avatar_default

Enlace Judío México e Israel – Encuestas publicadas este domingo en Israel muestran que la mayoría de la población no ve con buenos ojos los pasos que ha tomado el gobierno de cara a la crisis económica generada por la pandemia de COVID-19.

Según la encuesta publicada por el Canal 13, el 75 por ciento de los israelíes no cree que el gobierno esté manejando de manera adecuada la crisis económica que trajo consigo la pandemia de coronavirus. Solo el 16 por ciento se dijo satisfecho y el 9 por ciento dijo no saber.

En la misma línea, el 61 por ciento de los encuestados dijo no estar satisfecho con la gestión que Benjamín Netanyahu como primer ministro ha hecho de la crisis económica. Solo el 19 por ciento dijo estar bastante satisfecho y el 15 por ciento dijo estar satisfecho.

De acuerdo con el Canal 13, en abril pasado, cuando la primera ola de COVID-19 se encontraba aún en auge, el 70 por ciento dijo estar satisfecho o bastante satisfecho con la gestión de Netanyahu, y solo el 30 por ciento dijo no estar satisfecho.

Las perspectivas negativas también se registraron con otros miembros del gabinete de Netanyahu

El 50 por ciento dijo no estar satisfecho con la gestión del ministro de Finanzas, Yisrael Katz, y el 53 por ciento dijo no estarlo con la gestión de Yuli Edelstein en el Ministerio de Salud de Israel, ambos, nuevos titulares de dichas dependencias desde mayo pasado.

El 83 por ciento de los israelíes dice tener cierta consternación por su estabilidad económica ante la crisis del COVID-19, de los que el 45 por ciento dijo estar muy preocupado al respecto y el 38 por ciento dijo estarlo poco. Solo el 14 por ciento dijo no tener preocupación alguna sobre la pandemia y sus efectos en su bolsillo.

Otra encuesta presentada por la cadena pública Kan mostró que la oposición sería más alta, con el 85 por ciento de los israelíes que no se sienten satisfechos con la gestión gubernamental frente a la crisis económica por el COVID-19.

La encuesta fue publicada un día después de una manifestación masiva en la Plaza Rabin de Tel Aviv, donde miles protestaron contra la gestión en materia económica del gobierno ante la pandemia.

A nivel, político, los israelíes fueron encuestados en caso de una hipotética nueva elección en el país, ejercicio que también mostró un impacto negativo para los partidos gobernantes.

El partido Likud de Benjamín Netanyahu obtendría 33 escaños, una baja con respecto a encuestas anteriores y su actual número de escaños que es de 36, mientras que su socio Kajol Lavan de Benny Gantz continuaría en un desplome de popularidad con solo 9 escaños que se ha registrado desde hace semanas.

Por el contrario, la oposición se fortaleció de acuerdo a la encuesta: el partido Yesh Atid-Telem, integrado por exmiembros de Kajol Lavan, alcanzaría 19 escaños, mientras que la alianza de partidos árabes Lista Unida alcanzaría 16 escaños.

El partido de derecha Yamina también vería un repunte y alcanzaría 13 escaños, mientras que el partido de derecha Yisrael Beitenu y el partido religioso Yahadut Hatorá lograrían 8 escaños. Y finalmente, el partido religioso Shas y el partido de izquierda Meretz obtendrían 7 escaños.

Fuera de la Knéset quedarían Avoda, Guesher y Derej Eretz.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo