avatar_default

Enlace Judío México e Israel- Uno de los países que parece haber exagerado en restricciones y cuidados para evitar contagio por coronavirus es, sin duda, Israel. Aquí, 5 cosas en las que pueblo y gobierno demostraron responsabilidad. 

1.- Sacrificando la libertad individual. Entre 50,000 y 80,000 israelíes están en cuarentena domiciliaria, con solo un canal de Netflix y una pequeña ventana. Con una sola de estas personas violando su aislamiento, el riesgo de contagio sería exponencial. Sin embargo, tanto adultos mayores como millennials rebeldes confían en las instituciones estatales por el bien común. Eso habla bien de un país que piensa en sus adultos mayores y las personas inmunodeprimidas.

2.- Sacrificando intereses económicos. No quiero imaginar la presión de la industria turística sobre el gobierno de Israel: sólo como ejemplo, la aerolínea israelí El Al despedirá a 1,000 empleados y prevé pérdidas de hasta $70 millones de dólares. Añadamos a ello las pérdidas económicas por las casi 100,000 personas (de un país de 9 millones aproximadamente) que no acuden a sus labores por la cuarentena domiciliaria.

3.- Poniendo en riesgo relaciones con gobiernos de otros países, en especial Francia, Alemania, Suiza, España y Austria, los cuales podrían tomar ofensa por el hecho de que los viajeros desde sus países tengan que sufrir cuarentena. A finales de febrero, Corea del Sur protestó al gobierno de Israel por hacer regresar desde el Aeropuerto Ben Gurion un avión de una aerolínea coreana, luego de imponer el mismo día medidas migratorias sobre el país asiático.

4- Mostrando responsabilidad desde las autoridades mayores del país hasta en los aspectos mínimos de salud que se deben de tener. Tanto desde nivel del gobierno, con el primer ministro de Israel Benjamín Netanyahu instando a no saludar de mano (en nuestra foto, el primer ministro de Israel y el director general del Ministerio de Salud enseñan cómo saludar sin dar la mano)  y reprendiendo al equipo de basquetbol del Maccabi Tel Aviv por no acatar las instrucciones sanitarias, hasta el Gran Rabino Ashkenazí de Israel, David Lau, instando a no besar la Mezuzá en esta época de riesgo.

5.- Patrocinando la investigación científica y tecnológica en salud. Una vacuna contra el coronavirus probablemente será desarrollada en Israel, derivada de una vacuna inicialmente producida para la gripe aviar, tras 4 años de investigación financiada por el Ministerio de Ciencia y Tecnología de Israel. Se habla de que, en este país, se gastan 60 millones de nuevos shekels al año para investigación en salud.

Finalmente, en un artículo del sitio Ynet, un columnista expresa esta reflexión: “Pero si hemos obtenido algo de esta experiencia inquietante, es que nuevamente somos una comunidad que ha revivido un sentido de responsabilidad y solidaridad, renovado nuestra fe en los sistemas que creamos para beneficiar a nuestra sociedad”.

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí