Inicio » Opinión » Entrevistas y Reportajes » La clave de tu salud puede estar en una gota de saliva

La clave de tu salud puede estar en una gota de saliva

Enlace Judío México e Israel – Una sola muestra de saliva puede ayudarte a saber a qué enfermedades eres propenso, cómo prevenirlas y hasta a conocer tu origen étnico con más precisión. Entrevistamos al fundador de Snyp Genetics para saber más sobre esta empresa y los servicios que provee. 

 

TellmeGen es el nombre comercial de este producto mediante el cual será posible, a un precio accesible, abrir la puerta del asombroso universo genético que cada individuo posee y, a través de ella, acceder a una gran cantidad de información de utilidad médica.

“Básicamente, es un tamiz genético (que) nos indica predisposición genética a desarrollar diferentes enfermedades”, explica Moisés Shabot, fundador de Snyp Genetics, en exclusiva para Enlace Judío. Se refiere a una prueba genética realizada a una muestra de saliva que podría ayudarnos a prevenir padecimientos diversos.

El procedimiento es muy simple: el cliente deposita una muestra de un mililitro de saliva en un envase que la empresa provee, da sus datos básicos, firma un consentimiento y, más tarde, recibe en su correo electrónico que le permite acceder a los resultados.

Los resultados pueden ser consultados en una plataforma que arroja cinco distintos paneles de información. En el primero, muestra tres posibles resultados para unas 70 enfermedades distintas: alto riesgo, riesgo típico o riesgo disminuido de desarrollarlas. Aspectos como el sexo, el origen étnico, la edad y el ADN son los factores que permiten determinar el nivel de riesgo que cada individuo tiene para cada una de esas enfermedades, explicó Shabot.

De estos factores, la edad es el único que se modifica con el tiempo, pues el riesgo de padecer determinados males se acentúa con el tiempo. Los clientes de Snyp Genetics reciben información actualizada respecto a la progresión o disminución de los riesgos conforme su vida avanza.

En un segundo panel, la prueba examina la presencia de genes específicos asociados a una enfermedad, es decir, a enfermedades monogénicas. “A diferencia del panel pasado, donde están implicados varios genes, en este caso, el de monogénicas, está implicado un solo gen. Hay enfermedades que pueden ser dominantes o recesivas, o sea que, en el caso de dominantes, con que un gen lo tengamos, padecemos la enfermedad, en el caso de las recesivas se necesita que los dos genes tengan, por decirlo así, la mutación.”

“En el caso de que tengamos una sola mutación, de las dos copias que tenemos, entonces no padecemos la enfermedad pero somos portadores de ella y se la podemos transmitir a nuestros hijos. Esto es muy importante para la comunidad judía”, explicó.

El tercer panel de la prueba analiza la farmacogenética. Es decir, “nos dice cómo metabolizamos los medicamentos, si los metabolizamos muy rápido” o muy lento, explica. Agrega que esto sirve para explicar por qué a algunas personas ciertos medicamentos les producen mayores efectos secundarios que a otros. A los médicos, tener esta información sobre sus pacientes les permite medicarlos de forma efectiva, disminuyendo la necesidad de dosificar bajo un esquema de prueba y error.

Un cuarto panel ayuda a establecer ciertos lineamientos para un estilo de vida saludable, pues nos indica cómo metabolizamos el colesterol, la glucosa y otros químicos, qué ejercicios nos conviene realizar y qué tipo de prácticas deberíamos de evitar.

La prueba también incluye un quinto panel, explica Shabot. Se refiere al de ancestría. “Ese panel no tiene mucho que ver con prevención (de enfermedades), tiene que ver con una parte más informativa, que tú quieras saber de dónde provienes.”

Los resultados de la prueba realizada por esta empresa son confidenciales. El cliente de la plataforma donde se muestran crea un usuario y contraseña para acceder a ellos y, si lo desea, puede solicitar acceso a su médico para que este pueda verlos.

Según Shabot, otras laboratorios ofrecen este tipo de pruebas en México “pero cada panel te lo manejan por separado (…) entonces, el precio se eleva muchísimo.” En cambio, esta empresa ofrece los cinco paneles de la prueba por un precio único de $350 dólares.

Aclara que este tipo de estudios no reemplaza a las pruebas comunes de laboratorio, rayos X y otros  medios diagnósticos pero sí constituye un buen complemento.

Respecto a la confidencialidad de los resultados, Shabot insiste en que estos son estrictamente confidenciales. “Muchas veces me preguntan, ‘oye, pero ¿que uso le van a dar a mi información?’. Si tú en ese momento dices ‘no quiero que se utilice para investigación, quiero que se utilice única y exclusivamente para que se analice mi muestra y me den mis datos clínicos’, para eso se va a utilizar.”

El laboratorio que examina las muestras está radicado en Europa y, de acuerdo con Shabot, cuenta con varias certificaciones que garantizan la calidad y el buen manejo de los resultados.

 

Reproducción autorizada con la mención: ©EnlaceJudíoMéxico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *