avatar_default

Enlace Judío México e Israel – El periodista iraní Ruhollah Zam, acusado de inspirar protestas masivas contra el gobierno en 2017, ha sido condenado a muerte.

“El tribunal ha considerado 13 cargos de cargos juntos como casos de ‘corrupción en la Tierra’ y, por lo tanto, aprobó la sentencia de muerte”, dijo el martes el portavoz del poder judicial, Gholamhossein Esmaili, reportó la agencia AP.

“Corrupción en la Tierra” es un cargo que se usa a menudo en casos que presuntamente involucran espionaje o intentos de derrocar al gobierno de Irán. No quedó claro de inmediato cuándo se dictó la sentencia.

El Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán anunció el arresto de Zam en octubre del año pasado. El cuerpo militar describió a Zam, una antigua figura de la oposición que había vivido en el exilio en Francia, como un “contrarrevolucionario” que fue “dirigido por el servicio de inteligencia de Francia”.

Los detalles de su arresto, sin embargo, siguen sin estar claros. Aunque estaba establecido en París, Zam regresó de alguna manera a Irán, donde fue detenido por funcionarios de inteligencia. Una serie de confesiones televisadas se han transmitido en los últimos meses por su trabajo.

Zam también fue sentenciado a tiempo cumplido por otros cargos, agregó Esmaili, sin dar más detalles.

La sentencia puede ser apelada ante la corte suprema, dijo, citado por el sitio web oficial del poder judicial.

Zam dirigió un sitio web llamado AmadNews que publicaba videos e información sobre funcionarios iraníes. Destacó su trabajo en un canal en Telegram, la aplicación de mensajería segura que sigue siendo increíblemente popular entre los iraníes.

Las autoridades lo acusaron de desempeñar un papel activo en las protestas antigubernamentales provocadas por las dificultades económicas durante el invierno de 2017-2018.

El motor inicial de dichas protestas fue un aumento repentino en los precios de los alimentos. Se cree que los opositores del presidente iraní Hassan Rouhani instigaron las primeras manifestaciones en la ciudad oriental de Mashhad, tratando de dirigir la ira pública hacia el presidente. Pero a medida que las protestas se extendían de pueblo en pueblo, la reacción se volvió contra todo el régimen.

El canal de Zam en Telegram también compartió horarios y detalles organizativos para las protestas.

Telegram cerró el canal por las quejas del gobierno iraní de que difundió información sobre cómo fabricar bombas improvisadas. El canal luego continuó bajo un nombre diferente. Zam, quien dijo que huyó de Irán después de ser acusado falsamente de trabajar con servicios de inteligencia extranjeros, negó haber incitado a la violencia en Telegram en ese momento.

Según reportes, las protestas de 2017 vieron a unas 5,000 personas detenidas y 25 muertos.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí