avatar_default

Enlace Judío México e Israel – El escritor israelí Etgar Keret es mundialmente famoso por su estilo cáustico, irreverente e hilarante. Conversamos con él para conocer más sobre su visión acerca de la literatura. 

 

De escritor a escritor: Mark Achar entrevistó a Etgar Keret (Ramat Gan, 1967) , durante la visita del israelí a México, después de la presentación de su nuevo libro, La penúltima vez que fui hombre bala. El fin de semana en la Cineteca Nacional,  dio a conocer también la serie El agente inmobiliario (Editorial Sexto Piso),.

“Si el cristianismo es una religión basada en la sumisión, el judaísmo es una religión basada en la duda; si observas a los grandes héroes judíos, como Moisés, Abraham, Jonás… lo que todos ellos tienen en común es que discuten hasta con Dios. Y Dios escucha sus argumentos, aunque no esté de acuerdo: “eres Dios pero no sabes…”dijo Keret. “Y creo que este tipo de tradición de la polémica… tú sabes, en el judaísmo tú aprendes en jabruta, aprendes en pares, ¿por qué aprendes en pares? Porque hay un texto y tú lo interpretas de una forma y yo de otra y aprendemos más discutiéndolo”.

“Entonces, creo que esa posición de la duda es una posición que define mucho mi literatura, porque en mis historias se puede dudar sobre el amor entre la gente, pueden poner en duda la muerte, el éxito material y, en ese sentido, siento que mi escritura es muy judía y en muchos sentidos está en la tradición de escritores judíos como Bashevis Singer o Kafka”.

“Pienso que la vida es como el Talmud y lo que hacemos los escritores es discutir sobre su verdadero significado.”

¿Son el judaísmo y la ciencia lo mismo?

Puedes decir eso sobre el judaísmo pero también sobre el cristianismo y sobre el arte. No importa dónde estemos, es un deseo humano tratar de interpretar la realidad en que vive y darle algún tipo de propósito.

Hay veces que, cuando escribes, renuncias al intento de crear algo muy estructurado y coherente y, en cambio, dejas salir algo de tu inconsciente que te dice ‘no voy a darte estructura pero voy a darte un vistazo’, una forma de luz que te golpea, y nombras ese rayo de luz y, en ese sentido, cuando leas mi historia, serás capaz de nombrar algo que experimentaste antes sin ser consciente o sin haberlo articulado.

Tu nuevo libro es un libro muy bueno pero también muy oscuro y nihilista…

Yo no encuentro mi escritura nihilista en absoluto, la encuentro bastante jasídica, en el sentido en que yo escribo para abogar por la vida.  Pero para abogar por la vida tú tienes que ir a su esquina más oscura y abogar por ella ahí. ¿Sabes? No me gusta escribir historias que digan que la vida es bella, quiero llevar al lector al rincón más incómodo de la existencia y a tratar de encontrar la manera de hallar humanidad en eso también.

¿Te refieres a ser luz en la oscuridad?

Me refiero a escribir historias que sean capaces de humanizar aquello que tú no crees posible humanizar. Por ejemplo, tengo una historia sobre Hitler. Creo que el papel de un artista es, primero que nada, articular el aprendizaje colectivo de la humanidad pero, al mismo tiempo, ser capaz de introducir tantas narrativas como sea posible. Porque cuando vives tu vida siempre vives en una narrativa. Si voy a tu página de Facebook voy a ver fotos de comida, y a ti diciendo ‘esta es la mujer más hermosa del mundo porque ella accedió a salir conmigo’, y creo que eso es muy egocéntrico y limitado.

Pero cada vez que tú eliges un libro… si tomas Lolita, sabes cómo es ser un pedófilo, si tomas Crimen y castigo, sabes cómo es ser un asesino, si tomas un libro que se escribió al otro lado del mundo sabes lo que significa ser africano, y creo que esta habilidad de contener diferentes narrativas es una especie de vistazo a aquello de lo que se trata el mundo. No puedes entender de qué se trata la vida si siempre estás en tu caparazón. Para entender la vida tienes que saber que eres solo una voz en esta especie de experiencia polifónica.

¿Si fueras un personaje bíblico, cuál serías? Puede ser bíblico, rabínico o cualquiera dentro de la historia judía.

Diría que algo entre el rabino Najmán de Breslev y la serpiente del Edén.

¿Por qué?

Bueno, la serpiente, porque solemos pensar que es el chico malo de la historia pero básicamente, fue condenado a perder sus pies y sus manos por compartir con la gente el conocimiento, a tener algún tipo de reflejo para tener perspectiva de ellos mismos,  y el rabino Najmán de Breslev porque lo veo como el rabino judío más hippie. Mi hermana sigue las formas vida del rabino Najman de Breslev y creo que es un gran contador de historias pero creo que principalmente dice que la vida no vale nada si no tienes compasión. Entonces, si tienes sabiduría y compasión, probablemente Dios se enojará contigo pero ¡qué puedes hacer! No se puede complacer a todos.

¿Qué consejo le darías a alguien que quiere ser escritor?

Creo que la escritura debe salirse siempre del confort. Salirse del confort no embelleciendo la realidad sino mirándola en su punto más feo y ser capaz de hallar ahí algo positivo.


Contenido original de Enlace Judío. Reproducción autorizada con la mención: ©EnlaceJudíoMéxico

 

 

 

 

 

 

 

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí