avatar_default

Enlace Judío México e Israel – Las protestas contra el primer ministro Benjamín Netanyahu se reanudaron el jueves por la noche con un millar de manifestantes frente a su residencia oficial en Jerusalén.

Cerca de 50 contramanifestantes pro-Netanyahu se reunieron al otro lado de la barricada policial.

Asimismo, el grupo de extrema derecha La Familia, compuesto por aficionados del equipo de futbol Beitar Jerusalem, se unió a la protesta para apoyar al primer ministro y mostrar a los “debiluchos de izquierda” que las “reglas del juego han cambiado”, según dijeron.

Quince miembros del grupo extremista fueron detenidos por lanzar piedras, causar disturbios públicos y atacar a fotógrafos y periodistas, así como a un conductor de autobús palestino. Todos fueron liberados bajo advertencia el viernes por la mañana excepto uno, cuya prisión preventiva fue prolongada bajo sospecha de haber arrojado piedras, informó Haaretz.

Un juez de la Corte Suprema rechazó una petición de los vecinos de la Residencia del Primer Ministro para prohibir las protestas después de las 11 P.M. Los residentes presentaron su petición el jueves, después de que la semana pasada solicitaron a la Corte Suprema impedir las manifestaciones en el lugar.

En Tel Aviv, unos 100 manifestantes se reunieron inicialmente frente a la casa del ministro de Seguridad Pública, Amir Ohana, tras los intentos de Ohana de reprimir las protestas en Jerusalén.

Los manifestantes coreaban consignas como “Ohana a casa” y “la violencia policial es una realidad cotidiana”, y llevaban carteles que decían, entre otros mensajes, “Ohana es el perro guardián de la dictadura”. Algunos cantos de protesta exigían justicia para Iyad al-Hallaq, un palestino con autismo que murió a manos la policía israelí, y para Solomon Teka, un adolescente israelí de origen etíope que fue asesinado por un policía fuera de servicio.

Previo a las manifestaciones, el comisario de policía en funciones Motti Cohen aseguró que la policía “no permitirá ningún tipo de violencia contra manifestantes, civiles u oficiales”.

“Seguiremos permitiendo las manifestaciones en todo el país, independientemente de sus mensajes o de la identidad de los manifestantes”, agregó.

“La policía no es un cuerpo político… Aseguraremos la libertad de expresión y la libertad de protesta de todos los ciudadanos, dentro de los límites de la ley. La mayoría protesta legalmente, y nosotros, como oficiales de policía, debemos asegurarnos de que puedan ejercer sus derechos”, enfatizó.

Un tribunal de Tel Aviv liberó de arresto domiciliario a dos sospechosos de haber atacado a manifestantes en Tel Aviv el martes. Los sospechosos admitieron haber estado involucrados en el ataque, pero afirmaron que no lo habían planeado de antemano. Según ellos, estaban sentados en un bar, y cuando salieron, fueron arrastrados a los violentos enfrentamientos.

La policía detuvo a otros dos sospechosos de participar en los ataques durante la manifestación anterior en Tel Aviv, y aseguró que se esperan más arrestos.

La Familia, que ha participado en dos contramanifestaciones en Jerusalén y cuyos miembros fueron acusados de agredir a los manifestantes, instruyó a sus seguidores en una publicación de Facebook que se reunieran en el complejo de la Primera Estación de Jerusalén el jueves por la noche, no lejos del centro de protesta cerca de la residencia oficial del primer ministro Benjamín Netanyahu.

“Como saben, los que odian y destruyen Israel continúan burlándose de cada símbolo judío y dañando cada concepto judío existente”, decía el mensaje de La Familia. “Nunca soñamos que esto pudiera suceder en el Estado de Israel, y además, continúan publicando más y más fotos y videos que nos menosprecian a nosotros y a la religión judía en sitios web despreciables. Por lo tanto, no seremos indiferentes ni callaremos. Pongan atención cobardes de izquierda: las reglas del juego han cambiado de aquí en adelante”.

De acuerdo a Haaretz, los miembros de La Familia fueron invitados por el Likud a protestas organizadas por el partido. En un video obtenido por el rotativo se puede escuchar a uno de los manifestantes pro-Netanyahu llamándolos “un grupo de héroes” y diciendo que “la izquierda está acabada”.

Por su parte, los manifestantes contra Netanyahu tomaron medidas para defenderse de los ataques de la derecha. Iniciaron varios grupos de WhatsApp para coordinar con manifestantes veteranos de unidades de combate para patrullar las calles alrededor de la protesta, documentar el evento y llamar a la policía si es necesario.

También han fundado el grupo “Protest Watch” con el objetivo de proteger a los manifestantes de regreso a casa, encontrar a los provocadores e impedir el vandalismo.

En otro proyecto, iniciado por la activista política y presentadora de televisión Emilie Moatti, activistas de izquierda recaudaron fondos para contratar a una empresa de seguridad a fin de proteger a los manifestantes. Parte del dinero se utilizará para comprar cámaras corporales para los voluntarios.

Reproducción autorizada con la mención: © EnlaceJudíoMéxico

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo