avatar_default

Enlace Judío México e Israel – Que a los judíos nos encanta la música, ya se sabe. Desde los Salmos bíblicos, muchos de ellos atribuidos al rey David, está claro que la música es una de nuestras grandes pasiones. Y el rock no ha sido la excepción. Ligero o pesado, es un género en el que muchos judíos se han destacado, y ahora que la cuarentena por el COVID-19 mantiene a mucha gente bajo encierro, es buen momento para dar un paseo por los grandes autores o intérpretes judíos en este universo tan interesante.

Aprovechando que desde hace tiempo se le tiene una especial devoción a la música vintage o “retro”, aquí te van los nombres de algunos autores o intérpretes judíos que puedes empezar a explorar para pasar los ratos de ocio durante esta cuarentena.

1.- Simon & Garfunkel

Uno de los dúos emblemáticos del rock de los años 60 y 70, integrado por Paul Simon (quien luego hizo una amplia carrera como solista) y Arthur Garfunkel. Comenzaron a cantar juntos desde 1955, cuando ambos eran adolescentes, y usaban el nombre Tom y Jerry (sí, efectivamente, por los personajes de televisión). Sus producciones de estas épocas tuvieron prácticamente nulo éxito, y llegó el punto en que cada uno se decantó por sus estudios universitarios. Simon se graduó en Lengua Inglesa, y Garfunkel en Matemáticas. Durante esta etapa, Simon compuso varias canciones en el estilo de Folk-Rock, y en 1963 se volvió a unir a Garfunkel para presentarse, ahora sí, con sus verdaderos nombres. Grabaron el álbum Wednesday Morning 3 A.M., pero tampoco hubo éxito. Por ello, Paul se trasladó a Inglaterra y allí comenzó a consolidar su carrera como solista. Sin embargo, pasó algo extraño: era 1965 y de repente la gente empezó a ponerle atención a una canción del fallido album de Simon & Garfunkel: The sound of Silence (El sonido del silencio). Esta canción pronto se volvió un éxito que podría definirse como extemporáneo, e incluso se convirtió en una canción emblemática de los años 60. Con ello comenzaron los éxitos del dúo, que se refrendaron con Bridge over troubled waters, otra de sus canciones más representativas.

Sus éxitos los puedes encontrar en plataformas como YouTube o Spotify. Si te gusta el folk, estos dos muchachos son la opción.

2.- Billy Joel

Neoyorquino como Paul Simon y Art Garfunkel, Billy Joel tiene el descomunal mérito de ser uno de los pocos cantaautores de rock que han puesto en el primer lugar de las preferencias canciones compuestas o estrenadas en los 70, los 80 y los 90. Es decir, supo mantenerse vigente en el gusto de la gente durante más de 30 años, algo nada sencillo. Su padre era originario de Austria, y ello facilitó que su hermano Alexander Joel también se dedicara a la música, pero en el género clásico. Es un destacado pianista y director de orquesta que ha realizado toda su carrera en Europa.

Billy Joel se consagró en 1973 con la canción Piano man, y luego vendrían muchos otros éxitos como Always a woman to me, The way you are (grabada en español por José José, aunque con una traducción de la letra muy libre), o It’s still rock’n roll to me. Desde 1999 es parte del Salón de la Fama del Rock.

3.- Neil Diamond

Neoyorquino también, por supuesto. De Brooklyn, hijo de Akeeba Diamond y Rose Rapapport, que se dedicaban al negocio de las lavanderías. Neil Diamond es uno de los máximos compositores y cantantes de rock. Ha vendido más de 100 millones de discos, y cuenta con diez canciones que se posicionaron como número 1 en las preferencias del público. Pero el periplo no fue fácil: su carrera comenzó como compositor en el célebre Edificio Brill, pero fue hasta 1965 que comenzó a hacerse notar. Algunas de sus canciones empezaron a llamar la atención, y pronto fueron interpretadas por The Monkeys, Deep Purple y hasta Elvis Presley. Para 1968 ya se había hecho una buena reputación, y firmó un contrato con Uni Records por 250 mil dólares y 8 álbumes. Luego confesó que CBS, Capitol y Warner le habían ofrecido más dinero, pero prefirió a Uni porque allí no le pusieron limitantes o condiciones a su creatividad. Así, los finales de los 60 e inicios de los 70 lo consagraron con canciones como Cracklin’ Rosie y Sweet Caroline. Luego vino la singular banda sonora para la película Juan Salvador Gaviota, que resultó un fracaso en el cine; sin embargo, el disco fue un éxito de ventas. Luego en los 70 siguió apuntándose éxitos con canciones como Beautiful noise, September morn y You don’t bring me flowers, y en los 80 vino la consagración absoluta con Love on the rocks, Hello again y America, todas ellas de la banda sonora para la película The jazz singer.

4.- Barbra Streisand

Acaso la voz femenina más impresionante que ha dado Broadway, Barbra Streisand también nació en Nueva York. Incluso fue compañera de Neil Diamond en el coro escolar, pero —tal y como ellos mismos cuentan— no se llevaban demasiado. Más tarde, Barbra hizo el mejor cover de la canción You don’t bring me flowers.

Tras asistir a la presentación de un musical sobre Ana Frank en 1956, Barbra decidió que quería dedicarse a cantar y a actuar. Entre 1958 y 1960 participó en pequeños montajes teatrales, hasta que ganó un concurso de jóvenes talentos organizado por el club The Lion. Poco a poco comenzó a llamar la atención, y en 1962 fue nominada a un Premio Tony por papel secundario, tras su participación en el musical I can get it for you wholesale. Esto, además de algunas presentaciones en televisión y en teatro, llamaron la atención del productor Goddard Lieberson, presidente de Columbia Records, que de inmediato le ofreció un contrato e incluso la libertad absoluta para la elección de lo que fuera a cantar (algo sin precedentes en aquel entonces). Con ello comenzaron los grandes éxitos, gracias a sus discos The Barbra Streisand album y The second Barbra Streisand album, y la comedia musical Funny Girl. En 1965 vinieron las producciones My name is Barbra y My name is Barbra 2, y eso marcó su consagración absoluta. Desde entonces, su trayectoria en cine y música la convirtió en un fenómeno mundial, y sería imposible mencionar todos los éxitos que se anotó, que van desde películas de comedia —como La chica terremoto o Yentl—, hasta su insuperada representación de Grizabella en el musical Cats. Algunos de sus más notables éxitos han sido canciones como Memories (de Cats), Woman in love, así como una descomunal interpretación del Avinu Malkeinu de Max Janowsky. Ha participado en múltiples eventos en Israel, y su interpretación del Hatikva (Himno Nacional Israelí) también es famosa.

5.- Olivia Newton-John

Acaso la única virtuosa de la voz femenina comparable en calidad con Barbra Streisand, Olivia Newton-John es hija del galés Brinley Newton-John y de Irene Helen Born, judía alemana hija del Premio Nobel de Física (1954) Max Born. Nació en Cambridge, Inglaterra, pero fincó su residencia definitiva en Melbourne, Australia.

Olivia comenzó su carrera musical en un grupo llamado Sol Four, pero empezó a llamar la atención hasta que grabó su primer disco como solista en 1971. Poco a poco comenzó a hacerse notar, y en 1974 representó a Inglaterra en el Festival Eurovisión. En aquel año el triunfo se lo anotó el grupo sueco ABBA, con la canción Waterloo. En 1975 se trasladó a los Estados Unidos, y su canción Physical la posicionó como una de las cantantes más cotizadas. Para 1979 ya había compartido escenario con cantantes o grupos de la talla de Bee Gees, ABBA, Dona Summer o Rod Stewart.

Entonces vino el exito absoluto con su participación como protagonista de la película Grease (Vaselina), basada en el exitoso musical del mismo nombre. Junto con John Travolta, Olivia Newton-John se convirtió en todo un ícono de esa época. Luego vinieron otras dos películas basadas en musicales: Xanadu y Two of a kind. Ambas fueron notables fracasos en el cine, pero absolutos éxitos musicales. Lo que las películas no lograron, la formidable voz de Olivia sí. La música de Xanadu fue compuesta por Jeff Lune, miembro fundador de la Electric Light Orchestra (ELO). Éxitos notables de su carrera, además de Physical, fueron If you love me let me know, A little more love, You’re the one that I want, y —por supuesto—, Hopelessly devote to you, del musical Grease. La interpretación de Olivia de esa, tal vez la mejor canción de todo el musical, es simple y sencillamente insuperable.

Ahora, ya sin entrar en detalles, te ofrezco una lista de otros cantantes y/o compositores judíos, y las canciones con las que puedes comenzar a explorarlos. Hay de todo para todos los gustos.

  • Carol King (Carol Klein, en realidad): You’ve got a friend; You make me feel like a natural woman (grabada por cantantes como Aretha Franklin y Celine Dion).
  • Claude-Michel Schönberg: Los Miserables (el musical).
  • Lou Reed: It’s a perfect day.
  • Joey Ramone (Jeffrey Ross Hyman), vocalista de la banda Ramones, por si te gusta el punk: Rocket to Russia.
  • Irwin Levine: Tie a yellow ribbon round the ole oak tree (busca la version de Tony Orlando and Dawn, que en 1973 fue la canción más exitosa en los Billboards; también destacan las versiones de Frank Sinatra y Ray Conniff).
  • George David Weiss: Can’t help falling in love with you (por supuesto, en la versión de Elvis Presley).
  • Jim Croce (nacido católico, pero converso al judaísmo): Operator, I’ll have to say I love you in a song, Time in a bottle.

Disfrútalos.

 


Las opiniones, creencias y puntos de vista expresados por el autor o la autora en los artículos de opinión, y los comentarios en los mismos, no reflejan necesariamente la postura o línea editorial de Enlace Judío.

avatar_default

Nace en 1970 en la Ciudad de México y realiza estudios profesionales en Música y Teología. Como músico se ha desempeñado principalmente como profesor, conferencista y arreglista. Su labor docente la ha desarrollado para el Instituto Nacional de Bellas Artes (profesor de Contrapunto e Historia de la Música), y como conferencista se ha presentado en el Palacio de Bellas Artes (salas Manuel M. Ponce y Adamo Boari), Sala Silvestre Revueltas (Conjunto Cultural Ollin Yolliztli), Sala Nezahualcóyotl (UNAM), Centro Nacional de las Artes (Sala Blas Galindo), así como para diversas instituciones privadas en espacios como el Salón Constelaciones del Hotel Nikko, o la Hacienda de los Morales. Sus arreglos sinfónicos y sinfónico-corales se han interpretado en el Palacio de Bellas Artes (Sala Principal), Sala Nezahualcóyotl, Sala Ollin Yolliztli, Sala Blas Galindo (Centro Nacional de las Artes), Aula Magna (idem). Actualmente imparte charlas didácticas para la Orquesta Sinfónica Nacional antes de los conciertos dominicales en el Palacio de Bellas Artes, y es pianista titular de la Comunidad Bet El de México, sinagoga perteneciente al Movimiento Masortí (Conservador). Ha dictado charlas, talleres y seminarios sobre Historia de la Religión en el Instituto Cultural México Israel y la Sinagoga Histórica Justo Sierra. Desde 2012 colabora con la Agencia de Noticias Enlace Judío México, y se ha posicionado como uno de los articulistas de mayor alcance, especialmente por su tratamiento de temas de alto interés relacionados con la Biblia y la Historia del pueblo judío. Actualmente está preparando su incursión en el mundo de la literatura, que será con una colección de cuentos.

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí