Enlace Judío México e Israel – Una masiva plaga de langostas que no se había visto en varios años mantiene en vilo a la región de África nororiental, con un latente riesgo de terminar también por afectar a Israel.

Países como Kenia, Somalia, Etiopía, Eritrea, Tanzania, Uganda, Sudán del Sur y Djibouti actualmente están siendo afectados por una de las peores plagas de langostas del desierto en décadas. Países fuera de África como Arabia Saudita, Kuwait y Pakistán también han sido afectados por la propagación de la plaga en los últimos días, en tanto que Jordania o Siria se han alistado para su llegada.

Tan solo en Kenia, donde en 70 años no se había presentado una plaga de este tipo, los  enjambres de langostas han alcanzado una magnitud de entre 40 y 60 kilómetros. Pese a que no son perjudiciales directamente para seres humanos o animales, la plaga de langostas sí lo es para la agricultura.

Ante ello, Israel se alista ante la posible llegada de la plaga a su territorio. La última vez que una plaga masiva de langostas azotó al país fue en marzo de 2013, cuando millones de estos insectos llegaron a la región del Néguev a través del desierto del Sinaí, causando daños agrícolas por cientos de miles de nuevos shekels.

A principios de esta semana, el Ministerio de Agricultura de Israel, encabezado por Tzahi Hanegbi, realizó una primera evaluación de la situación sobre la expansión de la plaga de langostas, reportó el periódico Maariv.

Luego de las evaluaciones, y según las estimaciones de las autoridades correspondientes en la materia, por el momento la posibilidad de que la plaga llegue a Israel es baja, pero la expectativa podría cambiar y el país debe de estar preparado con anticipación para una situación así, señaló Hanegbi.

De esta manera, el ministro instruyó a los servicios de protección de cultivos dependientes del Ministerio de Agricultura a que comiencen preparaciones para cualquier eventualidad al respecto, y a que mantengan un contacto cercano con la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Otra de las medidas solicitadas por Hanegbi ha sido una inspección de las existencias de pesticidas no dañinos para el humano con los que la dependencia cuenta, en caso de que tengan que ser utilizados ante la llegada de la plaga.

La actual plaga de langostas que afecta fuertemente por el momento a varias naciones de África nació gracias a las fuertes lluvias que cayeron desde octubre y hasta diciembre del año pasado, que ayudaron a generar las condiciones para su nacimiento y crecimiento, así como por las temperaturas cálidas, que ayudan a la maduración más rápida de los insectos. Dichas lluvias fueron efecto de un fenómeno climático llamado dípolo del oceáno Índico, conocido también como “el Niño Indio”.

De acuerdo a la FAO, alrededor de 12 millones de personas están experimentando escasez de alimentos en Etiopía, Kenia y Somalia, pero también pone en potencial riesgo de escasez alimenticia a otras 20 millones de personas.

Según la propia ONU, si el número de langostas no es controlado en este momento, podría crecer 500 veces para el mes de junio, lo que podría afectar a comunidades dedicadas al pastoreo y campesinos.

Debido a la situación, la FAO ha hecho una solicitud por 76 millones de dólares a los Estados miembros de la ONU para financiar el control de la plaga en el cuerno de África.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Israel no está solo

En la batalla de la información, estamos al frente
Llegamos a 8 millones de personas al mes
Únete a la defensa del único Estado Judío
Se parte de la Comunidad Enlace Judio

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈