Inicio » Destacado » Tirador de Alemania presuntamente quería exterminar a gente de Israel, Asia y África

Tirador de Alemania presuntamente quería exterminar a gente de Israel, Asia y África

BERLÍN  (JTA) — El tirador que asesinó a 9 personas en la ciudad alemana de Hanau fue un extremista de extrema derecha que, según reportes, dijo que quería exterminar a personas de Asia, África del Norte e Israel.

La principal organización judía de Alemania expresó su conmoción por el ataque del miércoles por la noche, que el fiscal general del país está investigando.

La policía de Hanau dijo que el tirador, identificado en los reportes de la prensa como Tobias R., nacido en 1977, y su madre, fueron encontrados muertos en la madrugada del jueves en su casa, no mucho después de su tiroteo en dos bares de narguiles. Entre los muertos había varios ciudadanos turcos, así como un bosnio y una persona de Polonia.

El presunto tirador dejó un video y un manifiesto de 24 páginas en el que dijo que ciertas personas “deben ser completamente destruidas”, según reportes de noticias alemanes. Un portavoz del fiscal general le dijo a The Jewish Telegraphic Agency que no podía confirmar la existencia de un manifiesto o video, pero que el jueves se publicaría más información.

El ataque es el último de una serie de ataques de alto perfil de extremistas de extrema derecha en los últimos meses. Tanto el ataque de Yom Kipur contra una sinagoga en Halle en octubre pasado como el asesinato en junio de un político a favor de los refugiados, Walter Lubcke, fueron llevados a cabo por asaltantes afiliados a la extrema derecha.

En respuesta a esos ataques, los funcionarios alemanes han dicho que están aumentando el escrutinio de los grupos de extrema derecha. Pero son vistos como una puesta al día después de años de centrar los esfuerzos antiterroristas en gran medida en los extremistas islámicos.

En una declaración el jueves por la mañana, Josef Schuster, jefe del Consejo Central de Judíos en Alemania, dijo que le preocupaba “la seguridad de las minorías en Alemania y de aquellos que están comprometidos a ayudarlos”.

Schuster y otros prominentes judíos alemanes han dicho recientemente que un aumento en los crímenes de derecha y el surgimiento de un partido político extremista de extrema derecha, Alternativa para Alemania, les ha hecho considerar abandonar Alemania.

Los medios alemanes dijeron que el manifiesto fue escrito en enero y destinado a ser un “mensaje para el pueblo alemán” y una declaración de guerra. Los reportes no confirmados afirman que culpó a “ciertas personas en mi propio país” por el hecho de que “ahora tenemos poblaciones, razas o culturas entre nosotros que son destructivas en todos los sentidos”.

Según los informes, Tobias R. también había publicado un video en YouTube la semana pasada que contenía teorías de conspiración sobre poderes secretos que dirigían tanto a Estados Unidos como a Alemania, y expresiones de odio dirigidas a inmigrantes árabes y turcos.

La policía no sabía de ninguna amenaza específica contra la población judía de Hanau, dijo Oliver Dainow, representante de la comunidad judía allí, el jueves a JTA por la mañana.

La comunidad, con unos 200 miembros, ya había reforzado la seguridad después del violento ataque fuera de la sinagoga en Halle. Dos transeúntes murieron en el ataque. El presunto perpetrador, que había intentado y no logró entrar en la sinagoga, fue arrestado más tarde.

“Para cualquiera que tenga este tipo de ideas en su cabeza, el judaísmo no está muy lejos”, dijo Dainow a JTA.

Si bien los ataques violentos más recientes han tenido antecedentes extremistas de derecha, Dainow dijo que no podía señalar una dirección política específica como la más amenazante.

“Hay un ambiente tóxico en general”, dijo.

En su declaración, Schuster dijo que las autoridades alemanas habían ignorado las señales de advertencia durante demasiado tiempo.

“Ya es hora de que todas las entidades democráticas se unan contra la amenaza del extremismo de derecha y también del terrorismo islamista”, dijo. “Los políticos, los organismos encargados de hacer cumplir la ley, el poder judicial y la sociedad civil deben asumir la responsabilidad”.

La canciller alemana, Angela Merkel, quien canceló los planes de viaje tras el tiroteo de Hanau, dijo el jueves en una declaración pública: “El racismo es un veneno. El odio es un veneno. Y este veneno existe en nuestra sociedad y es responsable de demasiados crímenes”.

De la traducción (c)Enlace Judío México
Prohibida su reproducción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *