avatar_default

Enlace Judío México e Israel – El destacado rabino ultraortodoxo Jaim Kanievsky emitió este domingo una serie de serias instrucciones para la población de este sector con el fin de evitar la propagación del coronavirus.

Kanievsky emitió sus decisiones, basadas en el imperativo halájico del Pikuaj Nefesh, en respuesta a 6 preguntas que se le formularon al respecto de la situación actual que Israel enfrenta ante el coronavirus, informó el sitio religioso Kipa.

El respetado rabino residente de Bnei Brak de 92 años hizo un llamado a que no se rece en Minyan, acción que está permitida por las autoridades gubernamentales con un máximo de hasta 10 personas en espacios abiertos, y que en lugar de ello recen de manera individual.

Asimismo, afirmó que todo aquel que asegure que no está enfermo y no respeta las instrucciones sanitarias de mantener aislamiento o infringir el distanciamiento social, puede considerarse un Rodef, es decir, una persona que, de acuerdo a la ley judía, está tratando de matar a otra persona y contra el que se pueden tomar acciones.

Kanievsky autorizó a la población hacer llamados de atención incluso con gritos a las personas que violenten el aislamiento, e incluso, poder reportar a las autoridades correspondientes, como la Policía, a aquellos que no respeten ello o que incluso abran sinagogas o lugares de rezo. El Gran Rabinato de Israel ordenó el pasado miércoles la suspensión de servicios de rezo dentro de los templos.

Instó por igual a que los devotos mantengan encendido su teléfono celular en Shabat en caso de que pudieran estar a la espera de recibir el resultado de una prueba de coronavirus.

Y dejó en claro que, en caso de que el así considerado Rodef llegase a causar la muerte de otra persona por contagiarlo de COVID-19, podría ser considerado un Karov Lemezid, es decir, alguien que causó involuntariamente la muerte de otro.

Pidió que aquellos que sean ordenados que guarden una cuarentena domiciliaria, pese a que no tengan síntomas o se sientan mal, se mantengan en esta situación hasta que se resuelva su situación médica, escuchando de manera estricta lo que digan los médicos.

El posicionamiento del rabino contrasta con el que mostró hace dos semanas cuando se opuso al cierre de escuelas religiosas y Yeshivas luego de que se ordenó la suspensión de actividades educativas en Israel, argumentando que el estudio de la Torá no podía verse interrumpido. Dichas instituciones terminaron también por ser cerradas con el paso de los días.

Las instrucciones de Kanievsky se presentaron horas después de que más de 300 judíos ultraortodoxos participaron en el funeral de un rabino ultraortodoxo en Bnei Brak en la noche del sábado, pese a las instrucciones del gobierno israelí que prohíben congregaciones mayores a 10 personas, y en caso de funerales, de hasta 20 personas con 2 metros de distancia entre cada una.

Con una inacción manifiesta y vacilaciones de la Policía de Israel ante lo sucedido, el funeral desató controversia por lo que representó una considerable violación de las normas de distanciamiento social, sobre todo, en vista de que Bnei Brak es la segunda ciudad que concentra más contagios de coronavirus en todo Israel, luego de Jerusalén.

De acuerdo a los datos más actualizados del Ministerio de Salud de Israel, se tienen contabilizados 3,865, de los que 89 se han recuperado de la enfermedad y 15 han fallecido.

Del total de contagios activos, 3,616 se encuentran en estado de levedad, 82 en estado moderado, 66 en estado de gravedad, y 54 en estado grave y además con un respirador artificial.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí