avatar_default

Enlace Judío México e Israel –  Tishá b’Av es una de las conmemoraciones más solemnes y especiales para la religión judía. Expresa el luto y el dolor por varias desgracias ocurridas justamente en esta fecha (la destrucción del Primer Templo en el año 587 AEC, la destrucción del Segundo Templo en el año 70 EC, las primeras masacres de la primera cruzada iniciada en 1096, la expulsión de los judíos de España en 1492, la declaración de las Leyes de Nüremberg en 1933, entre otros casos).

Pero Tishá b’Av no es sólo una conmemoración. Es una tremenda lección de historia, basada en una noción característica del pueblo judío, y resumida a la perfección en el libro del Kohelet (Eclesiastés): no hay nada nuevo debajo del sol. Lo que es, ya ha sido; lo que será, es lo que ya es.

Eso nos propone la idea de que la historia es un fenómeno cíclico, y nos lleva siempre a enfrentar los mismos retos. Tishá b’Av nos lo demuestra en el hecho de que dos Templos de Jerusalén fueron destruidos, justo en la misma fecha, en dos momentos separados por un poco más de 650 años.

Irving Gatell nos explica todas las similitudes y diferencias que tiene el judaísmo contemporáneo con el de hace dos mil años, para mostrarnos cómo en muchos detalles la historia nos ha puesto otra vez frente a retos muy similares. Pero hoy las cosas son distintas. Hace casi 26 siglos, nuestros ancestros se toparon con un reto y no lo pudieron superar. Jerusalén y su Templo fueron destruidos por las tropas de Nabucodonosor. Hace 1950 años, las circunstancias volvieron al mismo punto, y nuevamente no pudimos resolver el reto. Los romanos nos apabullaron.

Pero hoy las cosas son distintas. Aunque muchos retos que enfrenta el moderno Israel son los mismos, y aunque hay muchas cosas que podemos —y debemos— criticar para tratar de mejorarlas, las condiciones en las que llegamos como pueblo son completamente distintas.

Algo le hemos aprendido a la historia y, sin duda, es gracias a todo lo que nos enseña Tishá b’Av.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo