avatar_default

Enlace Judío México e Israel – El primer ministro Benjamín Netanyahu solicitó el domingo que el Tribunal de Distrito de Jerusalén posponga la apertura de su juicio, programado para el 17 de marzo.

Su abogado, Amit Hadad, explicó en un breve video que la solicitud era simplemente por un retraso técnico para recibir material probatorio adicional que habían solicitado de la fiscalía meses atrás, reportó el periódico The Jerusalem Post.

Mandelblit anunció su acusación final el 21 de noviembre, pero no pudo presentarla ante los tribunales hasta que finalizara el proceso de solicitud de inmunidad.

En general, la primera audiencia de un juicio se usa específicamente para resolver tales problemas, de modo que sería inesperado que el tribunal otorgue un retraso para resolver los problemas fuera del tribunal.

El Fiscal General Avichai Mandelblit les dijo previamente a los abogados de Netanyahu que ya habían recibido todas o casi todas las pruebas que se les debían, y que cualquier disputa probatoria restante debería resolverse en la audiencia del 17 de marzo.

El panel de tres jueces para el juicio de corrupción pública incluye a Rivkah Friedman-Feldman, Moshe Bar-Am y Oded Shaham.

Una decisión sobre la fecha de apertura del juicio y del panel se había estancado desde que se presentó la acusación contra Netanyahu el 28 de enero.

Aunque inicialmente había un mayor potencial para que se iniciara el juicio antes de las elecciones del 2 de marzo, finalmente quedó claro que el tribunal quería que la apertura del juicio se pospusiera hasta después del día de las elecciones.

Netanyahu se convirtió oficialmente en el primer primer ministro en funciones en la historia de Israel en ser acusado el 28 de enero cuando Mandelblit presentó una acusación ante el Tribunal de Distrito de Jerusalén contra él por soborno, fraude y abuso de confianza, solo horas después de que Netanyahu retiró su solicitud de inmunidad.

Mandelblit anunció su acusación final el 21 de noviembre, pero no pudo presentarla ante los tribunales hasta que finalizara el proceso de solicitud de inmunidad.

Los meses de retraso en la presentación de la acusación provienen de la inusual solicitud de inmunidad de Netanyahu (que la mayoría de los ministros no han solicitado) y el hecho de que el Knéset ha estado fuera de sesión durante un período prolongado.

Horas después de anunciar la acusación el 21 de noviembre, Mandelblit pronunció un discurso en el que dijo que personalmente era triste para él acusar a Netanyahu, a quien personalmente admiraba mucho en términos de talentos, pero que estaba obligado por la ley a hacerlo.

El fiscal general finalmente acusó a Netanyahu de soborno en el Caso 4000, el “asunto BezeqWalla!” por abuso de confianza en el Caso 1000, el “Asunto de regalos ilegales”; y por abuso de confianza en el Caso 2000, el “asunto Yediot AhronotIsrael Hayom“.

En el Caso 4000, Netanyahu está acusado de participar en un esquema de soborno mediático en el que el propietario de Walla!, Shaul Elovitch, supuestamente le dio una cobertura positiva a cambio de que Netanyahu elaborara políticas gubernamentales que favorecieran a la compañía Bezeq de Elovitch, por alrededor de NIS 1.800 millones.

Este es el caso más difícil para Netanyahu, ya que se enfrenta a acusaciones de dos ex ayudantes cercanos convertidos en testigos estatales, Shlomo Filber y Nir Hefetz.

En el Caso 1000, Netanyahu está acusado de recibir cientos de miles de nuevos shekels en obsequios de magnates ricos, en su mayoría de Arnon Milchin, a cambio de ayuda con iniciativas comerciales y personales-legales. El cargo en sí mismo es tomar acción en situaciones en las que el primer ministro tuvo un conflicto de intereses, ya que no se puede probar quid pro quo real.

En el caso 2000, Netanyahu fue acusado de trabajar con Yedioth Ahronoth e Yisrael Hayom para frenar la competencia de este último con Yediot, a cambio de una cobertura positiva para Netanyahu en Yedioth Ahronoth.

El acuerdo nunca se aprobó, pero la ley tiene delitos de intento de soborno y abuso de confianza que pueden aplicarse incluso si un acuerdo no se cumple. Mandelblit nunca fue partidario del Caso 2000, pero decidió que necesitaba acusar a Netanyahu de algo, una vez que acusaron de soborno al propietario del Yedioth, Arnon Noni Mozes.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí