avatar_default

Enlace Judío México e Israel – La ciencia, la educación, la cultura, el agua… La Unesco tiene mucho trabajo de frente a la pandemia de covid-19. Para saber qué está haciendo este organismo internacional, hablamos con el jefe de su oficina en México, Frédéric Vacheron. 

 

Una de las primeras crisis que llegaron con la pandemia de covid-19 fue la crisis educativa. Así lo narra, en conversación con Carol Perelman, Frédéric Vacheron, representante de la oficina de la Unesco en México. Esta crisis “ha tenido un impacto inédito y la verdad es que eso implicó que la Unesco quiso reaccionar de inmediato. Primero, convocando a todos los ministros de educación del mundo”, con el objetivo de “restablecer el sistema educativo en el contexto de la emergencia sanitaria, mediante la implementación de estrategias de apoyo, de confianza en la organización y de recuperación de la vida escolar.”

Según el funcionario de la Organización Para la Educación, la Ciencia y la Cultura de la ONU, esta situación “puede agudizar aún más las diferencias sociales, las brechas educativas, las brechas de género”, por lo que en la Unesco actualmente se está evaluando el problema para encontrar respuesta a todas estas amenazas.

Una de las líneas de trabajo tiene que ver con “la recuperación del bienestar emocional. Sabemos que la pandemia ha impactado el mundo de la educación, (a) los estudiantes, los niños, las niñas y también los docentes.”

En segundo lugar, Vacheron apunta a que “hay que recuperar la comunidad escolar, que ha sido totalmente paralizada por la pandemia. Hay que recuperar el aprendizaje: cómo recuperar lo que se ha aprendido y cómo aprender de esta experiencia también. Lo vemos que, por ejemplo, las comunidades rurales, las comunidades urbanas, las comunidades indígenas” no han vivido esta experiencia de la misma manera.

La cooperación internacional, dijo, “se movilizó porque las soluciones no están en un solo país. Vemos que algunos países ahora están tratando de reabrir sus escuelas y centros educativos y que deben, sin embargo, seguir tomando precauciones sanitarias muy importantes.”

Evitar la exposición de los estudiantes a la infección del temido SARS-CoV-2 es un asunto que el concierto de naciones se toma muy en serio, “y México está participando en este debate.” Unesco México, dijo Vacheron, está trabajando con la Secretaría de Educación Pública de este país para “ayudarles a encontrar las soluciones y para emprender también de otras experiencias.”

 Ciencia abierta

En marzo pasado, la Unesco reunió virtualmente a los ministros de ciencia de sus países miembros para hablar sobre el papel de la ciencia abierta y de la cooperación científica internacional, para enfrentar en bloque los retos que significa una emergencia sanitaria global como la que supuso la pandemia de covid-19.

“En el contexto de la pandemia, la cooperación científica es fundamental. Lo que llamamos la diplomacia científica es justamente que la ciencia no sea un campo de competencia o de oposición entre países sino un campo de cooperación”, dijo Vacheron. Añadió que las soluciones a la pandemia no pueden ser locales pues se trata de un problema global “y necesita una respuesta global.”

El papel de la Unesco, que tiene como parte de sus ámbitos de injerencia a la ciencia, “tiene mucho que aportar” para encontrar estas soluciones. En la reunión, donde participaron 122 países, “México fue representado por la Conacyt, y la verdad es que México tiene mucho que aportar a este debate.”

Cooperar en temas de investigación y coordinar una alianza internacional de ciencia abierta, son parte de los objetivos de trabajo de la Unesco en esta materia, “para que no haya también brecha en los conocimientos científicos. Es importante que los avances científicos estén al servicio de toda la humanidad” y no solo de una parte. “Hay que reducir la brecha del conocimiento.”

Según Vacheron, el organismo ya trabaja en una recomendación internacional sobre ciencia abierta “que la Conferencia General de la Unesco debería adoptar en 2021 (…). La ciencia puede estar al servicio de la paz pero puede estar también al servicio de la guerra y del conflicto. Entonces, tenemos que asegurar que esté al servicio de la paz y del bienestar de todos.”

Pero los esfuerzos de cooperación científica no solo tienen que ser globales sino también dentro de cada país. Por eso, Vacheron dijo que la Unesco se alegra de que en México se haya formado la red ECOs, de educación, ciencia, tecnología e innovación, “coordinada por la Secretaría de Educación y Ciencia, que dirige la señora Rosaura Ruiz”, una red que agrupa a las instituciones científicas de México para facilitar el diálogo con otros científicos del mundo.

El agua

Recurso indispensable para cualquier población, el agua es particularmente importante dentro del contexto de esta pandemia, en el que las medidas de higiene como el lavado constante de manos pueden significar una diferencia importante a la hora de mitigar la transmisión viral.

Sin embargo, para muchas comunidades, el acceso al agua potable es limitado. “La Unesco lidera el tema del agua dentro del sistema de Naciones Unidas, a través de su programa internacional de hidrología, y el agua, el saneamiento, la higiene son los tres determinantes que necesitamos trabajar en el marco de la pandemia.”

La Unesco México ya trabaja con la Conagua para atender este delicado asunto. Desde la creación de un webinar “sobre las herramientas de gestión para el sector hídrico de México frente al covid-19”, hasta en la creación de mensajes en lenguas indígenas para comunicar mensajes esenciales a las poblaciones minoritarias y rurales que más problemas enfrentan en ese sentido.

“En México contamos con un centro especializado sobre el agua, que se llama Centro Regional de Seguridad Hídrica, que fue creado el año pasado y que justamente es un centro especializado en la gestión del agua.”

El funcionario destacó la importancia del conocimiento tradicional de los pueblos indígenas sobre el medioambiente y los recursos naturales como el agua. Dijo que este conocimiento es muy importante para aportar soluciones que ayuden a enfrentar los retos de la pandemia en las esas comunidades.

En esta entrevista, cuyo contenido íntegro puedes ver en el video adjunto, el funcionario habló sobre cómo la crisis provocada por la pandemia ha afectado también la actividad cultural; también se refirió al fenómeno de la “infodemia”, a la importancia de la labor periodística y habló sobre los objetivos de desarrollo sostenible de la ONU, que ante la actual crisis sanitaria cobran una relevancia aún más radical.

 

Reproducción autorizada con la mención: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí