avatar_default

Enlace Judío México e Israel.- Estudiantes de la Facultad de Ingeniería Aeroespacial del Technion realizaron con éxito un vuelo de prueba para el A3TB, señalando un avance en el diseño de un avión de ala flexible fabricado con una impresora 3D.

TOBÍAS SIEGAL

Los estudiantes de la Facultad de Ingeniería Aeroespacial del Technion realizaron con éxito un vuelo de prueba para el A3TB, un avión experimental diseñado para probar la flexibilidad de las alas y los futuros diseños de aviones flexibles. El avión fue creado utilizando tecnología de impresión 3D, y es el primero de su tipo en ser probado con éxito. El vuelo de prueba tuvo lugar el 15 de mayo, según un comunicado de prensa del Technion.

Los diseños modernos de aviones tienen muchos requisitos, que a su vez crean desafíos. Por ejemplo, la reducción del consumo de combustible es importante para disminuir la contaminación, lo que crea un desafío económico y ambiental que los diseñadores deben tener en cuenta.

Una posible solución sería crear diseños livianos para estructuras con una gran envergadura que reduciría la fuerza de arrastre del avión. Sin embargo, esto también aumentaría la flexibilidad, lo que puede causar temblores estructurales y posiblemente incluso una pérdida de estabilidad.

Aquí es donde entra el vuelo de prueba de un avión impreso en 3D, proporcionando plataformas de prueba relativamente económicas y seguras que pueden ser “sacrificadas” a un costo relativamente bajo tanto en dinero como en tiempo de proyecto.

El A3TB señala un avance en el diseño de un avión de ala flexible fabricado con una impresora 3D, según el comunicado de prensa.

Dos grupos de estudiantes de la Facultad de Ingeniería Aeroespacial de Technion han estado trabajando en el diseño de la aeronave durante los últimos dos años, intentando alcanzar el punto de equilibrio entre un avión liviano con alas largas y flexibles y uno que mantiene la estabilidad mediante un control especial. mecanismos que responderían a las ráfagas de ala, publica The Jerusalem Post.

La plataforma A3TB pesa 10 kg., tiene una envergadura de tres metros y fue diseñada por estudiantes bajo la guía de la Dra. Lucy Edery-Azulay y la Prof. Daniella Raveh, en colaboración con la Dirección de Investigación y Desarrollo de Defensa (DDR & D) en el Ministerio de Defensa de Israel.

“El vuelo exitoso señala el punto de partida de un extenso programa de investigación, prueba y diseño”, dijo Raveh. “El concepto que desarrollamos y la posibilidad de imprimir todo el avión en una impresora 3D, ofrecen una libertad considerable para diseñar el avión y una enorme ventaja de costos en comparación con los aviones hechos de materiales compuestos o metales.

“Dado que se espera que un avión de prueba se estrelle en algún momento, estas características permiten realizar muchas mejoras sin grandes inversiones”, agregó Raveh. “El grupo está trabajando actualmente en un mecanismo de control automático que se instalará en la segunda generación del avión, A3TB-G2, en los próximos meses, y esperamos informar sobre resultados interesantes adicionales en el futuro cercano”.

Reproducción autorizada con la mención: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí