Juntos venceremos
domingo 21 de julio de 2024

El primer ministro de Malasia, virulentamente antisemita, presenta su dimisión al rey

Enlace Judío México e Israel.- El primer ministro de Malasia, Mahathir Mohamad, famoso por sus constantes comentarios antisemitas, presentó su dimisión en una carta al rey.

“La carta fue enviada a Su Alteza Real el Rey a la 1 p.m.”, dijo la oficina de Mahathir en un comunicado.

Conocido por sus comentarios antijudíos en foros internacionales y afirmar que los musulmanes del mundo deben enfrentar a Israel y los judíos, amenazó con renunciar el lunes. Malasia vive una agitación política interna en la que lo vio pelear  con otro líder político llamado Anwar Ibrahim.

Es probable que Mohamad no llegue a dejar el cargo y que esto sea una farsa para permanecer en el poder, como afirmaron unos lugareños a la BBC. A los 94 años es uno de los líderes más antiguos del mundo.

Foto del 22 de febrero de 2020, el primer ministro de Malasia, Mahathir Mohamad, habla durante una conferencia de prensa en Putrajaya, Malasia. (Foto AP / Vincent Thian)

Mahathir Mohamad presentó su renuncia al rey el lunes a raíz de una oferta de sus aliados para derrocar al gobierno y bloquear la sucesión del líder en espera Anwar Ibrahim.

El drama político se vivió un día antes en un intento de los rivales de Anwar dentro de su propia coalición “Pacto de Esperanza”, que alcanzó una histórica victoria electoral en 2018, y políticos de la oposición para formar un nuevo gobierno.

La coalición habría excluido a Anwar como presunto sucesor de Mahathir, y a la mayoría de los legisladores de su partido, bloqueando su camino para convertirse en primer ministro en futuro inmediato.

Anwar y Mahathir tienen pasaron por una etapa tormentosa pero se reconciliaron antes de las elecciones de 2018, y con frecuencia se ha oído a Mahathir prometer que entregaría el poder a su antiguo enemigo.

Tras el anuncio del envío al rey de su carta de renuncia, Anwar debía reunirse con el rey el lunes por la tarde. El papel del monarca es mayormente ceremonial, pero confirma el nombramiento del primer ministro del país y es probable que Anwar intentara convencerlo de que tiene suficiente apoyo parlamentario para formar gobierno, según dicen los observadores.

A su vez, el partido de Mahathir, Bersatu, podría estar haciendo su propio intento de formar gobierno dado que Mahatir también anunció que dejaría la coalición “Pacto de Esperanza”.

Anteriormente, dos rivales de Anwar del Partido de la Justicia Popular, Mohamed Azmin Ali y Zuraida Kamaruddin, considerados figuras clave en el intento de formar un nuevo gobierno y bloquear su ascenso, fueron despedidos, anunció el partido.

Anwar se había asociado con el ex enemigo Mahathir antes de las elecciones de 2018 para destituir al gobierno de Najib Razak, envuelto en un escándalo de soborno masivo. Juntos dirigieron una alianza hacia una victoria inesperada contra una coalición que había gobernado Malasia sin interrupción durante más de seis décadas, y Mahathir acordó entregar el poder a Anwar.

En su segundo período como primer ministro tras el primero que ejerció de 1981 a 2003, se ha negado a decir cuándo transferirá el poder, avivando las tensiones dentro de la coalición de cuatro partidos.

La alianza vio caer su popularidad acusada de no mejorar el nivel de vida y proteger los derechos de la mayoría étnica musulmana malaya, y perdió una serie de elecciones locales.

Algunos pidieron unas elecciones rápidas, aunque los políticos parecían estar tratando de formar un nuevo gobierno sin celebrar elecciones.

Mahathir se considera un orgulloso antisemita, y ha sido frecuentemente criticado por sus comentarios sobre los judíos.

En una ocasión, afirmó que “los judíos gobiernan el mundo por poder” y que “Estados Unidos está muy influenciado por los judíos”.

En la Universidad de Columbia en la ciudad de Nueva York se quejó ante los estudiantes: “¿Por qué no puedo decir algo contra los judíos, cuando mucha gente dice cosas desagradables sobre mí, sobre Malasia? No protesté, ni me manifesté”.

Llamó a los judíos “nariz de gancho”, cuestionó el número de judíos asesinados en el Holocausto y prohibió la “Lista de Schindler” en 1994, por “propaganda sionista”. Incluso llegó a manifestar que estaba “contento de ser etiquetado como antisemita”.

El líder de Malasia ha sido con frecuencia invitado a Oxford, Cambridge y Columbia a pesar de sus constantes comentarios antisemitas. En septiembre del año pasado, en Columbia, justificó la negación del Holocausto y odio a los judíos alegando que hacía uso de la “libertad de expresión”, aunque en Malasia no haya libertad de expresión.

Malasia condena a las personas a prisión por “apostasía” y también condena a los no musulmanes si usan el término “Alá” para referirse a Dios. En marzo de 2019, una persona fue enviada a prisión por diez años en Malasia por “insultar al Islam”. Sin embargo, Mohamad es uno de los líderes internacionales que con más frecuencia habla en las universidades occidentales, donde su ataque a los judíos nunca falta.

En 2018 llamó a los judíos “nariz de gancho” , un comentario odioso que al que Reuters se refirió como “viejos hábitos”. Tampoco la BBC lo cuestionó cuando afirmó “para ser sincero, el problema en Oriente Medio comenzó con la creación de Israel”.

En 2003, instó a los “1.300 millones de musulmanes” del mundo a enfrentarse a los judíos, porque “unos 1.300 millones de musulmanes no pueden ser derrotados por unos pocos millones de judíos”. “Si los musulmanes no luchan por sus derechos”, dijo “serán siempre oprimidos y dominados por los europeos y los judíos”. Añadió que “los europeos mataron a 6 millones de judíos de 12 millones, pero hoy los judíos gobiernan este mundo por poder. Hacen que otros peleen y mueran”.

Mohamad es el líder más antijudío del mundo y también el mejor recibido en las universidades occidentales que le brindan una plataforma. De alrededor de 200 líderes en el mundo, es invitado a los que con mayor frecuencia hacen preguntas sobre si los gobiernos occidentales y los académicos rinden servicio para enfrentar el racismo y el antisemitismo, pero encuentran formas de proporcionar más lugares para líderes mundiales antisemitas que otros líderes mundiales.

Mahmoud Ahmadinejad de Irán, que negó el Holocausto, también fue invitado a hablar en Columbia. Desde entonces, otros funcionarios iraníes, que no niegan el Holocausto, no han recibido invitaciones similares. Parece más probable que los líderes mundiales sean invitados a universidades occidentales si niegan el Holocausto.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

 

Comunidad Enlace Judío

¿Nuestro periodismo es importante para ti?
¿Confías en Enlace Judío para una cobertura precisa y oportuna en este momento?
En ese caso, únete a la comunidad Enlace.
A partir de $100.00 MXN al mes, podrás:

  • Apoyar a nuestros periodistas independientes que trabajan las veinticuatro horas del día
  • Ser reconocido como parte de nuestra comunidad una bendición semanal
  • Acceso a contenido exclusivo
  • Acceso a eventos exclusivos, en caso de haberlos
  • Servicio de noticias instantáneas sobre Israel y el mundo judío a tu celular, así como a nuestras transmisiones en vivo.

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈