avatar_default

Enlace Judío México e Israel – En una ciudad muy, muy lejana…

Las fuerzas imperiales o el establishment político de la elite globalista, el Partido Demócrata norteamericano, ataca cada vez de forma más clara y evidente a quienes “se atrevan” a desafiar sus “orwellianas” y fascistas reglas dictadas desde “la estrella de la muerte”. Estos poderes perversos agreden sin piedad a todos aquellos valientes que creen en mantener una sólida identidad de grupo, género, nación y religión dentro de los conceptos biológicos o culturales de forma tradicional, conceptos que van en contra de los designios de la nefasta elite globalista que está en guerra contra lo “normal” promoviendo la destrucción de la establecido por las leyes naturales, biológicas, religiosas y de sentido común en la sociedad, entre otras cosas, impulsando una guerra racial a gran escala contra los grupos que mantengan su identidad racial y/o cultural.

No es casualidad que el Partido Demócrata americano promueva el antisemitismo y el desprecio a los cristianos, debido a que las elites y el establishment político están en pánico al haber perdido la Casa Blanca y tener allí a un duro enemigo, que no es parte de sus grupos ni cree en sus pervertidos “valores” antiamericanos y antitradicionales. La élite ha decidido atacar en los lugares donde hay más fuerza y seguridad, es decir, van por todo. El ataque por parte del pequeño nazi de Nueva York en contra del pueblo judío es parte de una agenda de promoción del antisemitismo en el mundo, que les ha hecho cada vez dejar más en claro sus nefastas intensiones sin miedo a la obviedad, hoy bajo un pretexto: los judíos religiosos de la ciudad icónica de Woody Allen están bajo la dictatorial orden de enfrentarse a la fuerza pública por mantener ritos propios de su religión, lo cual lamentablemente no es un escenario nuevo para la milenaria tradición judía. Al final la luz siempre derrotará a la oscuridad. 

Bill de BlaSSio

Bill de Blasio, alcalde demócrata,  radical liberal y radical marxista en su juventud, cuyo nombre real es Warren Willhem Jr., hijo de un exagente de la CIA que tuvo participación en Irán cuando era un país “normal” controlado por el Shá, antes lógicamente de la revolución islámica de 1979.  Warren Willhem Jr. cambió su nombre germánico en los 90 para desasociar su imagen conocida de radical marxista a Warren Will de Blasio siendo “de Blasio” el apellido italiano de su madre para terminar por americanizar su apellido alemán “Willhem” por Will y posteriormente a Bill, Bill de Blasio, según este para “honrar el apellido materno”, ya que como es sabido en EE.UU. los apellidos maternos no se registran en los certificados de nacimiento.  Lejos de “honrar” la herencia italiana de la que yo personalmente soy parte, solo la ha humillado, se hubiera quedado con su nombre alemán, más si pensaba comportarse como un nazi hecho y derecho.

Los demócratas y sus agentes radicales: maestros del ocultismo

La importancia de este hecho referente al nombre, es el mismo que con la de otro radical marxista liberal y antisemita Barack Hussein Obama cuyo nombre anterior fue Barry Soetoro y como el mismo Obama ha contado, que Barry Soetoro fue el nombre que su padrastro indonesio (país musulmán donde pasó parte de su infancia) le otorgó con el consentimiento de su madre, Pat Noonan, una irlandesa blanca, extremista radical de izquierda por cierto.

Antes de usar “Barry Soetoro” se cree que está el nombre “real” de Obama, que él insiste era y es su nombre actual, dado por su padre biológico, un diplomático Keniano del mismo nombre, quien alguna vez argumentó según reportes, que él jamás pudo tener hijos con Pat Noonan, pero terminó por, no muy convencido, aceptar que se le considere el padre, incluyendo ese sospechoso hecho del acta de nacimiento de Obama, asegurado por algunos poderosos que no nació en los Estados Unidos, o que su nombre original no sería ninguno de los dos anteriore. Posiblemente “Barry” sí lo sea. Según el rumor coloquial, sospechosamente el acta de nacimiento de Obama está sellada y nunca aceptó mostrarla al público, y las que han salido a la luz no son reales, de hecho todos sus récords están sellados por lo cual resulta imposible saber sobre sus pasados. Importante mencionar que quien sacó a la luz el asunto del nombre y acta fue la misma Hillary Clinton cuando peleaba contra Obama por la nominación demócrata del 2008. Entre ellos se conocen sus trapos sucios.

Estos agentes liberales antivalores tradicionales y antisemitas, impulsados por el Partido Demócrata americano que ha caído tristemente bajo el control de la secta globalista que pretende aprobar leyes totalmente antiamericanas y que apoya a todo antisemita que incursione en la política del país del home of the brave, como son las congresistas de The Squad, mini partido antisemita dentro del partido demócrata (Alexandria Ocasio Cortez, Rashida Tlaib, Illhan Omar y Ayanna Presley) que no disimulan en sus constantes ataques a los valores nacionalistas, a los que tendenciosamente los equiparan en automático con radicalismos de derecha y pronazis, obviamente de manera errónea, así como contra Israel y el ser judío. Cuando de hecho el Partido Demócrata hoy en día tiene más en común con el partido nazi que cualquier otro partido de derecha en el mundo.

En este tema Israel y el pueblo judío representan todo lo que está mal, desde el pervertido punto de vista globalista que desprecia el concepto de familia nuclear, país, nación, cultura occidental, grupo, religión y unidad nacional, por eso el ataque contra un grupo culturalmente fuerte y milenario es primordial para desactivar a la futura población mundial de dichos valores culturales, es decir, son el experimento, si logran desarraigar al judío de su cosmovisión de las cosas, de su afiliación al judaísmo y todo su bagaje cultural, entonces sería más fácil desarraigar a otros pueblos menos conectados por una tradición de peso individual y colectiva, y de eso se trata esto, de romper lo “normal” a futuro, de reescribir la historia al servicio de la perversión.

De allí que las patéticas congresistas mencionadas, el expresidente Barack Obama y el actual alcalde de Nueva York promuevan esta agenda que los hace estar como perros de ataque, listos para morder al presidente pro-israelí y antiglobalista Donald Trump así como al Estado de Israel, al pueblo judío, a los cristianos  y todo lo tradicional. No ha existido un presidente más en contra del Estado de Israel que Barack Obama, que no hizo nada contra la persecución de cristianos en muchas partes del mundo, estaba más interesado en poner luces con la bandera del arcoíris en la Casa Blanca. Prioridades.

Bill Dumblasio (termino de mi creación)

El incompetente en demasía Bill de Blasio, quien hace poco quería prohibir los hot dogs de “la ciudad que nunca duerme” por un asunto ridículo sobre el fraude del cambio climático (que es real, pero no como lo cuentan ni por un asunto creado por la humanidad, el planeta está en constante cambio) se ha lanzado, honrando su apellido real germánico (Willhem) y a sus antepasados en la Alemania nazi para amenazar con detenciones y arrestos a judíos que practiquen su religión en eventos propios de su cultura durante la pandemia, (el pretexto) en este caso el detonante fue un funeral judío.

De Blasio, criticado constantemente por el presidente Trump y viceversa, ha asegurado que usará la fuerza pública contra la comunidad judía neoyorquina, argumentando el aburrido panfleto sobre the greater good o el “bien mayor”, táctica muy usada por los tiranos para destruir a sus opositores y que para allá va el Partido Demócrata americano hoy en día: a la promoción de la tiranía. Policías armados contra judíos devotos. El delito: el respeto a su religión. Que se pudo manejar mejor el asunto, pensaría cualquiera.

Como buen partido fascista y/o “nazi” prácticamente, el Partido Demócrata (fundador del Ku Kux Klan y del esclavismo en el sur del país amante de la libertad) tiene sus brazos armados como el partido nazi tenía en Alemania, a la juventud hitleriana, hoy y aquí: Antifa; o el departamento de difamación y propaganda de Goebbels allá, aquí y ahora: la mainstream media como CNN, MSNBC, NYT, WP, etc.; el “Big Tech” como Facebook, Google, Twitter etc., que han hecho un gran trabajo promoviendo fake news y penosas teorías de conspiración contra la actual administración y el presidente número 45 del país de las barras y las estrellas, que como este amigo de Israel les llama, the lamestream media

NYC vs. the Juden

De Blasio ha lanzado una amenaza contra los judíos neoyorquinos que hace recordar lo ocurrido no hace mucho en Alemania durante el periodo más obscuro de Europa. Si bien la comunidad judía de esa ciudad no está acatando al pie de la letra las reglas de distanciamiento social de la contingencia, el títere alcalde de esa ciudad debió manejar las cosas de mejor forma, una que no parezca ni haga recordar a las políticas nazis contra los judíos, no midió que prominentes personalidades judías y no judías pronto lo critiquen por “nazi” (con justa razón) haciendo salir a la luz ese extraño evento sobre su apellido alemán que algunos han ligado a exnazis en América.

Como sea la cosa, no pinta bien, y si a eso le sumamos la agresiva y explícita tolerancia hacia declaraciones antisemitas y anti-israelíes que libremente permite y fomenta el Partido Demócrata americano, así como a sus congresistas usualmente en escándalos por su confeso desprecio hacia el pueblo judío así como por las religiones judeocristianas, nos hace pensar lo que es obvio; que parte de la agenda globalista es destruir y desarraigar a los judíos como a otros, de su importante conexión cultural entre sus miembros, por lo tanto no es casualidad que el antisemitismo en Nueva York y en el distrito de la ignorante congresista Ocasio Cortez esté a la alza, los ataques a judíos se han disparado en un 800 por ciento según reportes del NYPD sin que nadie haga nada, excepto Trump y unos cuantos senadores republicanos que duramente critican y atacan al ala antisemita y procomunista del partido del burro azul, tristemente incluyendo a judíos traidores a su propio pueblo como Bernie Sanders o el perro faldero de Nancy Pelosi: Chuck Schumer.

Conclusión

No importa cuántas veces se disculpe después de esto, ya han dejado ver hacia dónde va su agenda. A los nazis les tomó años en el poder avanzar su putrefacto modelo político. Ahora estaremos viendo tal vez antecedentes de cosas que nadie quiere a futuro (bueno los globalistas sí). Pero si la historia nos sirve de algo, entonces estamos a tiempo de identificar a todos estos políticos globalistas y votarlos fuera de los cargos públicos. Tendremos lamentablemente más casos similares. No se trata que los judíos no puedan ser criticados o detenidos si violan la ley, no se trata de gritar  “antisemita” a cualquiera que no esté de acuerdo con algún asunto sobre Israel o judíos en general, no es así la cosa, que nadie pide que el judío esté por encima de la ley, que no lo está.

Lo que aquí ocurre con el hijo alemán de simpatizantes nazis, Willhem o little Willy citando a Brad Pitt como Aldo the Apache en Bastardos sin Gloria cuando está en un tiroteo con nazis en Francia refiriéndose al hijo de un nazi, aquí conocido como Bill de Blasio, es que sus agresivas declaraciones y amenazas sobre violencia, arrestos y detenciones contra judíos religiosos que practiquen su milenaria fe, tienen paralelismos horribles con la detestable retórica nazi al igual que prácticamente todo lo que promueve el Partido Demócrata sobre los judíos. No es hipersensibilidad judía, sino un alarmante despertar del antisemitismo en los EE.UU. promovido por los liberales demócratas en su intento de destruir al país de ser necesario para evitar la re-elección de Trump o de cualquier candidato que no esté afiliado al imperio globalista.

Desde los 70 iniciaron el ataque y justo cuando lo tenían todo fácil, pierden sorpresivamente la Casa Blanca y a la llamada mayoría silenciosa mundial que piensa castigar con el voto a estos agentes activistas hechos políticos, como ocurrió en  Brasil, Hungría y Polonia. Israel y Rusia nunca han caído en eso, y ahora posiblemente España e Italia pronto se unan a estos países en la verdadera resistencia, impulsada más por el “momentum” y las circunstancias políticas actuales que por intención del mismo Donald Trump, a quien le ha caído el peso de esta batalla a la que hay que reconocer lo ha hecho muy bien independientemente si cae bien o no. Así subió el nivel de amenaza y ataque contra los judíos de la alguna vez llamada Jew York por parte del empleadito de la élite, Bill de Blasio también conocido como el pequeño Führer de Nazi York City.

 


Las opiniones, creencias y puntos de vista expresados por el autor o la autora en los artículos de opinión, y los comentarios en los mismos, no reflejan necesariamente la postura o línea editorial de Enlace Judío.

avatar_default

Roger Martin es un escritor, cartonista y guionista de comedia que ha abarcado diferentes temas a lo largo de su trayectoria, desde periodismo serio, hasta la creación de comedia para varios comediantes de Comedy Central, Netflix, Amazon Prime, Televisa, Cómics y Caricaturas. Estudió dirección y guionismo de cine y de TV-sitcom (situation comedy) en la "New York Film Academy" en Nueva York y Los Angeles, animación en Anima Studios y Comedy Writing en "The American Comedy Palace". Ha hecho Stand Up Comedy. También participó en cursos de HarvardX, con el que impulsó su carrera de Relaciones Internacionales en la Universidad de las Américas Puebla. Su rol como cineasta le ha dado vasta experiencia en análisis de entretenimiento, lo que lo ha llevado a dar cursos y talleres para niños.

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí