avatar_default

Enlace Judío México e Israel.- Con ambas economías sufriendo la pandemia de coronavirus, el pacto presenta considerables oportunidades de crecimiento mediante la cooperación en varios sectores.

Muy afectados por el coronavirus, los Emiratos Árabes Unidos e Israel esperan dividendos rápidos de su acuerdo de normalización, que por primera vez le da al estado judío acceso “kosher” al rico Golfo.

Desde el petróleo hasta el turismo y las tecnologías de vanguardia, los dos países esperan beneficiarse del efecto dominó de su acuerdo, aclamado como histórico, que se firmará dentro de tres semanas, publicó The Times of Israel.

Los Emiratos Árabes Unidos, ricos en petróleo, con grandes ambiciones en el espacio y la tecnología, son el primer estado del Golfo en normalizar las relaciones con Israel, y apenas el tercer país árabe en hacerlo, después de Egipto y Jordania.

Arabia Saudita ha dicho que no seguirá los pasos de los Emiratos Árabes Unidos hasta que Israel haya firmado un acuerdo de paz con los palestinos.

Económicamente, “Israel y los Emiratos Árabes Unidos deberían beneficiarse enormemente de esta nueva relación”, dice Ellen R. Wald, investigadora principal del Centro de Energía Global del Atlantic Council.

Si bien el enfoque de Israel se centrará principalmente en la riqueza petrolera del estado del Golfo, los Emiratos Árabes Unidos invertirán fuertemente en los sectores de turismo y alta tecnología de Israel.

Dubai, que tiene la economía más diversificada de la región, vio su PIB contraerse un 3,5 por ciento en el primer trimestre, luego de dos años de crecimiento modesto, debido a la pandemia de coronavirus.

Su aerolínea Emirates, líder en la aviación de Oriente Medio, se vio obligada a reducir su tamaño y eliminar miles de puestos de trabajo.

Paseo en camello por la playa de Jumeirah en Dubai, Emiratos Arabes Unidos, en enero de 2016. (kasto80; iStock by Getty Images)

Después de años de crecimiento, la economía israelí se enfrenta a una “recesión severa”, con el PIB que caerá un 6,2 por ciento este año, según las proyecciones oficiales, mientras que el desempleo ha aumentado del 3,4% en febrero al 23,5% en mayo.

La normalización podría impulsar la recuperación.

Israel se beneficiaría enormemente si pudiera comprar petróleo de los Emiratos Árabes Unidos, y los Emiratos Árabes Unidos se beneficiarían si pudiera venderlo a un cliente hambriento“, dijo Wald.

Israel quiere atraer negocios para su industria turística, especialmente en la metrópolis mediterránea de Tel Aviv, y atraer visitantes musulmanes al Monte del Templo de Jerusalén, el sitio más sagrado del judaísmo y el tercero más sagrado para los musulmanes, quienes se refieren a él como recinto de la Mezquita Al-Aqsa.

Actualmente, la mayoría de los millones de israelíes que viajan al extranjero cada año se dirigen a Europa o Estados Unidos, pero eso ahora podría cambiar.

En la tercera ciudad más grande de Israel, Haifa, que tiene una población mixta árabe y judía, la agencia de viajes Mirage Tours ya ha comenzado a anunciar viajes a Dubai con la promesa “Pronto”.

Recibo muchas llamadas de árabes y judíos y hay muchos judíos que me piden un asiento cuando hay un primer vuelo”, dijo el propietario George Muhashim.

Israel firmó un tratado de paz con Egipto en 1979 y con Jordania en 1994, pero a algunos de los clientes de Muhashim les inquieta visitar los dos países, en los que el estado judío ha luchado, en amargas y sangrientas guerras.

Sin embargo, los Emiratos Árabes Unidos son un destino de ensueño, dice Muhashim.

Zona industrial de la bahia de Haifa, 5 de mayo de 2017 (Yaniv Nadav / Flash90)

El domingo, las noticias del Canal 12 informaron que el Ministerio de Economía había estimado que las exportaciones a los Emiratos Árabes Unidos podrían alcanzar entre $ 300 y $ 500 millones al año.

Se predijo que las inversiones de los Emiratos Árabes Unidos en Israel ascenderían a 350 millones de dólares al año.

Los sectores que se espera que más se beneficien son las industrias cibernéticas, los equipos médicos, la tecnología financiera y las comunicaciones, según el informe.

Los emiratíes admiran la ventaja competitiva israelí y el conocimiento en los sectores cibernético y de alta tecnología, y quieren absolutamente tener acceso a dicho conocimiento, como un liderazgo muy progresista“, dijo Cinzia Bianco, investigadora en el Consejo Europeo de Relaciones Exteriores.

Durante los últimos 20 años, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel ha ayudado a “más de 500 empresas israelíes que querían hacer negocios con empresas en los estados del Golfo, lo que resultó en acuerdos por valor de millones de dólares“, dijo un funcionario en Jerusalén, bajo condición de anonimato.

Legislador de Union Sionista Erel Margalit. (Flash 90)

Antes del anuncio del jueves pasado, los negocios se hacían discretamente, según Erel Margalit, director de la empresa de inversión israelí JVP, que se especializa en innovación y ciberseguridad.

Pero ahora todo es ‘kosher’ … tendremos una relación más directa y las cosas se moverán más rápido“, dijo a la AFP.

Los israelíes se reunían ocasionalmente con emiratíes en ferias internacionales o utilizaban empleados con pasaportes no israelíes para viajar allí, pero los productos no podían identificarse como “Made in Israel”.

La pequeña empresa israelí Bo & Bo Ltd. había estado tratando de distribuir su equipo de fisioterapia avanzado durante dos años en los Emiratos Árabes Unidos a través de terceros.

Fue un gran dolor de cabeza, ya que había que fabricarlo en otro país“, dijo a la AFP el cofundador Gadi Nir.

Desde el anuncio de normalización de la semana pasada, las cosas se han acelerado, y Bo & Bo ha negociado un primer contrato en los EAU para distribuir sus productos “Made in Israel” allí, durante los próximos tres años.

Pero con la pandemia de coronavirus aún en auge y los vuelos directos entre Tel Aviv y Dubai o Abu Dhabi aún no se han hecho realidad, la ceremonia de firma del contrato tendrá lugar en Zoom.

Reproducción autorizada con la mención: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo