Torá son caminos de tranquilidad y todos sus senderos son senderos de paz.”

Tad busca extraer “los verdaderos valores judíos de familia, tolerancia, conexión a Dios completamente, porque básicamente, la Torá no es una religión, el judaísmo no tiene nada que ver con una religión, es una guía de cómo sería la mejor manera de vivir en el mundo.”

Dice que “la Torá es la manera más correcta. Es como que Dios te dice ‘mira, no sé qué quieras hacer o no quieras hacer pero si quieres vivir de la mejor manera, vive con la Torá’. Entonces, tratamos de transmitir eso de una manera tranquila, amena, comprensiva. Tratamos a veces de entender de dónde vienen ciertas corrientes de pensamiento, etc.”

El curso de capacitación para los coaches dura cinco meses intensivos. Hasta el día de hoy, la organización cuenta con 16 coaches que han sido capacitados para instruir a 180 empresarios que han recibido clases de TAD.

Según cuenta Benzquen, TAD les llama empresarios a sus estudiantes porque algunas organizaciones de enseñanza religiosa dan clases particulares a empresarios en sus oficinas. “Nosotros quisimos hacer algo parecido pero que no le cueste a la gente. En aquellos casos es que el empresario sí está buscando la clase. Aquí, nosotros estamos buscando al empresario. ¿Por qué? Pues básicamente para que todo el mundo pueda gozar del privilegio que uno u otro gozan, que todo mundo tenga ese privilegio, no solo los que pueden pagar.”

Un llamado interior

Según Benzaquen, los coaches de TAD tienen prohibido impulsar el cumplimiento de las mitzvot si no se les ha pedido que lo hagan. No es lo mismo estudiar las leyes del Shabat que pedirle al empresario que las obedezca, aclara.

“La Torá tiene que hacerte algo dentro de ti, entonces, si no lograste que te lo haga no sirve de nada que estés haciendo cosas. Es muy claro que las mitzvot están para cumplirlas, Dios nos ordenó la Torá para cumplirlas a todos, pero a veces, es un proceso. No toda la gente nació así o no toda la gente conoce al 100% y si nada más nos vamos a estar brincando escalones creo que nunca vamos a llegar a nada, al contrario, tenemos que tomar el proceso, tranquilos, y primero Dios, va a llegar cada uno a sentirse cómodo con cumplir la Torá y las mitzvot, esa es la idea, básicamente.”

Que un empresario alejado de la religión y un consejero o coach de aspecto religioso se sienten a platicar sobre judaísmo, “eso ya es partir una barrera. Eso ya es llegar a ese amor que estamos entendiendo, que empieza con el respeto y el entendimiento.” Por lo que el objetivo es llegar “cada vez a más empresarios porque más impacto vamos a tener en más familias.”

Los resultados

Los números impactan: se impartieron 18,562 clases en 2019.

Al ser cuestionado sobre los resultados obtenidos hasta la fecha, Benzaquen expresa que “muchas organizaciones de estilo nuestro se basan en resultados que tienen que ver con que la gente empiece a practicar  las mitzvot. A mí no me gusta basarlo en eso porque creo que el impacto tiene que ser mucho más adentro.”

Para ejemplificar sobre el impacto que TAD tiene en la vida de la gente, habla del caso de un empresario a quien instruyeron hace tiempo. “No sé si cuida Shabat o no pero sí estoy seguro que le cambió la vida, su esposa dice ‘este señor es otro ser humano’.”

Al propio Benzaken le ha cambiado la vida TAD. Él, que se preparó exclusivamente para el estudio de la Torá, sentía que quería hacer algo más con su vida. “Y de pronto me cae TAD (…) ya empezando a conocer a los patrocinadores, a los fundadores, se entendió perfecto la idea y parecía un sueño, un sueño que no sabía si se iba a poder cumplir pero (…) ‘es cosa de aventarme'”, pensó y así lo hizo.

Al estudiar Torá descubrió muchas cosas. “La Torá no es una materia, es una manera de vivir, y estamos para enseñar una manera de vivir. Uno la debe de tener. La Torá, si uno no la tiene, uno no la puede compartir. Entonces, creo que fue el examen más grande, el que más ha cambiado mi vida, es que yo tengo que ser una persona con los valores de la Torá para poder transmitirlos.”

 

La gala

Aunque la institución cuenta con los recursos para operar en su forma y tamaño actuales, Benzaken asegura que la demanda de sus servicios crece. Más jóvenes buscan volverse coaches e instruir en temas de Torá a judíos menos religiosos o que tienen una visión distinta. Para ello, dice, se requieren mayores recursos económicos.

Por eso, TAD está lanzando su primera campaña pública. “Por lo tanto decidimos hacer un evento, como (una) gala, (para) darnos a conocer y que nos puedan a apoyar. Que entiendan nuestro start-up y la gente que se pueda conectar que nos pueda apoyar.”

TAD busca recaudar 15 millones de pesos que serán duplicados por donadores que ya apoyan la iniciativa y que se comprometieron a aportar un peso por cada peso recaudado en este evento, que contará con un formato de recaudación en vivo, a través de una plataforma de crowdfunding.

El dinero recaudado se empleará en la capacitación de nuevos coaches para ampliar el proyecto. “Otro de nuestros sueños es hacer un grupo de mujeres de TAD. En ese grupo de mujeres (buscamos) también darles una muy buena capacitación” para que, a su vez, ellas compartan los valores de la institución a muchas otras mujeres.

Además, TAD busca internacionalizar sus servicios al tiempo en que reduce sus costos de operación. “Hoy en día tenemos unos 24 empresarios en todo el mundo, en Buenos Aires, Madrid, Miami, Córdova, Ciudad de Panamá, en México” que toman clases por videoconferencia con instructores que las imparten desde Israel. “Queremos crecer este proyecto, así le estamos dando oportunidad a mucha más gente.”

 

 

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

 

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


2 COMENTARIOS

  1. Estoy aprendiendo y empecé a estudiar desde la perspectiva hebre gracias por este proyecto aun no se casi nada shalom alejen

  2. Qué, bueno este proyecto TAD desdé un principio , hubiera sido así enseñarnos la Torá ya qué muchas religiones se aprovecharon de nosotros ,pero bueno estamos de regreso y eso es lo que importa nunca es tarde .

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí