avatar_default

Enlace Judío México e Israel – Ilan Ramon, fue piloto de combate, coronel en el ejercito de Israel, comandante de escuadrones de combate, jefe de la Subdivisión de Aeronaves en el Departamento de Operaciones de Requerimientos y el primer astronauta israelí en surcar el espacio.

Ramon, nacido el 20 de junio de 1954 en la ciudad israelí de Ramat Gan, luego de ingresar a su servicio militar en las Fuerzas de Defensa de Israel seleccionó como destino la Fuerza Aérea, donde efectuó los cursos de piloto y desarrolló una exitosa carrera militar.

En 1974 se graduó como piloto de combate y fue ascendiendo hasta alcanzar el grado de coronel en 1994. Durante esos 20 años acumuló más de 3 mil horas de vuelo en aeronaves A-4, Mirage III-C y F-4, y más de mil horas de vuelo en el F-16. A la vez, se desempeñó como vicecomandante y comandante de escuadrones de combate y desde 1992 hasta 1994 como jefe de la Subdivisión de Aeronaves en el Departamento de Operaciones de Requerimientos.

Al ascender a coronel pasó a desempeñarse como jefe del Departamento de los Menesteres operacional para el desarrollo y adquisición de armas, donde permaneció hasta 1998.

Durante su extensa carrera militar participó de la Guerra de Yom Kipur (1973) y la Operación Paz para Galilea (1982), y además, fue uno de los pilotos de combate involucrados en la operación israelí que destruyó el reactor nuclear iraquí de Osirak, en 1981.

Ramon contrajo matrimonio con Rona Bar Siman Tov, con quien tuvo cuatro hijos: Asaf, Tal, Yiftah y Noa. En un momento de su carrera militar, desde 1983 hasta 1987 estudió en la Universidad de Tel Aviv, graduándose como licenciado en ingeniería electrónica y computación.

A partir de su graduación universitaria, Ramon comenzó a participar en diversos programas de investigación científica en la atmósfera y en 1997 fue seleccionado por la Fuerza Aérea de Israel con la aprobación de la NASA para integrarse al programa espacial estadounidense como especialista de carga útil del Transbordador Espacial Columbia en la misión STS 107. Así, inició su entrenamiento en EE.UU. durante el año de 1998.

El Transbordador Espacial Columbia, cuya tripulación estaba integrada por siete astronautas, en la misión STS 107 partió desde el Centro Espacial Kennedy en Florida el 16 de enero de 2003, para una misión de 16 días.

Durante el transcurso de su misión, Ilan Ramon realizó una serie de experimentos que la NASA consideró exitosos.

A pesar de que Ramon no era un judío observante, durante el viaje utilizó comida Kosher especialmente preparada y realizó consultas a rabinos sobre cómo debía observar el Shabat en el espacio.

Refiriéndose a la misión que estaba realizando, Ramon declaró a medios internacionales: “al ser el primer astronauta israelí, siento que estoy representando todos los judíos y los israelíes”, y también se refirió a que su madre, que sobrevivió al Holocausto.

“Yo soy hijo de una sobreviviente del Holocausto, llevo en el sufrimiento de la generación del Holocausto, y yo soy una especie de prueba de que a pesar de todo el horror que pasaron, vamos a seguir”, expresó en ese momento.

Ramon llevó varios elementos para acompañarlo en su viaje, entre los que se contaban una Torá, una Mezuzá, un trozo de alambre de púas en recuerdo de los campos de exterminio nazis y una copia de un dibujo titulado “Paisaje lunar”, un esbozo de una visión de la Tierra desde la Luna realizado por un niño judío de 14 años de edad, Peter Ginz, cuando estaba en Theresienstadt y que tiempo después fue asesinado en Auschwitz.

Mientras se desarrollaba la misión del Transbordador Espacial Columbia, durante la segunda quincena de enero 2003, la población israelí continuaba sufriendo ataques terroristas derivados de la Segunda Intifada, y el hecho que Ilan Ramon fuera uno de los astronautas fue asumido por los israelíes como un símbolo de esperanza, y muchos lo consideraron un héroe nacional.

El 1 de febrero, cuando faltaban pocos minutos para que la nave espacial aterrizara, estalló en los cielos y se desintegró, pereciendo Ramon y los otros seis tripulantes.

Los restos calcinados del Columbia cayeron sobre el sur de EE.UU, más precisamente sobre el territorio del estado de Texas, y entre ellos se pudo rescatar casi intacto el diario de abordo de Ramon.

“Hoy fue el primer día que me sentí que estoy realmente viviendo en el espacio. Me he convertido en un hombre que vive y trabaja en el espacio”, se lee en el diario.

Ilan Ramon fue póstumamente galardonado por los EE.UU con la Medalla Espacial de Honor del Congreso, siendo el único no estadounidense en haber recibido esta distinción.

De manera trágica, el hijo mayor de Ramon, Assaf, que siguió sus pasos como piloto de la Fuerza Aérea de Israel, falleció 6 años después durante una rutina de entrenamiento con su aeronave.

Como un honor en memoria de ambos, un nuevo aeropuerto israelí inaugurado en 2018 en la ciudad sureña israelí de Eilat lleva el nombre de padre e hijo.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí