avatar_default

Enlace Judío México e Israel.- El Partido Kajol Lavan, que ganó 33 escaños en las elecciones del 2 de marzo, se dividió amigablemente en cuatro partidos y dos facciones en una reunión del Comité de Arreglos de la Knéset el domingo.

GIL HOFFMAN

El Partido Kajol Lavan, que ganó 33 escaños en las elecciones del 2 de marzo, se dividió amigablemente en cuatro partidos y dos facciones en una reunión del Comité de Arreglos de la Knéset el domingo.

El presidente de la Knéset, Benny Gantz, conservará el nombre Kajol Lavan, que servirá a los 15 legisladores de su Partido Resiliencia de Israel. Yesh Atid de Yair Lapid con 13 legisladores  se fusionó en una facción de 16 legisladores con tres miembros de la Knéset del Partido Telem de Moshe Ya’alon llamado Yesh Atid-Telem.

Esa fusión tuvo lugar después de que Ya’alon permitió a los legisladores rebeldes Tzvi Hauser y Yoaz Hendel separarse de la facción Telem  de cinco miembros  para crear un nuevo grupo de dos legisladores llamado Derej Eretz. Kajol Lavan y Derej Eretz se fusionarán formalmente más adelante en la semana en una facción conjunta de 17 legisladores llamada Kajol Lavan y se unirán a la coalición, mientras Yesh Atid-Telem permanece en la oposición, informa The Jerusalem Post.

Las rupturas y fusiones terminaron siendo una victoria para el primer ministro Benjamin Netanyahu, porque Hendel y Hauser son de derecha, y junto con la legisladora de Gesher Orly Levy-Abecassis, que se separó de Avodá-Meretz, Netanyahu ahora tiene 61 legisladores a la derecha.

Otro cambio aprobado en el Comité de Arreglos fue que Gantz y Lapid intercambiaron legisladoras rebeldes. Pnina Tamano-Shata dejó Yesh Atid para pasar al Partido Resiliencia de Israel, y Gadeer Mreeh pasó de Kajol Lavn a Yesh Atid, sin sanciones a ninguna de las dos por saltar de bando.

Tamano-Shata le dijo a Lapid el sábado que pensaba que estaba “gravemente equivocado” al permanecer en la oposición y que Gantz tenía razón al unirse al gobierno.

“El interés del público es un gobierno de unidad”, dijo Tamano-Shata. “Voy tras mi verdad”.

Una fuente en Yesh Atid calificó el movimiento de Tamano-Shata como muy decepcionante, pero dijo que ningún otro miembro del grupo desertaría.

“Ella abandonó a todos los que trabajaron con ella y lucharon con ella durante años”, dijo una fuente cercana a Lapid. “No vinimos a la política por trabajo. Vinimos a trabajar para los ciudadanos de Israel”.

Pero el legislador Gadi Yevarkan del Likud dio la bienvenida a Tamano-Shata, un compañero inmigrante de Etiopía, y dijo que esperaba trabajar con ella en la coalición.

Gantz enfrentó su primera rebelión entre los legisladores dentro de Resiliencia de Israel el viernes, cuando Mreeh, la primera mujer drusa en la Knéset, anunció que no se uniría a una coalición dirigida por Netanyahu.

Ella prometió que “no se sentará ni un día bajo el acusado [primer ministro]”. Gantz visitó su hogar en un esfuerzo infructuoso por convencerla de que se uniera a la coalición.

Se esperan más disputas entre los legisladores  que se presentaron en Kajol Lavan esta semana, cuando se levanten los votos sobre los proyectos de ley pro y anti-Netanyahu en la Knéset.

Reproducción autorizada con la mención: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí