avatar_default

Enlace Judío México e Israel – Hoy Jueves, en la noche, empiezan las celebraciones de Shavuot. Por más de XVII siglos hemos celebrado la entrega de la Torá en este día. Sin embargo, en ninguna parte de los textos canónicos previos al Talmud se menciona esta festividad como la festividad de la entrega de la Torá. La Torá misma la menciona más como una festividad agrícola que la aceptación del pueblo de las leyes de D-os. La razón por la que sabemos que la Torá fue entregada en Shavuot es porque en el texto se nos da suficiente información para hacer la cuenta regresiva desde los eventos de Yom Kipur hasta la entrega de la Torá, y en efecto la fecha coincide con Shavuot. Sin embargo, en ningún momento la Torá marca el día en que dicho evento ocurre ni se nos pide celebrarlo. ¿Por qué entonces los rabinos decidieron llamarle a este día Zman Ve Toratenu “El día de la entrega de la Torá”? y ¿por qué la Torá nos pide celebrar el día, pero decide no revelar el evento que ocurrió en él? A lo largo de los siglos se han dado numerosas respuestas a estas preguntas en esta breve nota, mencionaremos tres de ellas.

1° Razón: Se necesita voluntad para aceptar la Torá

Lo primero que debemos analizar es ¿qué realmente dice la Torá de Shavuot? Tenemos que le da tres nombres distintos Yom Ha Bikurim (El día de las primeras frutas), Jag HaKatzir (La festividad de la cosecha) y Jag HaShavuot (La festividad de las semanas). La forma en que se celebraba antes era llevando sacrificios especiales en ese día y designando el día como un día sagrado ya que la Torá lo pide.

Algunos comentaristas han visto en los sacrificios que se llevaban pistas que da el texto sobre la entrega de la Torá. Por ejemplo el hecho de que se entreguen dos hogazas de panes simbolizando el crecimiento espiritual del pueblo y las dos tablas de la Ley y la naturaleza y el número de animales que se sacrifican; los cuales sólo se repite en el texto cuando se construyó el Tabernáculo. Sin embargo, la relación más fuerte se encuentra en el nombre de Shavuot, el cual tiene dos significados distintos: el primero es “pactos” y el segundo “semanas”.

La única indicación que nos da la Torá de cuando debemos celebrar esa festividad es a través de la cuenta del omer e ahí que el nombre “semanas” cobra sentido. La Torá nos pide contar siete semanas completas y en el día 50 celebrar esta festividad. Ahí se encuentra la respuesta a nuestras preguntas.

Nuestro festejo depende directamente de Pesaj y de la cuenta del omer. Sin estos dos eventos no tendríamos forma de celebrar Shavuot. Así que lo que celebramos en primera instancia realmente es el trabajo espiritual que llevamos a cabo a lo largo de 49 días y celebramos el fruto de ese esfuerzo. La Mishná le llama “Atzeret” (separación) a Shavuot, porque es un día separado del resto de la cuenta, parecido a Sheminí Atzeret (que ocurre tras Sucot) en el que nos acercamos plenamente a D-os tal y como estamos conformados, libres de cualquier atadura. Aquí es dónde el significado de “pacto” y la entrega de la Torá entra en escena.

La Torá fue un regalo que le dio D-os al pueblo judío, pero el evento ocurrió únicamente porque ellos lo buscaron y porque lograron alcanzar el nivel espiritual necesario para recibirla. Es decir, se requiere voluntad para poder entrar a un pacto nuevo con D-os. Por eso la Torá no llama a Shavuot el “Día de la entrega de la Torá” porque no puede obligarnos a celebrar ese evento, ni obligarnos a aceptar nuevamente la Torá si nosotros no queremos. En cambio si puede pedirnos que llevemos una ofrenda para agradecer a D-os la cosecha y que realicemos la cuenta del omer.

2° Razón: Recibimos la Torá a diario

Otra de las razones que se han dado es que la Torá no puede estar sujeta a un sólo día y una sola fecha, la Torá la ponemos en práctica diariamente y con cada momento que la escuchamos y estudiamos, la estamos aceptando. Bajo esta perspectiva ¿qué es lo que celebramos en Shavuot? Celebramos “el pacto” el inicio de esa relación particular con D-os.

Por el relato toraico sabemos que la Torá no fue entregada en su totalidad en ese día sino que Moisés subiría al monte Sinaí durante 40 días para recibirla y hay comentaristas que nos dicen que incluso la Torá sería dada a lo largo de la travesía por el desierto. Sin embargo, en el día particular que celebramos Matan Torá (La entrega de la Torá) celebramos que el pueblo entero haya escuchado los Diez Mandamientos y los hayan aceptado; que hayan iniciado la relación con D-os que llevaría hasta el desarrollo de la Torá entera. En cierta forma celebramos el pacto con D-os y la Revelación que tuvo el pueblo judío en ese día, pero es nuestra obligación renovarlo en nosotros mismos diariamente.

3° Razón: No necesariamente es un día de festejo para todos

La última razón la da el Maharal de Praga. Nos dice que la entrega de la Torá no necesariamente involucra un evento de felicidad para todos. Hay gente que se siente muy feliz de cumplir las mitzvot y llevar una vida judía; también hay quien no quiere esa vida y se siente atado a ella por no poder dejarla y existe el que siente miedo por no cumplir cabalmente con ella. Entonces realmente no depende de D-os que éste sea un día de alegría y festejo, sino que depende de nosotros, de cómo queramos ver nuestra relación con la Torá. A diferencia de la época de cosecha que es universalmente un día de alegría.

avatar_default

Aranza Gleason se define a sí misma como una judía en el exilio. Nació con una raíz divida como su poeta favorita; busca y ama al judaísmo, pero como a los personajes que lee, éste, también se le escapa de las manos como el agua. Para hablar de Torá y mitzvot se basa en textos de rabinos ortodoxos, experiencias personales y clases a las que asistió. En cambio, para hablar de historia y cultura judaica trata de observar todo lo que hay; desde lo más hereje hasta lo más sagrado. Sabe que judaísmo encuentra en todos los rincones de la Tierra y se vive con todos los colores de la luz. Cuando escribe busca compartir y busca encontrarse. Espera profundamente que sus textos sirvan para que una persona descubra algo que le era desconocido y lo disfrute.

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí