Enlace Judío México e Israel.- El ministro de Relaciones Exteriores, Israel Katz, dijo que “una vez más queda demostrado que el Ministerio de Exteriores hará todo lo posible por traer de vuelta a todos los israelíes que quieran regresar. Ese es el valor de la responsabilidad mutua”.

LAHAV HARKOV

Al final de un viaje de evacuación de 60 horas, se esperaba que dieciséis israelíes regresaran a casa desde Nueva Zelanda el sábado por la noche.

Un vuelo especial organizado por Alemania para evacuar a sus ciudadanos permitió a los israelíes abordarlo; Alemania ha ayudado a muchos israelíes a regresar a casa en las últimas semanas.

Luego, el grupo de israelíes voló a Lisboa, donde los autorizaron a permanecer durante muchas horas a pesar de un cierre a los extranjeros, gracias a un permiso especial que obtuvo la Embajada de Israel en Portugal. Los diplomáticos israelíes también organizaron la instalación de camas en el aeropuerto para los viajeros.

Desde allí, los israelíes abordaron un vuelo especial de Israir desde Lisboa al aeropuerto Ben-Gurion.

El largo viaje se produjo varios días después de que la Embajada de Israel en Nueva Zelanda dispusiera la evacuación de otros 31 israelíes en un vuelo alemán.

El ministro de Relaciones Exteriores, Israel Katz, dijo que “una vez más queda demostrado que el Ministerio de Relaciones Exteriores hará todo lo posible para traer de vuelta a cada Israel que quiera regresar. Ese es el valor de la responsabilidad mutua”.

El Ministerio de Relaciones Exteriores expresó su agradecimiento a Alemania por la ayuda que ha estado prestando a los israelíes dándoles espacio en sus vuelos de evacuación alrededor del mundo.

Había más asientos disponibles en el vuelo pero algunos israelíes optaron por permanecer en Nueva Zelanda.

Reproducción autorizada con la mención: ©EnlaceJudío