Inicio » Noticias » Antisemitismo » El carnaval de Aalst en Bélgica vuelve a exhibir un repulsivo antisemitismo

El carnaval de Aalst en Bélgica vuelve a exhibir un repulsivo antisemitismo

Enlace Judío México e Israel – El centenario carnaval anual de Aalst en Bélgica se celebró de nuevo este domingo en las calles de la antigua ciudad, redoblando un antisemitismo grotesco y sin freno que relució entre participantes y asistentes, pese a múltiples críticas y condenas.

El famoso carnaval, con un origen que data desde el medievo en la ciudad ubicada a unos kilómetros al noroeste de Bruselas, atrajo los reflectores en marzo de 2019 cuando un conocido grupo local involucrado en el desfile, llamado De Vismooil’n, presentó una carroza que mostraba dos enormes figuras de judíos jasídicos en vestidos rosas en claros estereotipos antisemitas, como narices ganchudas, junto a bolsas de dinero, cajas fuertes y ratas, así como varios de sus integrantes con el mismo atuendo que se mofaba de judíos jasídicos.

La carroza atrajo inmediatamente críticas en todo el mundo judío en contra de los organizadores del festival cultural y el gobierno local, al punto de que se le llegó a comparar con la propaganda nazi. En la respuesta más notoria al respecto, en diciembre del año pasado, la UNESCO decidió retirar al carnaval de Aalst de su lista de patrimonio cultural como medida en respuesta al antisemitismo permitido en el evento.

Las peticiones para que se evitara de nuevo una exhibición de groseras muestras de estereotipos antisemitas en el carnaval llegaron incluso del gobierno de Israel en los últimos días, pero nada pudo contra el deseo de los participantes y asistentes de redoblar este año aún más sus burlas y uso jubiloso de ello para su diversión, en aparente reto a las descalificaciones que se han extendido por meses.

Nazis, jasídicos estereotipados o el uso burlesco de objetos, sitios y rituales judíos se pudo apreciar durante el evento este domingo en la ciudad de Aalst, que solo atrajo más condenas a nivel mundial.

Un grupo de 11 hombres que empujaban una maqueta del Muro de los Lamentos, ataviados en un disfraz que mezclaba un atuendo jasídico con el de una hormiga, con estampillas que decían “obedece”, fue una de las tantas muestras de estereotipos antisemitas en el carnaval, describió el sitio JTA. “Estos somos nosotros diciendo que no vamos a parar de reírnos de nadie”, dijo uno de los integrantes al portal, argumentando que el disfraz de hormiga correspondía a la similitud de pronunciación entre “Muro de los Lamentos” y “hormiga que se queja” en neerlandés, que no deja de traer a la mente el clásico tropo antisemita de calificar de insectos a los judíos.

En una carroza que fue parte del carnaval, otro grupo se presentaba narices ganchudas falsas y atuendos jasídicos, con frases en el vehículo que decían “Regulaciones para el comité del partido judío”, “No se burlen de los judíos y “Ciertamente no digan la verdad acerca del judío”, según JTA.

Otra de las carrozas presentaba una maqueta del Muro de los Lamentos con el mensaje “Bueno, también te quejarías si te cortaran el pene”, de acuerdo con The Jerusalem Post. En tanto que otra maqueta del sitio sagrado mostró caricaturas de judíos jasídicos estereotipados diciendo: “Solo estoy celoso” y “No tengo una nariz grande”.

También fueron captados varios asistentes ataviados como oficiales nazis. Al menos cuatro portaban prendas alusivas a la élite militar nazi, con vistosas trenzas pelirrojas, un botón con el diseño de una Estrella de David y estampas a la espalda que decían “UNESTAPO”, en aparente mofa y comparación a la UNESCO con la Gestapo nazi.

Un hombre ataviado como judío jasídico, con Talit, Shtreimel y una gran nariz falsa, portaba un mensaje en una pancarta que decía: “Un judío enfadado, pero tolerante. SHALOM”. La imagen fue difundida por el embajador de Israel ante la ONU, Danny Danon, con un mensaje de condena total al evento: “Mientras el antisemitismo se esparce por todo el mundo, el gobierno belga no debería de permitir este despliegue de odio a judíos en el carnaval anual de Aalst. Este carnaval no es uno para disfrutar, sino una demonización del pueblo judío”.

Algunos asistentes, con un vestido de jasídicos con amplias trenzas amarillas, portaban prendas que parecían aludir a un Talit, tanto alrededor del tradicional sombrero jasídico, como en hombros.

La primera ministra de Bélgica, Sophie Wilmes, manifestó su rechazo a las muestras de antisemitismo durante el festival cultural, e incluso sugirió que podrían llegarse a tomar medidas.

“A pesar de que el carnaval de Aalst es mucho más que eso, estos hechos se desvirtúan de nuestros valores y reputación como país”, dijo en respuesta a la edición de este año la ministra, de acuerdo con la agencia AP.

“Bélgica es un Estado de derecho. Corresponde al Departamento de Justicia y las autoridades interesadas ver si los eventos durante el carnaval son contrarios a la ley”, agregó, a la vez de afirmar que los estereotipos que estigmatizan “conducen a la división” y de que “ponen en peligro a la sociedad, específicamente cuando son acciones reiteradas y conscientes”.

El alcalde de Aalst, Christoph D’Haese, un defensor desde hace un año de la idea de que los estereotipos antisemitas puedan ocurrir libremente en el carnaval, criticó a la mandataria.

“No vi un desfile ni antisemita ni racista. Al contrario, lo que vi es una gran cantidad de libertad de expresión y creatividad”, señaló. D’Haese incluso posó para una fotografía con un asistente ataviado como judío estereotipado, de acuerdo a AP.

Por su parte, en condenas al carnaval, el rabino Pinchas Goldschmidt, presidente de la Conferencia de Rabinos Europeos, dijo: “la procesión satírica con tropos antisemitas en Aalst, Bélgica, es extremadamente ofensiva y abusa del poder de la libertad de expresión, que es un ingrediente muy esencial cualquier democracia liberal”.

En tanto que la rama del Comité Judío Americano (AJC, por sus siglas en inglés) en Europa, instó a que se haga una investigación de los organizadores del carnaval.

“Las autoridades belgas no hicieron nada para evitar los disfraces antisemitas, que violan claramente los valores fundacionales de la Unión Europea, basados en las lecciones del Holocausto y la Segunda Guerra Mundial”, dijo Daniel Schwammenthal, director del Instituto Transatlántico del AJC.

Por medio de un tuit, el Museo del Holocausto de EE.UU. manifestó su repudio: “24,000 judíos que vivían en Bélgica fueron asesinados en el Holocausto. Hoy, el antisemitismo mortal está en aumento de nuevo en toda Europa. Eventos como el desfile del carnaval de Aalst que promueven el antisemitismo y avivan el odio y la violencia potencial deben ser denunciado por todos los segmentos de la sociedad”.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *