Enlace Judío México e Israel.- Las nuevas tecnologías se centrarán en la desalinización, la purificación y la reutilización del agua.

BGN Technologies, la compañía de transferencia de tecnología de la Universidad Ben-Gurion del Negev (BGU), en coordinación con la Universidad Northwestern, ha anunciado el lanzamiento de un consorcio entre EE. UU. e Israel dirigido por ambas universidades con el objetivo de desarrollar nuevas tecnologías que serán utilizadas para resolver los desafíos mundiales del agua.

El programa, llamado Centro de Investigación Colaborativo Agua-Energía (CoWERC), analiza la intersección entre agua y energía; específicamente, los investigadores apuntan a desarrollar y comercializar tecnologías que respalden el suministro de agua mejorado con eficiencia energética, la reutilización de aguas residuales y la recuperación de recursos, y los sistemas de energía-agua, informa The Jerusalem Post.

Es importante comprender la conexión entre el agua y la energía, dijo Aaron Packman, profesor de ingeniería civil y ambiental en la Escuela de Ingeniería McCormick y director del Centro de Investigación del Agua del Noroeste.

“El agua y la energía están inextricablemente vinculadas: la purificación y distribución del agua son usos primarios de la energía, mientras que el agua es esencial para la producción de energía”, dijo Packman. “CoWERC nos permitirá desarrollar nuevas tecnologías que reducirán la energía necesaria para la desalinización, mejorarán la recuperación de agua y energía, y apoyar la reutilización segura del agua”.

“Curiosamente, las aguas residuales urbanas contienen más energía que la cantidad necesaria para su purificación”, dijo Moshe Herzberg, profesor de ingeniería ambiental en ZIWR. “Nuestro objetivo es recuperar esta energía, junto con los nutrientes, y reutilizar el agua tratada”.

La tecnología desarrollada por CoWERC se someterá a pruebas piloto en las instalaciones de agua y aguas residuales en Israel y los Estados Unidos, y una vez comprobado, se podrá implementar en todo el mundo.

El programa tendrá un presupuesto total de $ 21.4 millones. Esa cifra incluye una subvención conjunta de $ 9.2 millones del Departamento de Energía de EE. UU. y el Ministerio de Energía de Israel, junto con la Autoridad de Innovación de Israel. También está siendo administrado como parte del programa del Centro de Energía EE. UU.-Israel por la Fundación Binacional de Investigación y Desarrollo Industrial (BIRD) EE. UU.

“Estamos entusiasmados con el lanzamiento de esta iniciativa binacional de agua y energía única junto con nuestros socios. Dado que las tecnologías de desalinización se desarrollaron en BGU, estamos en una posición ideal para ayudar a investigar y resolver algunos de los problemas hídricos más desafiantes del mundo”, dijo Amit Gross, profesor de ciencias ambientales y del agua en los Institutos Blaustein para la Investigación del Desierto y director del Instituto Zuckerberg para Investigación del Agua en la Universidad Ben-Gurion.

Reproducción autorizada con la mención: ©EnlaceJudío