avatar_default

BUENOS AIRES, Argentina (JTA) – El héroe local Diego Schwartzman luchó contra una lesión en la ingle para ganar un partido de cuartos de final de casi cuatro horas en el clásico de Buenos Aires, pero el jugador judío no podrá presentarse en las semifinales.

Schwartzman, el mejor posicionado, derrotó a Pablo Cuevas de Uruguay, 5-7, 7-6 y 7-5, el viernes por la noche a pesar de la lesión en los últimos dos juegos y se ganó una gran ovación. A las 3 horas, 42 minutos, fue el partido más largo en la historia del torneo de Buenos Aires.

No está claro cuándo volverá a la cancha.

“Los médicos me dijeron que no jugara”, declaró Schwartzman, quien es el número 14 en el ranking mundial. “Cualquier actividad física me iba a dejar mucho más tiempo fuera de las canchas”.

También dijo que el tiempo de recuperación será de entre dos y tres semanas, lo que mantendría a Schwartzman fuera de los torneos en Brasil y Chile. Su disponibilidad para la serie de la Copa Davis del 6 al 7 de marzo es cuestionable.

Schwartzman creció en una familia judía en Buenos Aires y creció como tenista en el club deportivo Hacoaj JCC en la capital argentina.

De la traducción (c)Enlace Judío México
Prohibida su reproducción

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí