avatar_default

Enlace Judío México e Israel – Un tema tema cotidiano es la Nueva Normalidad. ¿Qué cambios va a traer la pandemia a nuestras vidas? ¿Cuáles serán permanentes y cuáles transitorios? Y, ¿qué ámbitos van a afectar?

Hemos tenido que aprender a trabajar de manera diferente, a estudiar, a comprar y vender, a cuidar nuestra salud, todo de formas que hace apenas unos meses no nos hubiéramos imaginado.

Una de las áreas que ha sido más alterada es la de nuestra relaciones con los demás. Dar la mano a alguien, abrazarlo, dar un beso, tomar un café, actos que nos eran casi automáticos, ahora son recuerdos que atesoramos y añoramos volver a vivir.

Las relaciones afectivas cercanas, con familia y pareja están resultando muy afectadas. El confinamiento con la convivencia cercana por tiempo tan prolongado o la lejanía e imposibilidad de convivir han impuesto una dura prueba a la tolerancia, paciencia y empatía.

Y entre las parejas, el sexo se ha convertido en un elemento central, a través del cuál se han fortalecido o se han roto vidas en común, haciendo evidente la importancia que la vida sexual tiene para los individuos y las parejas.

Se ha producido una avalancha de información, desde manuales y comunicados de dependencias oficiales de países, hasta seminarios en línea, sitios de pornografía gratuitos, venta de juguetes sexuales con entrega a domicilio, artículos científicos y publicaciones en diarios y revistas, que aportan sugerencias y recomendaciones para mantener la vida sexual en parejas confinadas o tener sexo cibernético para parejas separadas.

En especial, la oferta de películas, vídeos y series en línea a través de plataformas como Netflix, HBO, Clarovideo, Amazon y otras creció explosivamente al no haber posibilidad de asistir a cines y teatros y junto con esto, creció paralelamente la cantidad e intensidad de temas sexuales.

Hace pocas semanas, Netflix incluyó en su catálogo la película polaca “365 días”, una película de acción, con una trama que es mezcla de un secuestro y sexo, mucho sexo. El director comentó que muchas escenas se desarrollaban bordeando casi la línea de la pornografía.

El pasado 15 de julio, el mismo Netflix lanzó todos los 18 capítulos de la serie mexicana “Oscuro Deseo”, que en menos de una semana se colocó entre las 10 más vistas y el primer lugar en México, Brasil, Chile, Ecuador, República Dominicana, Omán, Paraguay, Honduras, El Salvador y Costa Rica, número dos en India, Arabia Saudita, Colombia y Rumania, número tres en Portugal y Chipre, número cuatro en España y Grecia, cinco en Israel y Egipto, seis en Kuwait, siete en Malasia y ocho en Hungría.

¿De que trata? Es una historia de suspenso cuyo tema central es la muerte en circunstancias sospechosas de una de las protagonistas y los vericuetos de la investigación policíaca, todo esto, envuelto en SEXO. Muchísimo sexo en muchas versiones.

Se podría argumentar que la candad de sexo mostrado es excesiva, ya que ocupa el centro de la trama, pero es una exposición de la importancia que tiene el sexo en la vida de los humanos y muestra, de una manera un poco exagerada, lo que pasa cuando este no se vive, no se atiende de una manera abierta y natural e inevitablemente busca una vía de escape, a veces violenta y peligrosa.

Así, vemos a la mujer que se siente desatendida por su marido, quien recupera su autoestima y se descubre como una bomba sexual a consecuencia de una aventura con consecuencias trágicas. También está el brillante y famoso profesionista que lleva una vida secreta con acciones inconfesables que terminan por salir, destrozando todo en su camino. Vemos la utilización del sexo como instrumento de manipulación y dominio que termina por atrapar al ejecutante y voltear los papeles. Y a la libertina, que se acuesta con todo el que se cruza por su camino, para que, al final de sus días se dijera que:

“A ella no la mató la mano de un hombre. Ni siquiera la suya. La mató un orden social en el que está establecido que la vida de una mujer no tiene sentido sin el respaldo de un gran amor”

El pasado 15 de julio, el mismo Netflix lanzó la serie mexicana “Oscuro Deseo”, que en menos de una semana se colocó entre las 10 más vistas y #1 en México
El pasado 15 de julio, el mismo Netflix lanzó la serie mexicana “Oscuro Deseo”, que en menos de una semana se colocó entre las 10 más vistas y #1 en México

 

Hay incluso una mención acerca de la muerte de la escritora mexicana Rosario Castellanos, en Israel cuando se desempeñaba como embajadora de México. Rosario murió electrocutada al tratar de conectar una lámpara a la corriente eléctrica y su muerte se consideró un accidente, pero en la serie comentan del rumor de que hubiera sido asesinada por el servicio secreto israelí o que hubiera sido un suicidio, por asuntos sentimentales. De nuevo, el asuntos del corazón, de amor, dirigiendo, manejando y ocasionalmente, acabando con las vidas de hombres y mujeres.

En la mitología griega, Eros, hijo de Venus era el dios del amor, la fertilidad y la atracción sexual. De ahí que lo erótico nos refiera de inmediato a asuntos relacionados con sexo. Los romanos lo llamaron Cupido, que se nos presenta como una versión un poco más light. Para el psicoanálisis, Eros es la pulsión de vida, el motor de todo lo que hacemos para mantenernos vivos.

Por esto, el sexo ni puede ni debe considerarse como solo una parte aislada de nuestro ser. Es el recipiente que nos contiene y nos impulsa en todo lo que hacemos, aunque no estemos consciente de ello y por esto, es de la mayor importancia no esconderse de él sino por le contrario, acercársele con naturalidad y conocerlo

El tema predominante en todos los conflictos sexuales del relato es la gran ausente, la Comunicación. Los cuerpos hablan, las gargantas gritan, los pechos jadean, pero las parejas, tanto las que recién se forman como las que llevan años juntas, las forman personas totalmente desconocidos entre sí. Más aún, los mismos integrantes no se conocen a sí mismos, no saben por qué hacen lo que hacen, que sienten y hacia dónde quieren ir y entonces, solo van a la cama.

Lo notable es que todos son unos verdaderos virtuosos del sexo. La intensidad que vemos sería difícil de sostener en la vida real, se nos fundirían los fusibles. Y así, vuelve a hacerse indispensable, una vez más, la comunicación, ese otro tipo de sexo oral, el platicadito. Es muy placentero y estimulante tener conversaciones íntimas con la pareja. Conocer sus fantasía, para lo que debemos establecer un ambiente de absoluta confianza y respeto. Saber lo que le gusta, lo que no le gusta y lo que le gustaría. Indudablemente nos sorprenderíamos muy gratamente y nuestros encuentros serían más placenteros.

Y regresando a la serie, a lo largo de toda la historia se repite una y otra vez la palabra amor cuando en muchas ocasiones, en casi todas, solo era deseo, un Oscuro Deseo.

“El amor es un crimen que no puede realizarse sin cómplice”
-Charles Baudelaire-


Las opiniones, creencias y puntos de vista expresados por el autor o la autora en los artículos de opinión, y los comentarios en los mismos, no reflejan necesariamente la postura o línea editorial de Enlace Judío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo