avatar_default

(JTA) — Las sinagogas y las iglesias se han reabierto en el norte de Italia, donde habían estado cerradas desde que esa zona se cerró tras el primer brote importante de COVID-19 en Europa.

La principal sinagoga de Milán reabrió el lunes según las pautas acordadas la semana pasada con funcionarios del gobierno, informó Moked, el sitio de noticias judío italiano. Las sinagogas también han reabierto al menos en Roma y Florencia.

Las tiendas, peluquerías y restaurantes italianos también abrieron el lunes, poniendo fin a un cierre de 10 semanas. Alrededor de 32,000 personas en Italia han muerto por COVID-19.

En Milán, los devotos deben registrarse con anticipación en la oficina del rabino para asegurarse de que su número no exceda la nueva capacidad de cada sinagoga bajo los protocolos de distanciamiento social, dijo el presidente de la comunidad, Milo Hasbani.

En la sinagoga Beit Menachem de Hasbani, la capacidad se redujo a más de la mitad a un límite de 28 fieles en la sección de hombres y 12 en la de mujeres.

A los fieles de las sinagogas de Milán no se les permite traer sus propios Kipot, Talit u otros artículos religiosos. En cambio, reciben un kit desinfectado en la entrada, que dejan para desinfectar cuando van. Deben usar mascarillas y desinfectarse las manos antes de entrar.

Los niños menores de 13 años no pueden ingresar a la sinagoga de Beit Menachem por el momento. Sus puertas permanecen abiertas durante los servicios.

Para reservar un asiento para las oraciones del Shabat, los fieles deben registrarse antes del mediodía del martes, de acuerdo con las instrucciones enviadas a los miembros de la comunidad.

De la traducción (c)Enlace Judío México
Prohibida su reproducción

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí