avatar_default

Enlace Judío México e Israel – Autoridades de salud federal del gobierno mexicano informaron que el número de casos positivos a COVID-19 aumentó a 1 mil 890 y a 79 las defunciones en el país.

Hugo López-Gatell Ramírez, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, detalló que hubo un incremento de 19 defunciones y 202 nuevos casos positivos a coronavirus en el país.

López- Gattel también informó que el 78% de los pacientes han sido no graves y el 22% ha requerido hospitalización.

Hubo un incremento de 19 defunciones y  202 nuevos casos positivos de coronavirus en el país y se han realizado 17 mil 184 pruebas en total.

Los estados con más casos positivos confirmados son Ciudad de México con 469, Estado de México 110, Jalisco 120, Puebla  125 y Nuevo Léon 88.

Tabasco 83, Quintana Roo 75, Sinaloa 74, Coahuila 72, Yucatán 62, Baja California 54 y Guanajuato 53 casos respectivamente.

Los estados con más decesos son la Ciudad de México con 17 , Sinaloa 10, Jalisco 6,  Baja California  e Hidalgo 5, Morelos, y Coahuila 4.

Alejandro Svarch Pérez, titular de la Coordinación Nacional Médica, Insabi, informó que inicia a partir de mañana la jornada nacional de reclutamiento, “México contra el COVID-19”.

Con el propósito de sumar profesionales especializados a los equipos de atención a pacientes por COVID-19 y subsanar el déficit de trabajadores de la salud en el sector.

Zoé Robledo Aburto, director general del IMSS, explicó que la contratación de profesionales de la salud será por 6 meses, contarán con prestaciones de ley como seguridad social para el trabajador y su familia.

Además de capacitación pagada, seguro de vida, salario competitivo de aproximadamente 34 mil 755 pesos mensuales para un médico especialista, 24 mil 600 pesos mensuales para un médico general.

El 6 de abril inician las contrataciones y las capacitaciones en cuanto concluya la etapa de contratación a finales de abril, la meta total de contrataciones de médicos es de 6 mil 600 y enfermeras 12 mil 300.

López Gatell aclaró que no hay evidencia concluyente de que se deban suspender los tratamientos antihipertensivos en pacientes tratados por coronavirus, ya que, subrayó, no existen pruebas fehacientes de que tengan interacción negativa en ellos.

Finalmente, volvió a hacer un llamado a la población a permanecer en sus hogares con la finalidad de evitar que se sature el sistema de salud con un gran número de pacientes graves por SARS-CoV-2.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí