avatar_default

Enlace Judío México e Israel – Un equipo de médicos e ingenieros israelíes ha desarrollado un dispositivo médico simple pero diseñado para prevenir el parto prematuro.

Según la Organización Mundial de la Salud, uno de cada diez bebés corre el riesgo de nacer prematuramente, lo que representa 15 millones en todo el mundo.

Los bebés que nacen prematuramente corren el riesgo de muerte y discapacidad a largo plazo debido a complicaciones de su nacimiento. Además, la carga sobre las instalaciones de salud y las familias es enorme, y la medicina actualmente no tiene una solución efectiva de trabajo.

Ante esta situación, PregnanTech, fundada en 2018, se propuso desarrollar una solución: “Queremos revolucionar la forma actual de tratamiento para prevenir el parto prematuro”, dijo el Dr. David Shashar, director ejecutivo de PregnanTech, al periódico The Jerusalem Post.

El dispositivo, llamado Lioness, fue desarrollado por PregnanTech, una compañía israelí formada por ginecólogos y obstetras del Centro Médico Sheba de Israel e ingenieros de Trendlines Labs y tecnologías Eliachar.

“El parto prematuro es un hecho común y catastrófico”, dijo el director ejecutivo de PregnanTech y el ginecólogo Dr. David Shashar. De los 15 millones de bebés que nacen prematuros cada año, un millón no sobrevivirá y otro millón sufrirá discapacidades por el resto de sus vidas. El número de partos prematuros anuales representa entre el 5 y el 12 por ciento de todos los nacimientos en países desarrollados, y hasta el 18 por ciento de nacimientos en otros países.

“Las tasas no han cambiado en décadas”, agregó, afirmando que actualmente no hay solución. “En algunos casos, los médicos tratarán de prevenir el parto prematuro utilizando métodos como hormonas, medicamentos, sutura del cuello uterino y pesarios, pero en su mayoría no tienen éxito”.

“Entre el 9 y el 17 por ciento de todos los embarazos están en riesgo de parto prematuro. Este es un gran mercado objetivo. Actualmente no hay soluciones exitosas y los sistemas de salud están desesperados por ello. Los médicos líderes en Israel y en todo el mundo ven nuestro producto como un gran avance”, agregó el Dr. Shashar.

Lioness, el producto innovador desarrollado por PregnanTech, es un anillo de silicio colocado alrededor del cuello uterino durante un procedimiento simple y no quirúrgico que lleva solo unos minutos en el consultorio o clínica de un médico.

La estructura especial del anillo le permite permanecer en su lugar y mantiene el cuello uterino alargado y cerrado, incluso en presencia de contracciones. El dispositivo reduce la carga en el cuello uterino, inhibiendo así la cascada biomecánica que conduce al parto prematuro, con la intención de retrasar los nacimientos prematuros por un período de semanas.

“Por mi experiencia como ginecólogo, sé muy bien el alcance del fenómeno y el sufrimiento que conlleva para los recién nacidos y las familias. Cada semana adicional en el útero es fundamental para el desarrollo fetal, y solo una semana adicional puede marcar la diferencia entre un bebé que crece sano y un bebé que sufre una variedad de problemas durante su vida”, señaló el Dr. Shashar.

Actualmente, PregnanTech está llevando a cabo un ensayo de seguridad clínica en mujeres a punto de someterse a histerectomías para evaluar la seguridad del uso de Lioness. Los resultados han demostrado ser exitosos.

Después del ensayo clínico actual, se realizará un segundo ensayo con mujeres embarazadas en riesgo de parto prematuro en el King’s College Hospital de Londres, con el respaldo de los principales obstetras del Reino Unido.

“Estamos muy abiertos a la inversión de israelíes u otras personas que desean apoyar a los bebés sanos que vienen a este mundo. También esperamos que Lioness tenga un efecto de mercado de bola de nieve una vez que se apruebe”, dijo el Dr. Shashar.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo