avatar_default

Enlace Judío México e Israel – Más de 10,000 manifestantes se reunieron el sábado por la noche frente a la residencia oficial del primer ministro Benjamín Netanyahu en Jerusalén, y otros miles se concentraron en 300 cruces y puentes de todo el país para protestar contra el gobierno por cuarta semana consecutiva.

La policía de Jerusalén intentó poner fin a la manifestación poco después de la medianoche emitiendo un anuncio por altavoces. La policía comenzó a evacuar a los manifestantes de la zona alrededor de la residencia alrededor de media hora después.

Los llamados para abandonar la zona de protesta después de la medianoche a menudo precedían a enfrentamientos más graves entre los manifestantes y la policía en manifestaciones anteriores. Antes de que comenzara la protesta, algunos temían que se produjeran actos de violencia, pero la manifestación terminó rápidamente con tres arrestos.

Las protestas que exigen la renuncia de Netanyahu por delitos de corrupción han ido en aumento con denuncias de mala conducta policial, y de violentas agresiones contra manifestantes por activistas de extrema derecha.

“El próximo asesinato político está escrito en la pared”, dijo una manifestante a Haaretz, en referencia a una entrevista con el asesino de un activista de izquierda, en 1983: “Todos escuchamos a Yona Avrushmi llamándonos ‘gérmenes’ ayer, ese es el mensaje que Netanyahu señaló, y hay quienes pueden tener ideas. … Es sólo cuestión de tiempo hasta que un manifestante salga herido”.

Avrushmi lanzó una granada de mano en una manifestación de izquierda, matando a Emil Grunzweig e hiriendo a otros nueve – entre ellos el exministro del Partido Laborista Avraham Burg y el ministro del Likud, Yuval Steinitz. Durante una entrevista al Canal 12 emitida este viernes dijo que los manifestantes son “gérmenes, no hay discusión al respecto… propagan enfermedades y deben mantenerse alejados de la sociedad”.

Llamándolos “gente malvada” y “aborrecedores de Israel”, dijo: “Yo los odio y ellos me odian”.

Avrushmi, quien actualmente radica en Tel Aviv desde su liberación en 2011, dijo que no tiene planes de “ir a Balfour” para ver las protestas contra Netanyahu, pero “algunos jóvenes van, y saben qué hacer, saben exactamente qué hacer”.

El partido Likud de Netanyahu denominó las protestas “disturbios de izquierda” y acusó al Canal 12 de “hacer todo lo posible para alentar las manifestaciones de extrema izquierda” después de emitir una entrevista con Benny Gantz.

Netanyahu dijo esta semana que las protestas en curso “se están organizando en torres de hoteles de lujo” y son dirigidas por “anarquistas”. El primer ministro alegó además que las protestas “son financiadas por fundaciones de izquierda y reciben un apoyo desproporcionado de los medios”.

Asimismo, denunció la incitación en su contra, incluyendo lo que ha dicho que son amenazas de muerte diarias contra él y su familia y acusó a los manifestantes de ser “incubadoras de coronavirus”.

Mientras tanto, Facebook eliminó esta semana tres cuentas falsas de usuarios que pretendían ser activistas de las protestas antigubernamentales y publicaron contenido de incitación contra Netanyahu.

Reproducción autorizada con la mención: © EnlaceJudíoMéxico

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo