avatar_default

Enlace Judío México e Israel – Donald Trump anunció este lunes que desplegará las fuerzas armadas para contener disturbios y hechos de violencia que se han registrado en los últimos días tras la muerte de George Floyd a manos de la policía de Minneapolis.

“Estoy movilizando todos los recursos federales disponibles, civiles y militares, para parar los disturbios y saqueos, para parar la destrucción e incendios provocados. Y para proteger los derechos de los estadounidenses que respetan la ley”, señaló en conferencia de prensa desde la Casa Blanca.

Además informó que recomendó a los gobernadores “desplegar a la Guardia Nacional para tomar las calles. Detener los disturbios, los saqueos, el vandalismo, los asaltos y la destrucción sin sentido de la propiedad. Si una ciudad o estado se niega a tomar las medidas necesarias… entonces desplegaré el ejército de los EE.UU”, advirtió.

Denunció, que el país “está siendo atacado por anarquistas profesionales, estas no son protestas pacíficas, esto es terrorismo nacional”, aseguró.

El mandatario norteamericano indicó que a partir de las 19, hora local, habrá toque de queda, y advirtió: “Quien viole la ley será detenido y se enfrentará a cargos criminales”.

La policía dispersó a los manifestantes que se encontraban en las inmediaciones de la Casa Blanca
Trump aseguró que su administración está “comprometida” a que se haga justicia por la muerte de Floyd.

“Prometo llevar justicia a la familia de George Floyd, pero no podemos permitir que los manifestantes pacíficos sean desplazados por turbas. Como Presidente lucharé por mantener a salvo y proteger a los norteamericanos”, aseguró.

Tras su discurso, y en medio de los disturbios que había a unas pocas cuadras, Trump se dirigió caminando, fuertemente escoltado por su equipo de seguridad, hacia la Iglesia Episcopal de Saint John, frente a la Casa Blanca, que resultó dañada por los manifestantes.

Mientras el mandatario caminaba, su seguridad pedía a la prensa y a la gente que se encontraba en Lafayette Square, la plaza situada frente a la casa presidencial, que se retirara del paso. Al llegar a la iglesia, Trump se tomó fotos sosteniendo una Biblia, y afirmó, “vamos a salir muy fuertes de esta situación”.

“Lo que pasó en la ciudad anoche es una deshonra absoluta”, agregó Trump sobre los hechos de violencia que ocurrieron en Washington.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí